Tlaxcala

CLOSE UP ¬ Manuel Velasco personifica la idea de un partido-parásito: el PVEM

El abuelo del Senador Manuel Velasco era un gran amigo del Presidente Andrés Manuel López Obrador, lazo familiar que el Partido Verde ha explotado para, como siempre, estar del lado ganador más allá de ideologías. Ciudad de México, 17 de febrero (SinEmbargo).– Al igual que abrazó a los aspirantes priistas Enrique Peña Nieto en 2012 y a José Antonio Meade en 2018, el camaleónico Manuel Velasco Coello esta vez estuvo hombro a hombro, intercambiando comentarios oído a oído, con la candidata presidencial de izquierda Claudia Sheinbaum durante su entrega de constancia del Partido Verde , un partido más identificado por violar impunemente la Ley Electoral que por su visión ambiental. “El Güero”, arrogante para algunos, es reconocido por sus compañeros de partido como Arturo Escobar por su habilidad para relacionarse con figuras de diversas fuerzas políticas. Precisamente por esas redes políticas y familiares, gobierne la derecha o la izquierda, el exgobernador de Chiapas siempre está bien posicionado. “Ahora el Senador Manuel Velasco es el líder moral del Partido Verde. Después de que se retiraron de la política los dos fundadores, Emilio González papá e hijo, todo el peso del partido recayó en dos personajes: Arturo Escobar y Manuel Velasco. Por la vinculación que ha tenido Velasco con el obradorismo y que el partido siempre está buscando estar del lado de los ganadores, lo natural ha sido dejarle a Manuel Velasco un liderazgo y que explote un vínculo que él tiene de manera personal con el obradorismo que le viene de su abuelo”, dijo Paula Sofía Vásquez, coautora del libro La mafia Verde (Ariel, 2023). Con Morena en el poder, su árbol genealógico le favoreció: su abuelo, el médico Manuel Velasco Suárez, era amigo del Presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien el Senador conoció desde la adolescencia. En estas históricas elecciones, es integrante de la campaña de la candidata puntera en las encuestas e incluso quedó en el penúltimo lugar en el proceso interno de selección. —Senador, ¿cómo le va en su papel dentro de la campaña de la Doctora? —se le preguntó esta semana al término del evento en el que el partido satélite abrazó a la morenista con un unísono “Claudia, amiga, el Verde está contigo”. —Muy contentos, hoy fue un día importante porque tomó protesta como candidata del Partido Verde, recibió ya también su constancia como candidata del Partido Verde y desde que se formó el partido es la primera vez que tenemos a una mujer candidata, una mujer ambientalista, una mujer que siempre ha causado por las causas ambientales y así lo avala su trayectoria tanto de académica como de su vida pública. Al día siguiente, el martes 13 de febrero, Velasco Coello participó en un evento de Víctor González Torres, “Dr. Simi”, hermano del fundador del Verde, Jorge González Torres. Abrazó y saludó al “Dr. Simi”, quien a sus 76 años permaneció en silla de ruedas durante el evento. Lejos quedó aquel empresario farmacéutico que en 2006 quiso ser Presidente por vía independiente y financió spots contra el candidato Andrés Manuel López Obrador. El poder ahora lo tiene su hijo, Víctor González Torres, quien comentó que Velasco le cae muy bien. “El Dr. Simi no tiene partido, aquí simplemente hacemos una alianza con el Partido Verde Ecologista, donde ellos levantan la mano e invitamos a todos los partidos a que se unan a esta iniciativa de ley que busca la inclusión laboral de la gente con discapacidad en nuestro país. Nos caemos muy bien, pero no hay un trabajo en conjunto con la fundación”, aseguró el director ejecutivo de las farmacias Similares. “¿CUÁNTA LANA QUIERES?” El “Güero” hizo campaña rumbo a la gubernatura de su natal Chiapas a la par del candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto. En julio de 2012, ambos ganaron en las urnas. Igual que su padre y su abuelo, Manuel Velasco fue Gobernador de Chiapas (2013-2018). A su toma de protesta acudieron a arroparlo personajes como la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, Emilio Gamboa, Roberto Palazuelos y Jorge Emilio González “El Niño Verde”, a quien esta semana se le vio en una reunión privada con el dirigente de Morena, Mario Delgado, para acordar la repartición de diputaciones. Llamándolos amigos, Velasco agradeció la presencia de los entonces gobernadores Javier Duarte, César Duarte, Eruviel Ávila, Roberto Borge, Rafael Moreno Valle, Miguel Barbosa, Miguel Ángel Mancera y Aristóteles Sandoval, que años después fueron procesados, asesinados o murieron. Asimismo, agradeció la presencia y “consejos” de Dante Delgado, dirigente de Movimiento Ciudadano. En sus primeros meses de gobierno local se le comparó con Peña Nieto. Soñaba entonces llegar a ser candidato presidencial de 2018 con el mismo modus operandi , es decir, casándose con una celebridad de Televisa, como lo hizo con la cantante Anahí Puente en 2015. Para su primer informe de Gobierno a finales de 2013, difundió su imagen en anuncios con el slogan “Cambio” que circularon no solo en Chiapas, sino en la CDMX, el Estado de México, Puebla, Tlaxcala y otras entidades del centro del país, a pesar de que la Ley expresamente lo prohíbe. Acción Nacional calculó el derroche en 110 millones de pesos. Pero solo quedó en un sueño. Manuel Velasco gobernó alejado de los chiapanecos. En su informe de Gobierno de 2015 cacheteó a un colaborador y, ante la presión mediática, ofreció disculpas días después. Pese a la “cruzada nacional contra el hambre”, siete de cada diez siguió en situación de pobreza (Coneval, 2018) y dejó una crisis de inseguridad apunto de explotar, como actualmente se registra por el enfrentamiento entre cárteles del narcotráfico que se disputan el territorio. “Manuel Velasco no tiene escándalos (como ‘el Niño Verde’), pero trae por lo menos dos casos de corrupción en el tiempo en el que fue Gobernador que no se explicaron, que quedaron impunes, que están muy bien documentados y que se le perdonaron durante este sexenio: una pequeña Estafa Maestra, empresas fantasma, millones de pesos desviados, inexplicables transferencias de fondos públicos, que fueron detectados por la Auditoría Superior de la Federación y que luego fueron perdonados. Y, por el otro lado, esta extraña relación con el obradorismo: es corcholata, pero al mismo tiempo amenaza con que no saben si seguirán con la alianza (y con ello quitarle mayoría a Morena)”, dijo la coautora de La mafia Verde , Paula Sofía Vásquez. Una anécdota que lo refleja como arrogante y simplón, la contó el extitular de la Fepade, Santiago Nieto, en su libro Sin filias ni fobias (Grijalbo, 2019). Tras esperarlo durante 40 minutos –mientras se escuchaba una televisión transmitiendo el programa de Televisa La familia Peluche–, pudo reunirse con el Gobernador en la casa de Gobierno de Chiapas en Tuxtla Gutiérrez, una casa llena de fotografías de Velasco rodeado de indígenas. El Gobernador Manuel Velasco entró acompañado de uno de los líderes principales del Partido Verde, Arturo Escobar, investigado por la Fepade por presuntos delitos electorales ese 2015, en que el partido usó influencers y tarjetas premium durante la veda electoral. —¿Sabes que tu jefa es mi amiga? —le preguntó Velasco a Nieto respecto a la Procuradora Arely Gómez, en cuyo periodo se escapó “El Chapo” Guzmán. —Sí, Gobernador. —¿Y sabes que es mi tía? —Sí, Gobernador. —¿Qué quieres?—soltó de manera altanera según narró Nieto. Pocos minutos después de que el titular de la Fepade le intentó explicar que buscaban coadyuvar para la prevención de delitos electorales durante aquellas elecciones de 2015, el mandatario cuestionó de manera cortante: — bien, ¿cuánta lana quieres? –Lo que quiero pedirle, Gobernador, es que instruya a sus secretarios para que podamos organizar el proyecto de blindaje electoral y tener una reunión con el grupo de coordinación. Velasco, según recuerda Nieto, endureció el rostro, se le enrojecieron las mejillas y puso su mejor cara de decepción. La reunión había finalizado y le regaló una marimba de juguete. Con base en ese encuentro, el ahora candidato a Senador por Morena lo califica como ruin y ordinario. Recientemente volvieron a verse las caras durante el registro de la candidatura de Sheinbaum en el Partido del Trabajo. En contraste, para Arturo Escobar –con quien estaba en aquella reunión de 2015– es uno de los políticos “con mayor talento para construir acuerdos, para poder hablar con todas las fuerzas políticas”, como dijo en entrevista tras firmar la constancia del Verde a la candidata Claudia Sheinbaum. En efecto, desde el pleno del Senado, Velasco ha apoyado al expriista Miguel Ángel Osorio Chong, al Senador y dirigente de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, y al Senador perredista Miguel Ángel Mancera. “EL SENADOR REBELDE” El chiapaneco Manuel Velasco es el único político que ha logrado ser Gobernador y Senador al mismo tiempo, aunque esté prohibido ostentar dos cargos públicos. Dado que tenía mayoría en el Congreso estatal, “la solución fue tan simple como burda, y al estilo de la película La Ley de Herodes , el ‘pinche Velasco’ cambió la constitución chiapaneca”, cuentan Tito Onofre y Paula Sofía Vásquez, autores del libro La mafia Verde . En 2018, ya cambiada la ley a su conveniencia, renunció a la gubernatura antes de tiempo, tomó posesión como Senador plurinominal por el Verde e inmediatamente pidió licencia para volver en calidad de Gobernador interino a concluir los meses faltantes. El dirigente de Morena, Mario Delgado, lo califica como “el Senador rebelde”. Pero en ese momento tuvo que ceder para no manchar a sus nuevos aliados, la 4T, y dejó hasta 2019 como Senador a su suplente, Eduardo Enrique Murat, familiar del exgobernador de Oaxaca. Aún así, Velasco manchó al movimiento. Su fiel colaborador, David León, fue captado en video entregando millón y medio de pesos en un sobre amarillo a Pío López Obrador para “apoyar” el proyecto. El video fue dado a conocer por Latinus en 2020 y en 2022 la Fepade absolvió a los grabados de haber cometido delito electoral alguno. León fue desterrado del obradorismo y Velasco, en cambio, siguió del brazo de la 4T y este lunes se ofreció como “soldado” para la campaña de Sheinbaum. “En este país puede más a quién conoces y desde cuándo los conoces que tu afiliación política”, explicó Vásquez. “El partido Verde se ha vendido como una muy buena marca. El actuar del partido Verde en lugar de ser sancionado se ha expandido: ¿qué pasa si violas la ley electoral? Nada, te quitan dinero que ni siquiera es tuyo y ya”. En 2024, como lo estuvo en 2012 y 2018, “El Güero”, el amigo de todos, está a la derecha del poder.

This content was originally published here.

EL 2 DE JUNIO DEL 2024 VOTA PARA MANTENER

TU LIBERTAD, LA DEMOCRACIA Y EL RESPETO A LA CONSTITUCIÓN.

VOTA POR XÓCHITL