Nuevo León

Argentina inicia conteo de votos en segunda vuelta presidencial entre Massa y Milei

El balotaje podría marcar un cambio de ciclo político si el hartazgo social por una inflación descontrolada y por una pobreza que afecta a más de 40 por ciento de la población. El balotaje podría marcar un cambio de ciclo político si el hartazgo social por una inflación descontrolada y por una pobreza que afecta a más de 40 por ciento de la población.
Por Débora Rey y Almudena Calatrava BUENOS AIRES (AP) — Los centros de votación cerraron el domingo en Argentina y de inmediato comenzó el conteo preliminar del balotaje presidencial entre el candidato oficialista Sergio Massa y el economista de ultraderecha Javier Milei . Massa, de la Unión por la Patria y a su vez Ministro de Economía, y Milei, líder de La Libertad Avanza, se enfrentan en unos comicios que son clave y en los que se decide la continuación del peronismo, el movimiento político que ha gobernado mayoritariamente Argentina en las últimas dos décadas, o un viraje hacia la derecha que podría representar un ajuste drástico de la estructura económica del país. Más de 35 millones de argentinos fueron convocados a votar en el balotaje que podría marcar un cambio de ciclo político si el hartazgo social por una inflación descontrolada y por una pobreza que afecta a más de 40 por ciento de la población inclina los votos hacia Milei o, por el contrario, el temor que irradia su figura favorece la continuidad del peronismo en el poder. Esta fuerza política, en su variante kirchnerista de centroizquierda, ha gobernado en las últimas dos décadas con excepción de un período conservador de 2015-2019. Los comicios tienen como trasfondo un profundo malestar social por una inflación de 142.7 por ciento interanual que empeoró los niveles de pobreza, el flagelo de la inseguridad y la sistémica corrupción política. Ese escenario ha generado en gran parte de la población sentimientos de rechazo y desmotivación por la política. Massa, de 51 años, votó en el municipio bonaerense de Tigre, adonde llegó rodeado de seguidores que lo vitorearon. Luego afirmó a los periodistas que en Argentina comienza “una nueva etapa que requiere del diálogo y los consensos necesarios para que nuestra patria recorra un camino mucho más virtuoso en el futuro”. También apuntó que los comicios se estaban desarrollando “con absoluta normalidad y es importante después de cada cosa que se planteó”, en referencia a los dichos de Milei, quien alertó días atrás sobre el riesgo de un fraude sin presentar pruebas que lo sustenten. Milei, de 53 años, también llegó al lugar adonde tenía que depositar su sufragio en medio de una multitud. “Libertad, libertad” y “la casta tiene miedo” gritaban sus seguidores en referencia a la clase política tradicional a la que el libertario acusa de ser unos “parásitos” llenos de privilegios. “Hemos hecho todo el esfuerzo que podíamos hacer. Ahora que hablen las urnas; esperamos que para mañana haya más esperanza y no tanta continuidad de decadencia”, señaló Milei, quien cuestionó “la campaña del miedo y sucia” de su rival. En tanto, el Presidente Alberto Fernández, quien desistió de buscar la reelección en gran parte por su mala imagen en las encuestas, depositó su sufragio en las instalaciones de una universidad de Buenos Aires. “Confío en que todo se haga en orden y en paz y que transcurra como siempre han transcurrido los días importantes, en tranquilidad… Deseo lo mejor para Argentina, que siga viviendo en democracia”, dijo el mandatario. El expresidente Mauricio Macri (2015-2019), de perfil conservador y quien es aliado de Milei en estos comicios, expresó su confianza de que se produzca un cambio político. Macri afirmó que la situación económica del país es “realmente desastrosa” y es “lógico que estemos preocupados”. Con encuestas que muestran prácticamente un empate entre ambos candidatos, los analistas señalan como decisivo el voto de aquellos ciudadanos que no optaron por ninguno de los dos postulantes en la primera vuelta del 22 de octubre y tienen reparos sobre ambos. “Ni el uno ni el otro me interesan, pero bueno, hay que optar por algo, esa es la realidad, no hay otra”, dijo a The Associated Press Beatriz Giménez, de 90 años, quien acudió muy temprano a votar en un centro electoral de la capital. Si en este contexto los electores argentinos apuestan por Milei, quien carece de experiencia en la gestión pública, el país sudamericano iniciaría nuevo un ciclo político en manos de un ultraliberal que ha prometido un drástico recorte del gasto público, la dolarización de la economía y la alineación con Estados Unidos e Israel. Milei ha realizado además polémicas propuestas como convocar a un plebiscito popular para derogar la ley que legalizó el aborto, la desregulación del mercado legal de armas y la aplicación de aranceles a la salud y la educación pública, entre otras. “Acá hay que parar la pelota y cambiar algo”, expresó Norberto Estévez, un jubilado de 79 años que votó por Milei. “Que se acabe el kirchnerismo de una buena vez”. Ariel Franco, un ayudante de cocina de 44 años que vive en situación de calle porque su sueldo no le alcanza para la renta, coincidió que el país “necesita un cambio rotundo” y que quiere probar con un gobierno de ideología “liberal”. “Así no vamos a ningún lado, estamos cada vez peor”, opinó. “No hay que tenerle miedo al cambio. Toda la sociedad que estamos ahora no vivió nunca con un partido liberal. No sabemos lo que es el liberalismo. Estaría bueno probar”. En cambio, un triunfo de Massa —un moderado al que se lo elogia por su sagacidad política pero de resultados poco alentadores al frente del Ministerio de Economía—, supondría la continuación en el poder del peronismo y el mantenimiento de políticas intervencionistas, así como los vínculos comerciales con socios tradicionalmente izquierdistas como Brasil y China. “Si bien la situación no está bien, como sabemos por temas de economía y otras cuestiones, me parece que saltar al vacío no es una opción viable”, dijo Paula Fernández, de 38 años, quien trabaja en una agencia de publicidad y votó por Massa. “La democracia es lo que tenemos, es el sistema que mejor funciona pese a sus defectos”. Daniel Copiani, un jubilado de 61 años, también dio su apoyo al candidato oficialista porque “tenemos que defender nuestra moneda, no podemos tener un candidato que quiere otra moneda”, argumentó en referencia a la propuesta de dolarización de Milei. “Cualquier cosa que ocurra en esta elección va a ser increíble”, vaticinó el politólogo Lucas Romero, director de Synopsis Consultores. “Va a ser increíble que Massa gane en este contexto económico y que gane un candidato como Milei frente a un candidato tan profesional como Massa”. Los votantes de la coalición opositora de centroderecha Juntos por el Cambio, cuya candidata en la primera vuelta Patricia Bullrich quedó fuera del balotaje, constituyen un segmento de peso para definir el resultado del balotaje. Si bien Bullrich -cercana al exmandatario Macri- ha expresado su apoyo a Milei para la segunda vuelta, no todos los votantes de Juntos por el Cambio parecen dispuestos a seguirla por el resquemor que genera la personalidad iracunda del libertario y algunas de sus propuestas más polémicas. Pese a que en los días previos a la elección, el espacio de Milei se presentó ante la justicia electoral —que tiene a su cargo la organización de la votación— para reclamar que se extremen los cuidados a fin de evitar un posible fraude, las autoridades electorales dijeron que la jornada transcurría con normalidad. “Hasta ahora no tenemos ninguna presentación (denuncia)”, manifestó la jueza federal con competencia electoral, María Servini de Cubría al canal de cable Todo Noticias. La justicia electoral, a cargo del operativo de votación, adelantó que los resultados oficiales comenzarán a difundirse a partir de las 21:00 hora local (00:00 GMT).

This content was originally published here.

EL 2 DE JUNIO DEL 2024 VOTA PARA MANTENER

TU LIBERTAD, LA DEMOCRACIA Y EL RESPETO A LA CONSTITUCIÓN.

VOTA POR XÓCHITL 

 

Ciudadano por México

Comentarios

Haz clic aquí para publicar un comentario