Bienestar Social Buenas noticias Ciudades del futuro Propuestas Salud Mental Tecnología e innovación

EdTech israelí para niños con trastorno del espectro autista

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada 160 niños tiene un trastorno del espectro autista (TEA). Si bien es una condición común, los retos para la correcta integración de este grupo en etapas críticas como la infancia, está lejos de ser una realidad.

No obstante, la aplicación de las tecnologías en el modelo de enseñanza-aprendizaje puede dar luz a esta problemática y apoyar el desarrollo cognitivo de los niños con TEA y otras condiciones especiales.

La Confederación de Autismo España define los TEA como “un trastorno de origen neurobiológico que afecta a la configuración del sistema nervioso y al funcionamiento cerebral, dando lugar a dificultades en dos áreas principalmente: la comunicación e interacción social y la flexibilidad del pensamiento y de la conducta”. Este grupo de afecciones diversas tienen ciertas consecuencias que limitan las habilidades sociales, la comunicación y procesamiento sensorial.

En el caso de los niños con espectro autista, se suele tener una disfunción sensorial, por lo queelementos comunes del aula como luces, compañeros gritando o el sonido del timbre, pueden resultar muy abrumadores y desencadenar ansiedad extrema, agresividad o llevar a la persona a auto infligirse.

Además, el alumno podría encontrar dificultades para cambiar de actividades o temas y una capacidad más limitada para planear y ejecutar distintas tareas, estudiar para exámenes, entre otras.

Su situación es aún más vulnerable cuando presentan pruebas estandarizadas que buscan cierta velocidad y nivel de aprendizaje.

Ante estos y muchos otros retos en la educación, Israel ha innovado en la aplicación de tecnologías e inteligencia artificial para niños y estudiantes en general que requieren de educación especial. De esta manera, se desarrollan modelos de aprendizaje inclusivos, tecnológicos y disruptivos, impulsando así la independencia de estos niños en etapas
posteriores.

Por ejemplo, Amplio conecta a estudiantes, educadores y administradores con tecnologías avanzadas para ayudar a los estudiantes con necesidades especiales a maximizar su potencial y mejorar los resultados. La plataforma digital de la compañía equipa a los estudiantes con intervenciones individualizadas y permite a los educadores dedicar más tiempo a la instrucción directa.

Los administradores obtienen una vista de 360 grados del progreso, los recursos, el cumplimiento y la financiación de los estudiantes, además de incluir a los padres en la planeación del proceso educativo de sus hijos.

El estudio “Excluded from school: Autistic students’ experiences of school exclusion and subsequent re-integration into school” publicado en la revista Autismo y trastornos del desarrollo del lenguaje, se explica que muchos padres y madres reconocen que sus hijos tienen dificultades para adaptarse a situaciones como el recreo o tiempo de juego ya que no
están estructurados.

Ante esto, SocialMind es una herramienta simple, conveniente y agradable que resuelve los desafíos y dificultades de los padres después de un diagnóstico de autismo. SocialMind permite a los padres aprender intervenciones basadas en evidencia, cargar videos que documentan su trabajo y recibir comentarios de retroalimentación claros, detallados y empoderadores para obtener herramientas adicionales para la educación de sus hijos.

La combinación del entrenador digital más los comentarios que reciben es fundamental.

Por otra parte, Gabi's Story es una aplicación diseñada para educar a los jóvenes con autismo y discapacidad intelectual sobre la salud sexual. La aplicación ayuda a padres y maestros a comunicarse y enseñar comportamientos sexuales adecuados, saludables y socialmente aceptables.

Los temas se basan en situaciones cotidianas y están especialmente diseñados para personas que piensan de manera atípica. También ofrece consejos didácticos y permite a los usuarios crear sus propias historias personales. Las frases son simples, claras y precisas, y el diseño es limpio y preciso para evitar distracciones.

Otra tecnología que apoya fundamentalmente a los niños con TEA es Simulars, una plataforma de formación social que utiliza la realidad virtual para exponer a los niños con trastornos del espectro autista a situaciones de la vida real de una manera divertida y atractiva.

La plataforma se combina con una aplicación de monitoreo compatible que brinda al terapeuta un control total sobre el tratamiento de acuerdo con las capacidades individuales del niño y permite realizar un seguimiento de la evolución del niño y sugerir tratamientos futuros adecuados.

La aplicación de estas tecnologías en México, un país donde la estadística es más alta que la media mundial, es clave para el desarrollo de la infancia.

En el estudio realizado en 2016 se encontró que 1% de los niños en México, alrededor de 400 mil, tienen autismo lo que hace aún más urgente la concientización y adaptación de procesos, en todos los sentidos, a esta
población.

Mejorar el conocimiento de los docentes y padres sobre los TEA con las mejores prácticas y aplicaciones tecnológicas puede sustancialmente mejorar la calidad de vida, prevenir la exclusión escolar e impulsar a los niños con autismo a alcanzar su máximo potencial.