Educación

Curso intensivo para ser diputados estilo Tamaulipas…

Rosa Elena González

Se ofertan cursos intensivos para ser Diputado, la instrucción puede ser de tiempo indefinido, pero con tres meses se garantiza que cualquier persona sin escrúpulos puede estar listo para el desempeño legislativo, aunque igual puede ser que tarden más de dos años en aprender como algunos legisladores actuales que se reeligieron y son burros hasta para hacer torpezas. 

Si no aprende con el curso, no se preocupe, igual puede, con dinero del pueblo, contratar asesores o en el mismo Congreso se los prestan. 

Así qué, si quiere ser Diputado región Tamaulipas. Pues seguro en dos días aprende porque se tendría a los instructores mejor evaluados para ese curso, serán las y los diputados de la 65 legislatura de Tamaulipas, hombres y mujeres que ya mostraron su gran capacidad para ciertos asuntos e intereses como la mediocridad, el circo, o la locura, según se requiera.   

La enseñanza puede ser presencial o por internet, igual los maestros de los malos oficios, de la 65 legislatura, se esmeran en mostrar cómo ser miserables, que parece es regla para un legislador. 

Requisitos.-no tener idea de que es una agenda legislativa, menos compromiso social. Solo se necesita ser irresponsables, rijosos, oportunistas, carentes de oficio político, tener actitudes de pandilleros y obsesión por culpar a otros de sus malas acciones. 

Insisto, con dos días bastaría, pero se ofrece de un año a tres para que el interesado agarre confianza y se sienta puede estar listo, bien instruido ya que en ese periodo podrá saber lo que se hace en el Congreso local, el más amplio ya comenzó con la legislatura, era un diplomado pero como se desempeña la legislatura los inscritos pueden terminar con doctorado en circo, maroma y teatro, también en malas prácticas legislativas.  

Las materias de tronco común que se ofrecía para ser impartidas por los inquilinos del Congreso del Estado, también llamado casa del pueblo aunque realmente hoy su mote más adoc sería manicomio o circo, como quiera usted llamarle, pues igual hay locos que payasos en ese espacio, serán las siguientes: Ignorancia, Cómo diseñar propuestas ya aprobadas por otras legislaturas aunque se note el refrito, Desconocimiento de las leyes emanadas de la Constitución, (obligatorio) un curso de Traición, además de los de Desinterés, Corrupción, Altanería, Cinismo, Insensatez, Bajas pasiones, Violencia y torpezas.  

Esas materias son de tronco común y, reiteramos, cualquiera de los diputados las puede impartir, todos se las saben y practican muy bien, aunque unos se esmeran más que otros al grado de que parece tienen maestría en esas artes y serán los más peleados.  

Ya entrados en la materia y aprendidas las asignaturas de tronco común, se continuará con: “Olvido de promesas de campaña”, igual todos están aptos para impartirla ya que enfundados en la investidura los legisladores, como si fuera manda, ley o doctrina, se olvidan como llegaron y del apoyo que el pueblo les brindo.  

Pues ya está visto que los legisladores apenas llegan al poder se olvidan a quien en realidad se deben, al pueblo,  sienten que no les merece ni el aire que respiran y hasta les incomoda el suelo que pisan, sienten que nadie está a su altura. De legislar por el bien de sus representados mejor ni hablamos. 

Pero si aplican también en sus asignaturas “Defensa de los intereses del partido, grupos o personajes y cobrar por ello”. 

Otra materia es.-Violencia generalizada y atentar en contra de sus representados, además de Cobro por cambio de color, o venta al mejor postor.  

Obviamente los legisladores de la 65 legislatura negarán que son maestros en esas enseñanzas, pero las evidencias los delatan, son una verdadera vergüenza , es lamentable que los tamaulipecos tengamos que aguantar y pagar a personajes sin ética, respeto, compromiso, voluntad para legislar por el bien de los ciudadanos.  

En fin, la situación es que los diputados de la 65 legislatura se esmeran en dar malos ejemplos a las nuevas generaciones, a los jóvenes políticos, se aplican y bastante, de hecho es lo único que hacen bien, en enseñar cómo ser un mal legislador. 

A los enfundados en legisladores que actualmente deshonran el Congreso Local l@s tenemos que sufrir por lo menos dos años más, pero los ciudadanos debemos tener mucho cuidado para que no se repita, no sea que lleguen discípulos de los actuales legisladores ya con el curso de cómo ser diputado estilo Tamaulipas y resulten igual o peores.

El cargo Curso intensivo para ser diputados estilo Tamaulipas…  apareció primero en La Expresión – Periódico Digital.

This content was originally published here.