Tamaulipas

Honduras gana 2-0 a un agobiado Tri de México y complica su pase a la Copa América – Gaceta de Tamaulipas

Por Agencias El futbol de más alto nivel produce escenarios donde existe la angustia y el miedo. Sus protagonistas rara vez lo exponen en declaraciones al público, pero los nervios acechan silentes detrás de cada partido que puede marcar su futuro, especialmente cuando una nación deposita todas sus esperanzas en una victoria. Después de volver a sufrir una eliminación en primera ronda de la Copa del Mundo, México caminó peligrosamente hacia otra hecatombe a las puertas de la Copa América 2024, luego de perder 2-0 ante Honduras en la ida de los cuartos de final de la Liga de Naciones de Concacaf. Lejos de disimular sus problemas colectivos, el equipo de Jaime Lozano dejó al descubierto sus más profundas debilidades. Todo en el estadio Nacional fue revelador: un rival guerrero, pero también valiente y desacomplejado, que multiplicó la presión física y psicológica de sus más de 30 mil aficionados sobre una oncena tricolor que dejó de tener los pies seguros en la circulación de la pelota. La temprana lesión del portero Guillermo Ochoa, adolorido del hombro derecho por un choque con Anthony Lozano, elevó lo que hasta entonces era un primer tiempo agobiante para sus defensores. Honduras no se escondió ni abandonó ninguna tarea antes de acometerla. Resultaba habitual ver a elementos como Jorge Sánchez y César Montes resoplando de angustia, luego de arribos galopantes de Luis Palma y Rigoberto Rivas, dos auténticas bolas de fuego en el ataque. Una combinación de ambos, de un extremo al otro, sirvió para que Anthony Lozano entrara al área entre César Montes y Johan Vásquez, y en dos tiempos definiera el 1-0 pese a la salida de Luis Malagón (30). Más que tiempo para revolver el tarro de las excusas, el Tricolor encontró un alivio en el final de la primera parte. Los rostros de sus jugadores eran músculos paralizados por una noche asfixiante. Como en un juego de rondos para entrar en calor, Edwin Rodríguez y Jorge Daniel Álvarez se pasaron la pelota, burlando a Edson Álvarez y Jorge Sánchez, para que luego Bryan Róchez culminara la obra con una media vuelta por debajo de Malagón (72). El final entonces fue más bien un trámite, la culminación de una noche que miles recordarán en Tegucigalpa. Para no depender de ningún repechaje, la nueva misión del Tri de Lozano apunta a conseguir por obligación la victoria el martes en el estadio Azteca, una aduana cargada de viejas decepciones. (La Jornada).

This content was originally published here.

EL 2 DE JUNIO DEL 2024 VOTA PARA MANTENER

TU LIBERTAD, LA DEMOCRACIA Y EL RESPETO A LA CONSTITUCIÓN.

VOTA POR XÓCHITL