Política y gobierno

Dady Brieva habló tras su polémica frase sobre Venezuela: «Por lo menos movimos el avispero» – Clarín

Este jueves, Dady Brieva arrancó Volver mejores, su programa en El destape (FM 107,3) con Orinoco, un clásico de la música venezolana. Por supuesto, no fue casualidad. Es que durante casi 24 horas sus dichos sobre Venezuela en el envío del día miércoles provocaron todo tipo de repercusiones, con opiniones de periodistas, famosos y referentes del ámbito de la política.

Todo comenzó luego de que Dady le planteara al presidente Alberto Fernández que «si vamos a ser Venezuela, seamos Venezuela ahora». En su mensaje, cargado de ironías, el cómico sugería la necesidad «regular lo que se dice», lo que fue interpretado como una amenaza a la libertad de expresión.

«Tenemos que regular esto. Sí o sí vamos a ser Venezuela, sí o sí vamos a ser populismo, así que empecemos ahora y terminemos con esta agónica espera», arengó Dady desde su programa. «Es un vigilante de barrio y un bocón», lo fulminó Luis Majul.

Se habló de Dady durante todo el día, incluso el ex candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto opinó al respecto. Pero el actor esperó una nueva emisión de Volver mejores para decir lo suyo. Y disparó. «Uno se expresa libremente porque este programa está hecho para nosotros, que pensamos de una misma manera. Hace tres meses que venimos diciendo más o menos lo mismo», comenzó diciendo.

«Cada vez que nos dicen corruptos nos quedamos como explicando que no lo somos. Será que nos quedamos cascoteados, que somos populistas, comunistas… todas palabras que inventaron ellos. Te dicen que vamos a ser como Venezuela, que vamos a ser como Venezuela… Y yo dije ‘Uh pará, si hagamos lo que hagamos vamos a ser como Venezuela, y si tratamos de conciliar pero nada nos da resultado. Entonces, como soy un buen titulero y me he ganado la vida así, dije si vamos ser Venezuela, seamos Venezuela ya y no perdamos más tiempo», explicó.

Dady Brieva conduce «Volver mejores» de lunes a viernes a las 17,00 horas en El Destape FM 107,3.

Luego agregó: «Si ya nos juzgaron, dejemos de presentar pruebas, seamos como Venezuela y a la mierda. Y me contestó (Miguel Ángel) Pichetto. ¿Se acuerdan de que yo había hablado bien de Pichetto? Que se había portado bien visitando a los compañeros a la cárcel, que tenía cierta contradicción. Se ve que el boludo no escuchó eso, escuchó esto«.

«Yo me cago de risa porque me contestan en serio, son gente que ha estado en el gobierno que debería tener cierta preparación. Me contestan en serio a mí, que soy un cómico», insistió.

Dady también bromeó sobre la repercusión que había tenido su comentario. «Soy un gran estadista ahora, no soy más Midachi, es más ya no sé qué es de la vida de esos dos», chicaneó. Y siguió diciendo: «Hace rato que no protagonizaba, me sentía ninguneado ya… Desde lo de la CONADEP que no hablaban de mí, me preguntaba qué me estaba pasando», comentó Brieva, recordando una de sus últimas y más ruidosas consideraciones del tipo político.

«Aparte, pobre Venezuela… La Venezuela del comienzo, la de (Hugo) Chávez, era una señora patria, ahora no lo es por el boicot que le hacen como a Cuba. Era una hermana patria que empezó a avispar a las demás hermanas patrias para hacer una gran familia de la patria grande. Si hoy Chávez estuviera vivo y Néstor (Kirchner) estuviera vivo y a Evo (Morales) no lo hubiesen cagado y todo eso… hoy estamos parándonos de igual a igual ante Estados Unidos, por lo menos para negociar», planteó.

«Por lo menos movimos el avispero», comentó sobre el final, orgulloso de haberse convertido en tendencia en Twitter. Y en otro tramo de su editorial trajo a cuento una serie de tuits de Marcelo Tinelli en contra del macrismo para hablar de lo que él considera un punto débil dentro de la comunicación oficial en redes:  «El ejercicio trollero (sic) de redes nosotros no lo tenemos, porque el gobierno no lo maneja, lo maneja un grupo de valientes (sic). Pero así como aparecí yo y apareció Tinelli (que no tiene nada que ver pero sirvió), estaría bueno que después hubiese aparecido un Pablo Echarri, cosa de tener concitada la atención en nuestras políticas, que también arrastran la marca… Fue una casualidad (lo de Tinelli) y después no se sumó nadie más».

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

This content was originally published here.