INSCRÍBETE
Arte & entretenimiento

La Jornada – Casa de subastas en Múnich efectuará una puja de arte precolombino

Ciudad de México. Con 67 lotes provenientes del territorio que actualmente es México, una subasta de arte precolombino será efectuada en Múnich, Alemania, el 21 de septiembre. La Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informaron ayer que realizan el dictamen de las piezas, “a fin de proceder en términos legales”.

Divulgaron que la venta de los objetos pertenecientes al patrimonio nacional se hizo del conocimiento de la Consultoría Jurídica de la Secretaría de Relaciones Exteriores, “solicitando su asistencia diplomática”, y que seguirán trabajando por la recuperación del legado mexicano que se encuentra en el extranjero.

La pieza más relevante vinculada a nuestro país en la puja de la casa de subastas Gerhard Hirsch Nachfolger es la del lote 45: una máscara de un dignatario de hechura olmeca entre 1500 y 600 antes de nuestra era.

El precio de inicio de esta máscara es de 100 mil euros (alrededor de 2 millones 367 mil pesos). Se describe como procedente de una “colección alemana anterior a 1985” y con certificado del Registro de Arte Perdido.

La empresa especializada en monedas y antigüedades hará la venta de un conjunto de piezas creadas en antiguas culturas asentadas en suelo de los países actuales México, Guatemala, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Bolivia y Perú. Se trata de 324 lotes.

El arqueólogo Daniel Salinas Córdova explicó a La Jornada que, como es usual con este tipo de subastas, “la procedencia de las piezas es gris. Pese a que en el catálogo se da un pequeño historial de los anteriores dueños y colecciones a las que cada lote ‘pertenecían’; en este caso, dan fechas de adquisiciones principalmente de entre 1960 y 1980, y no queda claro cuándo y en qué circunstancias salieron las piezas de sus lugares de origen”.

Agregó que, “pese a los esfuerzos de la casa de subastas para asegurar su autenticidad en el catálogo, existe la posibilidad de que varias sean falsas, que se trate de piezas más modernas realizadas para satisfacer la demanda de este tipo de antigüedades de turistas y coleccionistas extranjeros durante el siglo XX”.

La suma de valor estimado de las obras artísticas olmecas en la puja es de 209 mil euros (casi 5 millones de pesos, de los lotes 45 al 54. Todas están datadas entre 1500 y 600 de nuestra era y con certificado del Registro de Arte Perdido.

Destacan la escultura de un hombre sentado que sostiene un niño o un ser sobrenatural entre sus rodillas con un daño reparado y fragmentos faltantes, valuada en 25 mil euros, así como un objeto de culto en forma de hacha con una huella estilizada de un pie derecho, en piedra serpentina verde, tasado en 17 mil 500 euros.

La venta también incluye piezas de las culturas de Tlatilco, Mezcala, chontal, teotihuacana, azteca, maya y olmeca, y de los actuales Michoacán, Veracruz, Colima y Jalisco.

El lote 46 es un pectoral en forma de máscara. Se consigna en el sitio de la puja que la pieza también es olmeca. Su precio base estimado es de 5 mil euros (casi 120 mil pesos). Igualmente, “procedente de una colección alemana anterior a 1985”.

Salinas Córdova, avecindado en Coblenza, Alemania, advirtió que las piezas en venta, “al tratarse en forma mayoritaria de pequeñas figurillas de barro, son relativamente fáciles de traficar fuera del país. Como indica la procedencia proporcionada en el catálogo, las piezas no salieron del país recientemente y llevan ya varias décadas en colecciones privadas en Alemania”.

Concluyó que “eso, aunado a la falta de pruebas fehacientes de que fueron saqueadas o traficadas fuera de México, hace que sea extremadamente difícil que las piezas se recuperen con facilidad. Independientemente, conforme a la ley mexicana casi no hay forma que estas piezas hayan salido del país de manera legal y regulada, ya que existen decretos que prohíben la exportación de materiales arqueológicos desde el siglo XIX”.

This content was originally published here.