Turismo

El efecto arrastre del verano fue el pilar de la recuperación del turismo y la hostelería en Galicia