Bienestar Social Propuestas Salud Mental

El enojo en el hogar

A veces tenemos que enfrentar pruebas y situaciones que nos hacen enojar.

En la mayoría de los casos, podemos pasar esas pruebas porque sabemos que, si nos enojamos, podemos afectar nuestro nombre o nuestro negocio, etc. Sin embargo, creemos que enojarnos en nuestra casa no nos afecta, pues nos sentimos dueños de ella, así como de nuestra esposa e, incluso, de nuestros propios hijos.

Sobre esto dicen nuestros Jajamim: “Sé muy pacífico con toda persona, pero con tu esposa mucho más”.

Cuando el hombre llega a su casa y ve que su mujer está enojada después de un día cansado con el hogar, los niños, los quehaceres, etc., debe hacer todo lo posible por entender su situación y no enojarse sólo porque ella está enojada.

“Los problemas y los pleitos son como un fósforo encendido: Si reaccionas con enojo, es como echarle una gota de gasolina, pero si te esperas un poco, sólo se apaga” (Rab Ben Tzión Bruk).

Saludos.

 

Fuente: Diariojudío.com

 

El enojo en el hogar

 

Para más noticias como ésta ve a Diariojudío.com o en redes como @Diariojudio