Salud y Comida

La patologización de la salud mental materna

Claramente tenemos una epidemia que afecta a la salud mental materna.

El Centro para el Control de Enfermedades (CDC) de informa que aproximadamente el 20% de las mujeres en los Estados Unidos experimentan depresión posparto y trastornos del estado de ánimo. Y aunque tal estadística representa una epidemia (un nivel desproporcionado de la población afectada), solo representa a madres que lo comunicaron y a las han tenido ‘nacimientos vivos.’ Por lo tanto, esta estadística no toma en cuenta a las madres que no lo dijeron, ni a las que las tuvieron: abortos espontáneos, partos de bebés muertos o abortos. Es decir, la estadística de Madres en los Estados Unidos que experimenta depresión posparto es mucho, mucho, mucho más alta.

Sin embargo, con el enfoque actual en la “salud mental materna” y en la “prevención” de los trastornos de la salud mental perinatal a través de campañas, cursos, legislación y similares no solo estamos fallando colectivamente, también estamos caminando colectivamente hacia aguas peligrosas. Son aguas frecuentadas dentro del mundo de la salud de la mujer, y específicamente la salud mental de la mujer, conocida como la PATOLOGIZACIÓN DE LA SALUD DE LA MUJER. 

En el siglo V aC, Hipócrates acuñó el término “HISTERIA”, de “hystera” o útero, afirmando que “Histeria” era un trastorno mental que afectaba solo a las mujeres e incluía los síntomas de: nerviosismo, alucinaciones, arrebatos emocionales y diversos impulsos sexuales, entre muchos otros.

Esta visión de una disfunción inherente a la salud mental de las mujeres se extendió a través dela Europa medieval a través del movimiento de la Inquisición y del auge de la medicina alopática. Más tarde, esta distorsión se exportó a las Américas a través de la colonización y el establishment médico.

La Asociación Americana de Psiquiatría no abandonó el término “histeria” hasta principios de la década de 1950 y la “neurosis histérica” ​​no desapareció del DSM (a menudo referida como la “Biblia de la psiquiatría moderna”) hasta 1980.

El poder de la retórica médica en la construcción social de cuerpos marginados (ya sean mental o físicamente).

En la América actual, al menos una de cada cuatro mujeres toma una medicación psiquiátrica, en comparación con uno de cada siete hombres. Y las mujeres tienen casi el doble de probabilidades de recibir un diagnóstico de depresión o trastorno de ansiedad que los hombres. (1) Durante los últimos 16 años, trabajando en la salud de las mujeres con una perspectiva holística, mis clientes me han informado de la frecuencia con la que  sus médicos de atención primaria (médico de atención primaria, ginecólogo …) y / o psiquiatras les recetan medicamentos contra la ansiedad o antidepresivos, o ambos, por una o más de las siguientes razones:

  • Se sienten “enojadas” antes de comenzar a menstruar cada mes
  • Sienten que su mundo se está desmoronando antes de que comiencen a menstruar cada mes
  • Se sienten “deprimidas” después de dar a luz
  • Se sienten “apáticas” o “desconectadas” después de dar a luz
  • Sienten que ‘no saben quiénes son’ mientras están en la peri-menopausia.
  • Sienten que quieren dejar su matrimonio / trabajo a largo plazo mientras están en la peri-menopausia.


La vida emocional de las mujeres es una manifestación de salud, no un síntoma de enfermedad

Cuando observamos los síntomas: la “depresión”, la “ira”, la “apatía”, la “desorientación”, la “tristeza” como un PROBLEMA o MAL-ESTAR y luego “tratamos” el problema o la enfermedad, PERDEMOS mos los mensajes profundos y potentes que vienen a través del síntoma.

¿POR QUÉ nos sentimos ‘deprimidas’? ¿POR QUÉ nos sentimos ‘enojadas’? ¿POR QUÉ nos sentimos ‘apáticas’ o ‘desconectadas’ o como ‘nuestras vidas ya no nos encajan’? Cuando somos capaces de analizar estas preguntas, podemos encontrar la raíz del síntoma manifiestado. Es aquí en la RAIZ, donde podemos descubrir A TRAVÉS de nuestras emociones (etimología que significa: alejarse, alejarse, eliminar, despertar), y encontrar nuestro PODER para crear un cambio en nuestras vidas. Nuestras emociones son el requerimiento energético para poder crear un cambio.

¿Como afecta la atención al parto convencional a la salud mental de las mujeres?

Cuando se trata del período de posparto cual y omo se experimenta en el mundo moderno, no es sorprendente que las Madres no se sientan empoderadas, exaltadas, nutridas y conectadas, sino que se sienten DEPRIMIDAS, ANSIOSAAS, DEPENDIENTES, OBSESIVAS Y COMPULSIVAS.

LA EPIDEMIA DE TRASTORNOS MENTALES PERINATALES SON EL SÍNTOMA Y NO EL PROBLEMA EN SÍ MISMO.

Los humanos modernos VIVIMOS en ambientes radicalmente diferentes de aquellos en los que evolucionamos, PERO nuestro genoma humano es esencialmente el mismo que hace más de 1,000 años. Los requisitos fisiológicos para el posparto son los mismos AHORA que ENTONCES. Por diseño biológico, las mujeres posparto están programadas para ser sensibles a nuestros entornos, un gran ACTIVO en el crecimiento y cuidado de la vida.

LA RAÍZ DEL PROBLEMA DE LO QUE COLECTIVAMENTE LLAMAMOS “TRASTORNOS MENTALES PERINATALES” ES LA DISFUNCIÓN Y LA DESORDENAMIENTO DENTRO DE NUESTROS ENTORNOS HUMANOS, MANIFESTADO A TRAVÉS DE LOS CUERPOS VULNERABLES DE LAS MUJERES EN EL POSTPARTO.

En la actualidad, aproximadamente de un tercio a la mitad del suelo se ha agotado. Y si bien los efectos de la erosión del suelo van más allá de la pérdida de tierras fértiles, el efecto más visible del agotamiento de la capa fértil del suelo es la disminución de los rendimientos de los cultivos. Los suelos son la base de la vida.

El “trastorno de agotamiento postnatal” es un término acuñado recientemente por el Dr. Oscar Serrallach de Australia, que dice: “Existe una gran similitud entre la depleción posnatal y la depresión en términos de síntomas y hallazgos bioquímicos”. La salud materna es fundamental para la salud de la sociedad.

Lo que este fenómeno (niveles epidémicos de trastornos del estado de ánimo perinatales) está comunicando a la colectividad A TRAVÉS de los cuerpos de MADRES es que LA VIDA ESTÁ FUERA DE EQUILIBRIO. Nuestra supervivencia como humanos en esta Tierra depende de nuestra reorientación con la realidad de nuestra INTERDEPENDENCIA – en nuestra vida diaria.

Si bien concientizar sobre la realidad que enfrentan muchas Madres modernas es un paso importante hacia un CAMBIO colectivo necesario, centrarse en las madres como la fuente del problema ES EL PROBLEMA en sí mismo.

Demos gracias a las MADRES, porque es a través de sus cuerpos que la humanidad está siendo alertada de la urgencia de nuestra necesidad colectiva de cambio. Que el sufrimiento que muchas madres modernas experimentan no sea en vano.

Rachelle Garcia Seliga, CPM
Copyright 2018

Traducido del artículo:

Pathologizing maternal mental health

Referencias:
(1) JULIE HOLLAND, MD - ARTÍCULO: MEDICAMENTOS DE LAS MUJERES
(2) APOYO AL PARTO FISIOLÓGICO SALUDABLE Y NORMAL: UNA DECLARACIÓN CONSENSUADA DE ACNM, MANA Y NACPM DE NCBI
(3) DÍA INTERNACIONAL DE ACCIÓN PARA LA SALUD DE LA MUJER: WWW.MAY28.ORG
(4) KELLY BROGAN, MD - ARTÍCULO: EXAMEN DE DEPRESIÓN POSTPARTO: ¿PREVENCIÓN O PROBLEMA?

VOTA PARA EVITAR LA DICTADURA

SALVA Al EDOMEX, UNIDOS SOMOS MAYORÍA

TENEMOS SOLO UNA OPORTUNIDAD

 

EL 4 DE JUNIO DEL 2023 VOTA PARA MANTENER

TU LIBERTAD, LA DEMOCRACIA Y EL RESPETO A LA CONSTITUCIÓN.

SI NO VOTAS PROBABLEMENTE TU VOTO NO VOLVERÁ A CONTAR 

UBICA TU CASILLA AQUÍ

 

 

EL 2 DE JUNIO DEL 2024 VOTA PARA MANTENER

TU LIBERTAD, LA DEMOCRACIA Y EL RESPETO A LA CONSTITUCIÓN.

VOTA POR XÓCHITL 

 

Ciudadano Mexicano

Comentarios

Haz clic aquí para publicar un comentario