Corrupción

Hay que esperar a que se concrete la extradición de Duarte: PAN y PRI chihuahua política gobierno – El Heraldo de Chihuahua | Noticias Locales, Policiacas, de México, Chihuahua y el Mundo

Los dirigentes estatales del PAN y PRI coincidieron en que habrá que esperar a que se concrete la extradición del ex gobernador César Duarte, para ver la forma en que se garantizará que el procese se realice apegado a derecho, y que en caso de que se le comprueben las acusaciones, pague lo que tenga que pagar.

En este sentido el presidente del CDE del PAN, Gabriel Díaz Negrete, señaló que justo como lo ha externado la gobernadora María Eugenia Campos, “ni perdón, ni olvido” para quienes le faltaron a los chihuahuenses.

“El tema está en que se respete el debido proceso jurídico, esperando que quien la hizo la pague, y esperando que se le cumpla todo lo que se le tiene que cumplir, pero que no se quede en la impunidad; así como dijo la gobernadora, que no quede ni en perdón ni en el olvido”, dijo el panista.

Señaló que es fundamental que se respete la división de poderes, y que el procese se lleve justo y como lo marca la ley, pues en el caso del ex mandatario, como en el caso de cualquier otra persona que sea señalada por algún delito, si debe algo, que lo pague.

Por su parte el dirigente estatal del PRI, Alejandro Domínguez, expresó que una vez que el ex gobernador césar Duarte, se encuentre en territorio nacional, las autoridades encargadas de realizar el proceso judicial, lo hagan respetando el debido procedimiento y conforme a derecho.

Añadió que desde el punto de vista legal, la resolución de la juez de Miami, aún es recurrible, y existe la posibilidad de implementar algún esquema de apelación y si se determina no hacerlo, podría tardar cerca de un mes para su arribo a este país.

Asimismo, destacó que el PRI es ajeno a ese asunto, mismo que le compete a las fiscalías y al propio ex gobernador.

“El Partido Revolucionario Institucional, no es parte de ese proceso y no tiene injerencia en ninguna de las resoluciones que se puedan emitir por parte de las autoridades”, subrayó Alejandro Domínguez.

Por el contrario, el profesor Martín Chaparro, dirigente estatal de Morena, calificó que la orden de extradición, se trata sólo de un distractor para permitir al gobierno del estado, desviar la atención de los malos manejos de la administración, tal y como en su momento lo hizo el mandatario Javier Corral.

“Ni perdón ni olvido, expresó la gobernadora, pero parece olvidar que ella misma fue cómplice de Duarte, llegando hasta el descaro de liberar a varios de los implicados en el magno esquema de corrupción del que formó parte”, dijo el morenista.

Señaló que actualmente la extradición de César Duarte llega en tal momento para distraer de los préstamos y créditos que continúa adquiriendo la gobernadora, en vez de arreglar las finanzas de una manera contundente y que no afecte a la ciudadanía.

Los dirigentes estatales del PAN y PRI coincidieron en que habrá que esperar a que se concrete la extradición del ex gobernador César Duarte, para ver la forma en que se garantizará que el procese se realice apegado a derecho, y que en caso de que se le comprueben las acusaciones, pague lo que tenga que pagar.

En este sentido el presidente del CDE del PAN, Gabriel Díaz Negrete, señaló que justo como lo ha externado la gobernadora María Eugenia Campos, “ni perdón, ni olvido” para quienes le faltaron a los chihuahuenses.

“El tema está en que se respete el debido proceso jurídico, esperando que quien la hizo la pague, y esperando que se le cumpla todo lo que se le tiene que cumplir, pero que no se quede en la impunidad; así como dijo la gobernadora, que no quede ni en perdón ni en el olvido”, dijo el panista.

Señaló que es fundamental que se respete la división de poderes, y que el procese se lleve justo y como lo marca la ley, pues en el caso del ex mandatario, como en el caso de cualquier otra persona que sea señalada por algún delito, si debe algo, que lo pague.

Por su parte el dirigente estatal del PRI, Alejandro Domínguez, expresó que una vez que el ex gobernador césar Duarte, se encuentre en territorio nacional, las autoridades encargadas de realizar el proceso judicial, lo hagan respetando el debido procedimiento y conforme a derecho.

Añadió que desde el punto de vista legal, la resolución de la juez de Miami, aún es recurrible, y existe la posibilidad de implementar algún esquema de apelación y si se determina no hacerlo, podría tardar cerca de un mes para su arribo a este país.

Asimismo, destacó que el PRI es ajeno a ese asunto, mismo que le compete a las fiscalías y al propio ex gobernador.

“El Partido Revolucionario Institucional, no es parte de ese proceso y no tiene injerencia en ninguna de las resoluciones que se puedan emitir por parte de las autoridades”, subrayó Alejandro Domínguez.

Por el contrario, el profesor Martín Chaparro, dirigente estatal de Morena, calificó que la orden de extradición, se trata sólo de un distractor para permitir al gobierno del estado, desviar la atención de los malos manejos de la administración, tal y como en su momento lo hizo el mandatario Javier Corral.

“Ni perdón ni olvido, expresó la gobernadora, pero parece olvidar que ella misma fue cómplice de Duarte, llegando hasta el descaro de liberar a varios de los implicados en el magno esquema de corrupción del que formó parte”, dijo el morenista.

Señaló que actualmente la extradición de César Duarte llega en tal momento para distraer de los préstamos y créditos que continúa adquiriendo la gobernadora, en vez de arreglar las finanzas de una manera contundente y que no afecte a la ciudadanía.

This content was originally published here.