Turismo

El turismo vuelve a ser un gran invento

La pandemia de coronavirus y las medidas para ponerle freno hicieron mella durante los dos últimos años en la buena parte de la economía española con el sector turístico como uno de los principales damnificados. Aunque es cierto que se observó cierta tendencia al alza en los alojamientos rurales, por aquello de buscar espacios más abiertos y huir de las aglomeraciones de gente como medida de precaución de posibles contagios, los datos fueron catastróficos en el caso de los hoteles de la provincia de León.Basta recordar que durante los meses de junio, julio y agosto de 2020, estos establecimientos recibieron a un total de 94.410 viajeros, lo que supuso un descenso de 177.661 y de un 65,2 en comparación con los 272.071 registrados durante el mismo periodo de 2019. En definitiva, los hoteles leoneses perdieron durante el verano del primer año de la pandemia dos de cada tres clientes.Y los datos del pasado ejercicio ya reflejaban una importante recuperación, aunque los datos seguían por debajo de los que se registraban antes de la crisis sanitaria. Concretamente, el número de viajeros que pasaron por los alojamientos hoteleros de la provincia durante los tres últimos meses se situó en 206.489, cifra que doblaba la de 2020 pero seguía aún por debajo de los 272.071 de 2019.Cabe recordar que el de 2020 era el dato más bajo de la serie histórica de la encuesta de coyuntura hotelera del INE, que arranca concretamente en el año 1999. Mientras, el más elevado corresponde a los meses de junio, julio y agosto de 2016, cuando los hoteles leoneses recibieron a un total de 278.325 viajeros.La tendencia es similar si se analizan los datos referidos a pernoctaciones. El primer verano de la pandemia se había cerrado con 167.653, cifra que representaba una caída de 257.803 y de un 60,6 en comparación con las referidas a los meses de junio, julio y agosto de 2019, que fueron 425.456. Mientras, el pasado verano se cerró con 356.666 pernoctaciones, lo que suponía un fuerte incremento, aunque insuficiente para alcanzar los datos anteriores a la crisis sanitaria.Y eso es algo que se ha conseguido al fin este verano. El INE publicó este viernes los datos de ocupación hotelera del pasado mes de agosto. Sumados a los de junio y julio, el número de viajeros se situó en 276.421 viajeros, lo que supone un incremento de un 27 y el mejor balance de los últimos seis años. En el caso de las pernoctaciones, la tendencia es similar tras alcanzarse en los últimos tres meses las 436.468, lo que deja una subida de un 22,3.En cuanto a los datos referidos únicamente a agosto, que fueron los publicados este viernes por el INE, se observa un ligero descenso tanto en viajeros 1,6 hasta los 104.368 como en pernoctaciones 2,7 hasta 170.951.1,63 días de estancia mediaMientras, los datos reflejan una estancia media de 1,63 días entre los turistas que pernoctaron el mes pasado en los hoteles leoneses. El dato se reduce con respecto al mismo mes del pasado año 1,74 días –similar al de 2020– y vuelve a niveles anteriores a la pandemia 1,64 días.En la provincia había el mes pasado 269 alojamientos hoteleros con 5.025 habitaciones y 9.511 plazas que alcanzaron un grado de ocupación ligeramente superior al 56,8. Finalmente, el personal empleado en agosto en los alojamientos hoteleros de la provincia –en esta categoría hay hoteles, apartahoteles, moteles, hostales, pensiones, fondas y casas de huéspedes– se situaba en 985 personas.El alcalde de León, José Antonio Diez, se refirió este viernes al sector turístico y explicó que la ciudad lleva muchos meses con gran ocupación hotelera. Por ello pidió trabajar en mejorar la oferta e invitó a los agentes del sector turístico y comercial a trabajar en este sentido. Quizá sea el momento de valorar si se requiere más oferta hotelera, si queremos buscar promotores que inviertan en la ciudad, defendió antes de celebrar que la actual oferta se vaya quedando pequeña.

This content was originally published here.