Educación

5 COMPORTAMIENTOS IRREALES QUE, SIN QUERER, ESTÁS PONIENDO EN TUS PERSONAJES – Escuela de Escritores Mnemósine

En este tiempo que he ayudado a otras personas
con sus manuscritos, me he encontrado con todo tipo de errores o falencias en
el desarrollo de sus obras o en la caracterización de sus personajes.

Todos cometemos errores, eso es verdad y más cuando estamos empezando. Por eso, hoy vengo a contarte sobre algunos de los problemas más comunes que he detectado relacionados con la caracterización y el comportamiento de los personajes. Algunos de ellos los puedes solucionar fácilmente y otros los deberías evitar a toda costa. Lo importante es conocerlos para así poderlos solucionar a tiempo ya que de no hacerlo pueden terminar afectando tu trama, la credibilidad de tu personaje o la conexión con el lector.

Problemas comunes en
la caracterización de tus personajes

1- Castidad
inexplicable

¿Cómo es posible que un personaje sobrenatural
que ha vivido más de 100 años no haya dado un solo beso en su vida antes de
conocer a la protagonista? Es muy fácil encontrar este tipo de características
en los romances, pero muchas veces estas características van más allá de solo
este género.

Hay muchos escritores que son conservadores y
no quieren que sus personajes tengan ningún tipo de tentación anterior al
personaje con el que se van a involucrar en la historia. Está bien, pero es
importante no minimizar sus impulsos biológicos. Si no quieres que tus
personajes tengan sexo, entonces no los dejes solos en una misma habitación o
da una razón creíble a por qué se resisten a hacerlo.

El otro lado de la moneda son aquellos
personajes con libidos tan fuertes que terminan en escenas sexuales poco
realistas.

2- Anomalía cultural

A veces los escritores queremos que nuestros
personajes sobresalgan al resto de las personas que los rodean. Una forma muy
fácil de hacerlo es desarrollando la historia en una cultura que consideras
inferior de alguna manera —especialmente por razones morales— y luego mostrar al protagonista como la oveja negra de la sociedad.

En el peor de los casos, las anomalías culturales
terminan sirviendo para expresar racismo, así se trate de un mundo ficticio o
una cultura ficticia.

Si lo que quieres es que tu personaje tenga
valores diferentes de quienes le rodean, entonces da una explicación para eso.
La mejor opción que tienes es darle experiencias diferentes a los demás: dale
un mentor disidente, un pasado inusual o un momento en su vida que le hizo
cambiar su forma de ver el mundo.

3- Las dificultades no lo afectan

Trasfondos en los que los personajes han tenido
que superar dificultades pasadas son atractivos y realistas. El problema está
cuando este tipo de situaciones pasan por encima del personaje y no lo afectan
o cambian en nada. Normalmente una situación traumática tiene efectos negativos
en la personalidad.

Los personajes pueden superar sus tragedias
pasadas, claro está, pero el lector debe verlo enfrentándose a sus demonios. Si
no lo haces, estás demeritando el daño que causa un evento traumático.

4- Aprende más rápido
que cualquiera

Es verdad que quieres que tu personaje crezca a
lo largo de la historia. Que pase de ser alguien débil a alguien que pueda
superar las adversidades y enfrentarse al villano de turno. Para eso requieres
darle un largo tiempo de preparación que incluso pueden volverse años. ¿Pero
qué pasa cuando tu historia se desarrolla solo en unos cuantos días? Necesitas
crear una explicación razonable, porque la gente real no crece ni se desarrolla
tan rápido.

Aunque es ciencia ficción, en Matrix tienes un
buen ejemplo de este desarrollo. Podrías echarle un ojo y adaptarlo a tu obra.
Otra opción que tienes es mostrar esa debilidad particular que hace que tu
personaje no pueda avanzar en su aprendizaje y luego crear una escena en la que
le enseñes cómo superarla.

5- Ignorancia ilógica

Es verdad que explicar nuestro mundo,
especialmente cuando es totalmente creado por nosotros, es un poco difícil.
Tener un protagonista ignorante le permite al escritor explicarlo todo a través
de él. Pero, a menos que este protagonista haya sido recién importado desde
otra dimensión, debería saber al menos, las reglas básicas del mundo en el que
ha vivido toda su vida.

Una alternativa para este problema es que tu
personaje tenga mal algunos conceptos o crea en falsos rumores y su mentor
tenga que enseñárselos o los deba aprender a las malas, cometiendo errores.

Para finalizar, la mejor manera de evitar estos
comportamientos irreales es investigar cómo la gente reacciona en situaciones
similares. Si una persona que estuvo toda su adolescencia encerrada en el ático
tiene ciertos problemas, pues tu personaje que vivió siempre en una torre
también los tendrá. Entre más se diferencie su comportamiento al de una persona
normal, entonces más tendrás que enfocarte en explicarlo.

Cuéntanos qué opinas sobre el artículo
en los comentarios y si nos faltó algo, ayúdanos a completarlo. ¡Nos encanta
leer tus anécdotas!

Esperamos que este texto te sirva para que no cometas esos errores en tus obras. Si te sirvió la información, alegra nuestro día con un ‘like’. No olvides seguirnos en redes sociales para tener más consejos de escritura y ayudas para escritores. Estamos como escritoresmnemosine.

En Facebook puedes reírte un rato con
nuestros memes, en Instagram hablarnos de tu obra y unirte a nuestros retos
diarios y en Youtube disfrutar de los videos que hemos hecho especialmente para
ti.

Si te gustó lo que leíste compártelo con tus amigos:

This content was originally published here.