Ciudades del futuro Tecnología e innovación

¿Black Mirror inspira a Microsoft? Desarrollan inteligencia artificial que imita a personas fallecidas – SanDiegoRed.com

El título de la serie Black Mirror(“espejo negro” u “oscuro”) no podría ser más perfecto. La obsesión de la era digital con las pantallas y la tecnología no ha decepcionado a quienes se han imaginado las más perturbadoras, pero precisas, formas de uso que le estamos dando a los avances científicos. Una de las más recientes, que literalmente vimos en el show de Netflix, es un programa de inteligencia artificial programado para aprender y simular la identidad de una persona fallecida a través de una chat.

De acuerdo con The independent, Microsoft ha presentado papeles para patentar un programa de inteligencia artificial que busca crear bots de conversación basados en personas específicas. Esto quiere decir que la computadora usaría información personal para simular su identidad y así permitir a personas “preservar” contacto con sus seres queridos que han fallecido.

Esto es exactamente lo que sucede en el primer episodio de la segunda temporada de Black Mirror, protagonizada por Hayley Atwell y Domhnall Gleeson. En él, Martha pierde a su novio en un accidente y decide subir su información personal a una plataforma que comienza a hablarle a través de un chat. No les arruinaremos el final en caso de que no lo hayan visto, pero sobra decir que las cosas empeoran.

Puede sonar muy nombre la intención de Microsoft, de ofrecer una forma de contacto con una “versión” de una persona real, pero eso no le quita lo perturbador. La información asegura que el programa usa datos como voz, publicaciones en redes sociales, mensajes de texto y hasta imágenes para recrear avatares de la persona en cuestión

Y no sólo se trata de individuos fallecidos, sino que podría usarse también para crear bots de personajes ficticios, figuras históricas, celebridades e incluso para gente que quiera, voluntariamente, guardar su propia información para dejarle la posibilidad a sus seres queridos de tener un bot en caso de una muerte inesperada.

El episodio de Black Mirror no es la única obra de ficción que propone la idea de utilizar información de individuos para crear una simulación luego de su muerte. La serie Upload, de Prime Video, trata sobre un joven que es subido a una costosa plataforma de realidad virtual paradisíaca luego de un accidente. La serie Devs, del aclamado director Alex Garland, también toca temas como lo ético y funcional de existir dentro de una simulación, así como nuestra incapacidad para distinguir lo real de lo virtual hacia sus episodios finales.

Esto trae a colación muchas preguntas y debates sobre la privacidad y el proceso de duelo. ¿Es ético usar la información de una persona muerta para crear hologramas o bots? ¿Qué consecuencias psicológicas podría tener para una persona el usar este programa para sujetarse a una persona que, en la vida real, ha muerto? Esas son sólo algunas de las que podríamos comenzar a plantearnos y que seguro Microsoft tendrá que responder.

Black Mirror no tiene planes, de momento, para una nueva temporada, pero todos sus distópicos y perturbadores episodios están disponibles en Netflix. El creador de ese show, Charlie Brooker, lanzó este año un especial de comedia Death to 2020, en respuesta a los eventos del año pasado y también lo encuentran en esa plataforma.

This content was originally published here.