Economia y Negocios Política y gobierno Tecnología e innovación

Eventos astronómicos diciembre 2022 – National Geographic en Español

Diciembre 2022 trae los eventos astronómicos más vistosos del año. Aquí te explicamos cuándo esperarlos y cómo verlos de la mejor manera.

Mirar al cielo es mirar al pasado, explica el periodista de ciencia Alejandro I. López. Por última vez en el año, los eventos astronómicos de diciembre en 2022 nos ofrecen una oportunidad para observar la bóveda celeste en la noche. Aquí te contamos cuáles serán los más vistosos, cuándo podrás observarlos y qué hacer para disfrutarlos de la mejor manera.

Luna Fría (8 de diciembre)

A la luna llena de diciembre se le conoce como ‘Luna Fría‘, ya que los antiguos pobladores de Estados Unidos y Canadá la identificaban por aparecer en las épocas de más crudo invierno. El nombre se conservó, ya que en el Hemisferio Norte del planeta, sigue coincidiendo con las heladas más severas del año.

De la misma manera, se le conoce como la Luna de las Noches Largas, ya que «y las noches se vuelven largas y oscuras» conforme el año termina. Este año, será posible verla en todo su esplendor a eso de las 4AM en México —si las condiciones atmosféricas lo permiten, claro.

Marte en Oposición (8 de diciembre)

La Luna Fría de diciembre 2022 coincidirá con otro evento astronómico único: Marte brillará en todo su fulgor rojizo en el cielo nocturno. De hecho, según documenta la plataforma de observación astronómica SeaSky, será la noche en la que resplandecerá con más fuerza de todo el año.

Esto sucede cuando el planeta alcanza su punto de más cercanía con la Tierra. Por esta razón, su rostro quedará completamente iluminado por el Sol. El reflejo intenso de la luz solar provocará que brille a lo largo de la noche, por lo que permitirá que los aficionados de la astrofotografía consigan imágenes únicas del Planeta Rojo.

Lluvia de Gemínidas (13 y 14 de diciembre)

En diciembre 2022 llega uno de los eventos astronómicos más vistosos del año: la lluvia de Gemínidas. Históricamente, se distinguen de otras lluvias de meteoros por ser la más intensa del ciclo anual. En promedio, se podrán observar 120 meteoros surcando la bóveda celeste, en varios colores diferentes.

Visto así, es como la fiesta de fin de año que ofrecen los fragmentos de roca que el asteroide 3200 Phaethon deja a su paso. Este fenómeno, en sí mismo, hace que las Gemínidas sean únicas:

«De las lluvias de meteoritos con cuerpos progenitores conocidos estudiados por científicos de meteoritos, las Gemínidas son la única lluvia que tiene un cuerpo progenitor asteroidal; todos los demás tienen un origen cometario», explica la NASA.

Con más de 5 kilómetros de diámetro, este asteroide gigantesco genera una cantidad de escombros impresionante. Para verlos cruzar el cielo nocturno, vale la pena visitar un espacio despejado, sin contaminación lumínica que entorpezca la observación. Aunque el desfile estelar comienza el 7 de diciembre, alcanzará su punto máximo en la noche del día 13, para culiminar a la madrugada siguiente.

Solsticio de diciembre (21 de diciembre)

La palabra solsticio proviene del latín solstitium, en específico de «sol» y la raíz del verbo “sistere”, que significa detener. El término se refiere a la época en la que el Sol se encuentra en uno de los trópicos, es decir, los puntos de la eclíptica se encuentran más alejados del ecuador.

Este solsticio significa el principio del invierno: en el hemisferio norte se produce hacia el 21 de diciembre (en el momento en que el Sol pasa por el trópico de Capricornio, al sur del ecuador celeste), y en el hemisferio sur se produce el 21 de junio, cuando el Sol pasa por el trópico de Cáncer.

El solsticio de invierno es conocido como solsticio hiemal y es el día más corto y la noche más larga del año en el hemisferio boreal (en el austral, ocurre lo contrario). Asimismo se refiere al momento en que debido a la inclinación de la Tierra, el Polo Norte llega a estar hasta 23.5 grados más alejado del Sol.

Lluvia de Úrsidas (21 y 22 de diciembre)

Cada finales de diciembre, la Tierra atraviesa una región de su órbita que coincide con una nube donde se concentran los restos de polvo, hielo y rocas de 8P/Tuttle, un cometa de 4.5 kilómetros de largo que tarda 13.6 años en dar una vuelta alrededor del Sol.

La entrada en contacto de estas partículas con la atmósfera terrestre da forma a las Úrsidas, la última lluvia de estrellas del año. Y aunque no se trata de una lluvia de estrellas, condiciones hasta 12 meteoros por hora.

Aunque no se trata de una de las lluvias de estrellas más intensa del año, en cielos despejados y condiciones óptimas, en una noche despejada es posible observar un promedio de 12 meteoros por hora.

This content was originally published here.