Arte & entretenimiento

La vergüenza de haber traído a Dua Lipa y haberla metido en un parqueadero

La vergüenza de haber traído a Dua Lipa y haberla metido en un parqueadero

La preocupación de todos los fanáticos de la cantante británica se volvieron realidad: la logística fue un desastre y el Salitre Mágico no dio para el concierto

Por:

septiembre 19, 2022

.Publicidad.

Este 18 de septiembre el Salitre Mágico se vistió de gala para recibir a una de las cantantes mas importantes de la actualidad: Dua Lipa. La cantante británica aceptó venir a Colombia en su ‘Future Nostaliga Tour’ y enloqueció a todos sus fanáticos. Sin embargo, algo no cuadró desde el inicio, y fue precisamente el lugar.

-Publicidad.-

🤩 Al mal tiempo… Dua Lipa hablando español (? 🤪😍😍
.
.
🎥: dualipanoticia vía Twitter pic.twitter.com/5iuG9IToiR

Publicidad.

Mientras para otros artistas de menos envergadura se utilizan escenarios como el Movistar Arena o el Estadio Nemesio Camacho el Campín, a Dua Lipa le acomodaron el parqueadero del Salitre Mágico. Casi 16 mil espectadores compraron las boletas y la gente empezó a preguntarse en donde iban a caber esas 16 mil personas. En el concierto, la preocupación se volvió realidad, pero no por el espacio, sino por la pésima logística.

Es que en pleno show, cientos de fanáticos que estaban en la parte trasera del parqueadero se quedaron sin oír ni una sola canción de Dua Lipa. Incluso salieron videos en los que las personas gritaban a gritos “Sonido, sonido” y en Twitter, Ocesa, productora del concierto, se volvió tendencia.

cuando dicen que no se escuchaba no pensé que fuera tan literal marica #ocesanoescucha #harryalcampin pic.twitter.com/Iq6YY5pks2

— colombia first (@1DirectionCO) September 19, 2022

Definitivamente no se puede creer que  a una diosa como Dua Lipa no le hubiesen puesto un escenario diseñado para conciertos. Hasta Ricardo Arjona se presentó en el Coliseo Live y tiene menos fans que la cantante británica. Un punto menos para los organizadores en conciertos en Colombia y sin duda una verdadera pena.

This content was originally published here.