Arte & entretenimiento

En crisis financiera Papalote Museo del Niño – El Comentario

Para tratar de evitar que el Papalote Museo del Niño cierre de forma definitiva debido a la crisis por la que atraviesa a consecuencia del confinamiento originado por el coronavirus, su directora, Dolores Beistegui, se reunirá mañana con el secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Alfonso Suárez del Real. 

La funcionaria tiene la esperanza de que las autoridades capitalinas contribuyan con aportaciones económicas que puedan sumarse a la campaña de donativos #SalvemosPapalote, lanzada para obtener recursos y superar así el riesgo que lo llevaría a desaparecer.

En entrevista con M2, la directora del Palote Museo del Niño indicó que el recinto “vive una situación extremadamente grave, que, de no resolverse, tendrá que cerrar sus puertas. Para evitar esta desgracia y para continuar con su funcionamiento, necesitamos 50 millones de pesos”.

A pesar de esta situación, Beistegui confía en que el Gobierno de la Ciudad buscará cómo apoyar económicamente al Papalote, pues todavía no dice su última palabra.

Recordó que el museo es una asociación civil sin fines de lucro, por lo que, para funcionar, necesita de los ingresos de taquilla, las visitas de grupos escolares y el alquiler y renta de espacios, así como de donaciones.

Campaña de donativos

El museo cerró sus puertas a partir de marzo de 2020 y permaneció sin funcionar durante seis meses. Del 17 de septiembre al 14 de diciembre reabrió con un aforo muy reducido durante 90 días, pero tuvo que cerrar nuevamente debido al incremento de contagios y de fallecimientos por covid-19. Ante esta situación no logró autogenerar grandes recursos, por lo que no tiene dinero para seguir operando.

“Como no queremos que la sociedad le diga adiós al museo, lanzamos la campaña #SalvemosPapalote y #AmoPapalote, con la intención de que la sociedad y los 22 millones de visitantes que han pasado por aquí se solidaricen y puedan hacer alguna donación”.

Dolores Beistegui indicó que “con los donativos que hasta ahora se han recibido, que suman alrededor de dos millones de pesos, podríamos subsistir hasta marzo, pero sería imposible mantenernos con vida durante este 2021, ya que se necesitamos de recursos para cubrir el mantenimiento y funcionamiento del espacio, así como los sueldos de 159 colaboradores y el pago de impuestos y las cuotas del Instituto Mexicano del Seguro Social”.

Es fundamental que el Papalote Museo del Niño, siga operando, ya que durante más de cinco lustros ha sido un referente para los museos interactivos y dedicados a la infancia en México. “Todos podemos salvar al Papalote si en conjunto decidimos hacerlo, porque esta campaña es exitosa o le decimos adiós al museo”.

Para abril, el inmueble debe contar con los 50 millones de pesos para poder seguir adelante con sus funciones.

“Haríamos un corte de caja en abril para decir que lo logramos y que podemos seguir adelante. De lo contrario tendríamos que tomar la decisión de cerrar el museo de forma definitiva”.

Las aportaciones comienzan a llegar

Dolores Beistegui refiere que han tenido una respuesta extraordinaria y muy generosa de miles de personas que se han solidarizado con el museo: “Nos han llamado y nos han hecho aportaciones. Yo confío en estas, así como en las de los grandes donadores”. Si el Papalote Museo del Niño logra reunir los 50 millones, podría sobrevivir hasta noviembre, ya que su directora calcula que serán casi 11 meses más, a fines de 2021, cuando el museo pudiera reabrir sus puertas.

This content was originally published here.