Sinaloa

Las candidaturas para prianistas desatan protestas dentro de Morena, en todo el país

En la Ciudad de México y en estados como Chihuahua, Guerrero, Guanajuato, Jalisco, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Yucatán, Sinaloa y Zacatecas, militantes y simpatizantes de Morena llevan semanas realizando protestas para expresar su descontento por el reparto de candidaturas a los llamados “chapulines”, perfiles provenientes de otros partidos. Ciudad de México, 12 de marzo (SinEmbargo).- Desde Chihuahua hasta Yucatán , de norte a sur, las manifestaciones e inconformidades de morenistas que se autodenominan “fundadores”, militantes de base y simpatizantes de la Cuarta Transformación se extienden a lo largo del país debido al reparto de candidaturas a perfiles provenientes de otros partidos, especialmente a panistas y priistas recién llegados a Morena . Esta práctica, que desde el año pasado se criticó en la suma de figuras prianistas en el proyecto de 2024 de Claudia Sheinbaum y en algunas candidaturas de gobernadores, ahora también se ha extendido a las candidaturas de alcaldías y diputaciones. En la Ciudad de México y en estados como Chihuahua, Guerrero, Guanajuato, Jalisco, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Yucatán, Sinaloa y Zacatecas, militantes y simpatizantes de Morena siguen realizando protestas para expresar su descontento por el reparto de candidaturas a los llamados “chapulines”. Estas expresiones se han realizado desde el año pasado en diferentes momentos y estados. La inconformidad de los militantes, que han constituido las bases de Morena, radica en la asignación de candidaturas para las principales alcaldías en los estados, diputaciones federales e incluso, en casos como Guanajuato y Jalisco, para las candidaturas a gobernadores. La aceptación de estos perfiles casi externos únicamente con el propósito de obtener votos, una práctica conocida como política de cascajo, se vuelve aún más reprochable para los militantes y las bases del partido Morena. Esto se debe a que, según han explicado, el movimiento nació en busca de erradicar la vieja política, a los corruptos y a los políticos que representan al PRI y al PAN. En consecuencia, estas políticas resultan ser más censurables e incluso incomprensibles para algunos de sus propios militantes. “Nosotros fundamos el partido para combatir a los priistas y panistas corruptos, y ahora resulta que los que están teniendo las candidaturas son esos mismos que combatimos […] Están sacrificando nuestros municipios, están entregándole todo a ellos a los candidatos corruptos y nosotros nos sentimos defraudados”, expresó en entrevista con SinEmbargo Ericka Rocío Zaragoza, morenista que se registró como precandidata a la Presidencia Municipal de La Barca, Jalisco, pero quedó fuera. 📣 Reconoce ⁦@MorenaSi_Puebla⁩ que busca ganar como sea la mayoría en el ⁦@CongresoPue⁩ y el Congreso de la Unión, sin importar a quién postula ni los reclamos de la militancia. Ganar por ganar, pues. Reveladora confesión del srio. Gral ⁦@agustingc2012⁩. pic.twitter.com/bDLN5YYer4 — Héctor Llorame (@HectorBLN) March 6, 2024 Ericka Zaragoza, miembro activo de Morena Jalisco desde sus inicios y simpatizante de Andrés Manuel López Obrador desde 2006, es parte de los militantes que, el pasado 20 de febrero, se manifestaron frente a la sede del Comité Estatal del partido en Jalisco para exigir transparencia y la revelación de los resultados de las “encuestas” utilizadas en la selección de candidatos, argumentando que se impuso a algunos postulantes provenientes de otros partidos políticos. “Lo que pasa es que la Comisión Nacional de Elecciones junto con el Comité estatal de manera antidemocrática eligieron o seleccionaron a los candidatos que ellos quisieron, fueron candidatos del PRI, PAN e incluso de MC sin tomar en cuenta las bases morenistas, sin tomar en cuenta los fundadores; entonces, pues ese el descontento; que hay algunos priistas que apenas llegan a Morena y se les dan las candidaturas”, explicó. Las cúpulas del partido han insistido en justificar la inclusión de estos perfiles con el pretexto de que es para buscar la mayoría en el Congreso de la Unión para lograr el llamado Plan C, sin embargo, miembros del partido no aceptan la justificación pues aceptar y dar cargos legislativos a los llamados “chapulines” incluso hasta podría poner en riesgo dicho plan. Perla de la Rosa, integrante del Frente Plural en Defensa de Ciudad Juárez y activista política, explicó que la inclusión de “chapulines” genera una preocupación sustancial para la estabilidad del partido porque estos individuos –dijo– en su mayoría priorizan sus intereses personales sobre los del partido, lo que podría resultar en traiciones, como ya ha sucedido. La activista advirtió que representan un riesgo para el gobierno de Claudia Sheinbaum, ya que la lealtad dudosa de estos nuevos miembros, vinculados al PAN, amenaza con socavar los principios fundamentales de Morena y desviar al partido hacia agendas que no reflejan los intereses originales del movimiento. “A Claudia lo que va a suceder, no sé cómo se llamará cuando el Congreso le niegue toda posibilidad de Gobierno, pero eso podría ocurrir debido a que ella misma está introduciendo alacranes en la caja que la matará. Ella sola está llenando la Cámara de Diputados (de alacranes). El Congreso Federal estará lleno de personas de ultraderecha, no simplemente panistas moderados, sino de ultraderecha. Por eso estamos asustados, no solo indignados; estamos asustados”, alertó en una entrevista con SinEmbargo. Y añadió: “Vemos cómo la derecha ya tiene posiciones políticas dentro de Morena (con estos chapulines) y van a ganar porque el voto duro está ahí, ya que el obradorismo sigue confiando. Pero son estos personajes repulsivos, metidos en Morena, los que causan un terrible desencanto. Consideramos, sobre todo, que representan un gran peligro para Claudia. ¿Cómo piensa ella que, estando en el poder, estos individuos provenientes de la ultraderecha van a votar a favor de sus reformas? Ellos votarán por sus propios intereses, como ya sucedió con Lili Téllez y Germán Martínez”. Perla de la Rosa es parte del Frente Plural en Defensa de Ciudad Juárez, que el pasado 27 de febrero se manifestó en contra de la reelección del Alcalde de Ciudad Juárez, Cruz Pérez Cuéllar de Morena, y fue reprimido y golpeado durante la protesta, donde incluso ocho personas, entre ellas Perla, fueron detenidas. La protesta se llevó a cabo en rechazo a la candidatura de Cruz Pérez Cuéllar para ser reelegido, ya que aseguraron que fue una candidatura impuesta, dado que cuenta con al menos ocho denuncias por corrupción, investigaciones que no han prosperado. “Desde siempre se ha sabido que él tenía intenciones de reelegirse. Tratamos de impedir que buscara su reelección porque él es un ‘chapulín’ de lo más lamentable que dio el PAN. El 25 de febrero, en la manifestación, nos golpearon y nos llevaron a la cárcel sin haber cometido siquiera una falta administrativa. El martes por la mañana, nos enteramos de que su candidatura ya había sido concedida”. Pérez Cuéllar, detalló la activista, ha estado vinculado con actividades ilegales, incluido el reciente arresto de uno de sus guardaespaldas por la Policía Estatal. Sin embargo, a pesar de sus escándalos, Pérez Cuéllar ha recibido apoyo de las cúpulas de Morena, lo que ha desconcertado a la comunidad. “Es un hombre marcado ahora con ocho denuncias en la Fiscalía Anticorrupción, y por la prensa, hemos sabido que uno de sus guardaespaldas fue detenido con 650 gramos de cristal […] pero él (Cruz Pérez Cuéllar) se ha dedicado a robar estos tres años. Es un expanista de ultraderecha y, por otro lado, es un corrupto de primera. Para nosotros, era de esperarse que quisiera reelegirse; lo que es una gran sorpresa es que las cúpulas de Morena lo ratifiquen en una reelección. De la Rosa también denunció que la entrega de candidaturas a exprianistas no busca obtener la mayoría, sino que existe una compra de candidaturas, acusando al dirigente nacional Mario Delgado y a la dirigente estatal del partido guinda en Chihuahua, Brighite Granados. “Lo terrible es que ni siquiera hay un convencimiento de lo que nos dicen reiteradamente: ‘que quieren ganar la mayoría calificada para pasar la reforma’. Pero aquí la razón por la que están pasando estos impresentables es porque están comprando estas candidaturas”, destacó. El actual Alcalde de Ciudad Juárez, Cruz Pérez Cuéllar, inició su carrera política en 1986 en las filas del PAN, donde fue dos veces presidente estatal de ese partido, dos ocasiones diputado federal y diputado local. Con 28 años de militancia en el albiazul, en noviembre de 2014 le suspendieron sus derechos de militante por un año debido a expresiones malas del partido. En marzo de 2015, renunció al PAN y se unió a Movimiento Ciudadano, partido que lo postuló como candidato a Gobernador, quedando en cuarto lugar. En 2018, Cruz Pérez Cuéllar se acercó a Morena, donde fue postulado como candidato de Segunda Fórmula a Senador por Chihuahua. Pérez Cuéllar ha sido acusado e involucrado en la llamada “nómina secreta” del exgobernador César Duarte, quien está actualmente detenido. Según las acusaciones, el dinero recibido fue utilizado por el Senador en 2016 cuando buscaba la gubernatura por Movimiento Ciudadano. En 2020, la Fiscalía General de Chihuahua solicitó al Poder Legislativo federal el desafuero del Senador Cruz Pérez Cuéllar para poder ejecutar una orden de aprehensión girada en su contra por haberse beneficiado con un millón 300 mil pesos de la “nómina secreta” del exgobernador de Chihuahua César Duarte (2010-2016). En ese momento, Pérez Cuéllar se declaraba perseguido político de Javier Corral, otro expriista que ahora está en las filas del equipo de Claudia Sheinbaum. La dirigencia nacional, así como los comités directivos estatales del partido, han negado que exista alguna crisis o rebeliones; además, han asegurado que no existe una imposición de candidatos. “Los estatutos establecen que el 50 por ciento de las candidaturas son para perfiles externos porque es un movimiento y nosotros promovimos una reforma estatutaria para que se disminuyera al 40 por ciento, sin embargo, es un tema que siempre genera polémica. La suma de gente a nuestro movimiento eso ha permitido que Morena siga creciendo ha permitido la incorporación de liderazgos muy valiosos para el movimiento”, indicó Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, en rueda de prensa el pasado 5 de marzo. En el estado de Puebla, el Secretario General del Comité Ejecutivo Estatal de Morena, Agustín Guerrero, afirmó que la estrategia nacional del partido es obtener la mayoría calificada en el Congreso de la Unión a cualquier costo, es decir, sin considerar a quiénes postula ni las objeciones planteadas por la militancia. “Tenemos quejas en Yucatán, en Guanajuato, en la Ciudad de México, en varios lugares porque efectivamente no es una estrategia para darle gusto a los morenistas, es una estrategia para profundizar la Cuarta Transformación encabezada por Morena, encabezada por Claudia Sheinbaum. Y para lograr esas dos terceras partes, hemos hecho una estrategia bien ambiciosa que tiene un costo, tiene un beneficio y tiene un costo. ¿A poco creen que cuando abrimos las puertas no sabíamos que se iba a juntar fulana de tal o fulano de tal y que eso iba a provocar alguna molestia? Todos sabíamos que esas respuestas iban a ocurrir, pero es una estrategia que decimos llevarla adelante a nivel nacional […] esa apuesta busca lograr las dos terceras partes para poder tener mayoría calificada”, reconoció el dirigente estatal en una rueda de prensa realizada el pasado 3 de marzo. El Diputado federal Alejandro Carvajal, quien busca su tercera reelección como legislador, es una de las voces que ha criticado el respaldo de su partido a expriistas, en concreto al de José Chedraui, empresario y exlíder del PRI. “Nos preocupa y genera una molestia en Morena y las personas que coinciden con la izquierda, no solo por un tema de desplazamiento, sino el peligro de que el partido básicamente sea rentado a gente de otros intereses que no tienen nada que ver con la posición de la Cuarta Transformación”, expuso en una entrevista otorgada a este medio en noviembre pasado. “¡Usurpadores, váyanse a sus partidos, no pertenecen a Morena, no merecen ser postulados!”, le reclaman a Miguel La Torre candidato de Morena a la Alcaldía de Chihuahua, quien apenas en agosto pasado aun militaba en el PANpic.twitter.com/lrav2ebBTG — Romina Gándara (@RomiinaGandara) March 11, 2024 Víctor Quintana, figura fundadora de Morena en Chihuahua, donde las protestas han sido recurrentes, alertó que el partido debe cuidarse y señaló que este es el momento clave para rechazar perfiles de dudosa calidad provenientes de otros partidos, instando a enfocarse en fortalecer sus propios cuadros como estrategia prioritaria. “Yo creo que es una fuerte presión sobre Morena de estos grupos, pero creo que Morena aquí es donde pues debe crecerse. No tiene por qué acudir a candidatos que son cartuchos quemados del duartismo sino que tiene con qué competir con candidatos propios”, indicó el activista político de izquierda en entrevista con SinEmbargo. LA SUMA DE PRIANISTAS A MORENA La incorporación de perfiles “prianistas”, que antes eran críticos tanto del partido Morena como del Presidente Andrés Manuel López Obrador, ha generado una creciente molestia que se arrastra e intensifica desde el año anterior. Casos emblemáticos, como los de los diputados locales Rommel Pacheco y Jorge Ramírez Marín en Yucatán, así como el expanista Joaquín Díaz Mena, actual candidato a gobernador de Morena, se destacan como situaciones que han provocado una especie de “rebelión” entre los morenistas en esa entidad. El 6 de octubre pasado, Claudia Sheinbaum celebró la inclusión del legislador Rommel Pacheco, quien apenas un año atrás compartía celebraciones con la panista Mariana Gómez del Campo. Esta última, legisladora y sobrina de Margarita Zavala, había festejado la no aprobación de la Reforma Eléctrica propuesta por el Presidente López Obrador, gracias a los votos en contra de ambos. En Oaxaca, por ejemplo, Sheinbaum sumó a su campaña a dos expriistas vinculados al exgobernador de Oaxaca Ulises Ruiz Ortiz y al expresidente Enrique Peña Nieto: el excandidato a gobernador, Eviel Pérez Magaña, último titular de la Secretaría de Desarrollo Social en el Gobierno de Peña Nieto, y Mariana Benítez Tiburcio, Subprocuradora de Asuntos Jurídicos e Internacionales en la entonces Procuraduría General de la República de Jesús Murillo Karam. Ambos exfuncionarios fueron abucheados el 24 de septiembre durante un evento al que asistió Claudia Sheinbaum para firmar un “acuerdo de unidad por la transformación”. En noviembre, Morena reveló la lista de candidatos y candidatas para las nueve gubernaturas que estarán en juego en 2024. En Yucatán, Jalisco, Guanajuato, Puebla y Chiapas, las personas designadas por Morena para competir por las gubernaturas han tenido trayectorias vinculadas con partidos como el PAN, PRI y el Verde. Por ejemplo, en Yucatán, el candidato Joaquín Díaz Mena fue dos veces candidato del PAN antes de unirse a Morena. En Puebla, Alejandro Armenta Mier, candidato de Morena, fue presidente municipal, diputado y dirigente local del PRI antes de unirse a Morena en 2017. En Jalisco, la diputada federal Claudia Delgadillo García quedó como la candidata de la alianza Morena-PT-PVEM. Delgadillo militó durante 20 años en el PRI, donde fue dirigente municipal y colaboradora del Gobierno priista de Aristóteles Sandoval. En Guanajuato, la candidata es Alma Alcaráz Hernández, quien fue integrante del PAN hasta 2014, año en que renunció al partido para sumarse a Morena. A principios de diciembre del año pasado, Sheinbaum incorporó a su equipo de campaña a Javier Corral, exgobernador panista de Chihuahua, y Alejandro Murat, exgobernador priista de Oaxaca, quienes fueron presentados como parte del equipo de trabajo que dará forma a su proyecto de Gobierno y plan de desarrollo 2024-2030. Mientras que el 19 de diciembre, un grupo de exmilitantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), con importantes señalamientos de corrupción y agresión a periodistas, anunciaron la creación de una “Alianza Progresista” para apoyar a Sheinbaum. Entre los integrantes se encuentran el exgobernador mexiquense Eruviel Ávila, acusado de operar en la elección de 2017 en contra de Morena, y el alcalde Adrián Ruvalcaba, vinculado a grupos de choque y con un expediente en la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) por agresiones contra medios como SinEmbargo, Aristegui Noticias, entre otros. Una investigación que nunca avanzó. Aunque la candidata Claudia Sheinbaum Pardo y Mario Delgado Carrillo agradecieron la conformación de la Alianza Progresista, integrada por expriistas inconformes con el Frente Amplio por México. Sin embargo, no expresaron en ese momento la posibilidad de integrarlos en algún puesto dentro del equipo de precampaña, lo que parecía descartarlos. “Yo agradezco el apoyo, pero eso lo veremos más adelante en la Coordinación. Mario Delgado, si es necesario que se reúna con ellos, pero no se trata de que ocupen un espacio, sino de que renuncian allá y voltean acá”, comentó. El 22 de febrero, Morena anunció sus listas finales de candidatos a legisladores para el Congreso de la Unión por representación proporcional, conocida coloquialmente como “plurinominales”. En estas listas también figuraban perfiles de figuras que tienen antecedentes en el PRI o el PAN. Entre los destacados se encuentra Javier Corral Jurado, exgobernador panista de Chihuahua de 2016 a 2021, quien ocupó el noveno lugar en la lista de plurinominales al Senado, y como su suplente figura Brighite Granados de la Rosa, actual dirigente de Morena en Chihuahua. En la lista de plurinominales a diputados federales, sobresalen nombres como Manuel Espino, exdirigente del Partido Acción Nacional (PAN); Víctor Hugo Lobo, actual Diputado en el Congreso de la Ciudad de México, quien recientemente dejó las filas del Partido de la Revolución Democrática (PRD); y Hugo Erick Flores, el extinto líder del Partido Encuentro Solidario (PES), conocido por sus posturas evangélicas y de ultraderecha. Otro perfil significativo es el de Marina Vitela, excandidata a la gubernatura de Durango, quien tuvo una amplia trayectoria en el PRI, desempeñándose como consejera política a nivel nacional, estatal y municipal; líder del Organismo Nacional de Mujeres Priistas; secretaria general del comité estatal del PRI en Durango; y funcionaria sindical del ISSSTE. Militó en el PRI hasta 2017 y se unió a Morena en 2018. Además, en el lugar 16 de la lista se encuentra Fernando Castro, quien fue militante del PRI durante cuatro décadas hasta el año 2019, y su suplente es Hamlet García Almaguer. Con respecto a los candidatos a diputados federales, pero por la vía de representación proporcional, es decir, quienes acudirán a sus distritos a pedir el voto directo, a través del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), el aliado del poder en turno, coló a políticos que hasta hace poco eran abiertos opositores a Morena, entre ellos, el caso más destacado es el de René Vivanco, propuesto para una diputación por la alcaldía Benito Juárez de la Ciudad de México y quien apenas en 2021 buscó una diputación de la mano del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y en 2016, antes del proceso presidencial de 2018, se refería al Presidente Andrés Manuel López Obrador, fundador de Morena, como un “payaso”, “cínico”, “mentiroso” y “cobarde”. Otros perfiles que lograron colarse a través del carril del Verde Ecologista son: Luis Miranda Barrera – hijo del diputado y exsecretario de Desarrollo Social en el Gobierno de Enrique Peña Nieto, Luis Miranda Nava, vinculado a la trama de desvío de recursos conocida como la Estafa Maestra – y Tony Gali López, hijo del exgobernador panista Tony Gali Fayad, quien fue Diputado local por el PRD de 2011 a 201, luego integrante del gabinete de Moreno Valle y quien apenas 2018 respaldó la campaña de Martha Érika Alonso. En la lista de candidatos de Morena a diputados federales otros perfiles con historiales priistas o de otros partidos se enecuntran en distintos estados: en Nuevo León, Irgla Guzmán Treviño, candidata del PRD en 2015, Alberto Fernández Cisneros, exfuncionario del gobierno de Jaime Rodríguez El Bronco, y Oliverio Tijerina, candidato del PRI en elecciones locales, ahora forman parte de la lista de Morena. En Estado de México se dejó ver la mano del gobernador Eruviel Ávila, pues uno de sus cercanos, el expriista Félix Adrián Fuentes Villalobos será el candidato de la alianza al distrito 18 de Huixquilucan, así como Luis Enrique Martínez Ventura, que renunció al PRI en 2018, se presenta al distrito 23 de Chalco; pero también hay figuras expanistas y experridistas, como la exdirigente panista, Julieta Villalpando, es la candidata a Diputada Federal por el Distrito VI Coacalco Tultitlán. Gerardo Ulloa Pérez, quien fue del PRD hasta 2018, se postula en el distrito 29 de Neza, En Veracruz, María del Carmen Pinete Vargas, quien militó en el PRI desde 1975 hasta el año 2021, cuando se cambió al PVEM, ahora es candidata de la Alianza Sigamos Haciendo Historia al distrito 1 en Pánuco. Rosa María Hernández Espejo, exmilitante del PRD y periodista hasta 2018, compite por el distrito 12 en el Puerto de Veracruz. Otros candidatos con pasado priista incluyen a Nancy Sánchez Arredondo, exdirigente del PRI en Baja California y que militó en ese partido desde 1989 hasta el año 2019, ahora es candidata por el distrito 2 en Mexicali; Olga Juliana, candidata al distrito 7 en Reynosa; y Francisco Adrián Castillo Morales, candidato al distrito 4 en Ciudad Valles, San Luis Potosí. PROTESTAS CONTRA CHAPULINES SE EXTIENDEN “¡Usurpadores, váyanse a sus partidos, no pertenecen a Morena, no merecen ser postulados!”, exclamaban un grupo de inconformes morenistas en Chihuahua hacia Miguel La Torre, candidato guinda a la Alcaldía de Chihuahua capital. En noviembre pasado, Miguel La Torre, apenas a tres meses después de renunciar al PAN, se registró como precandidato por Morena a la Presidencia municipal de Chihuahua para las elecciones de 2024. Chihuahua ha sido testigo de manifestaciones recientes de miembros de Morena inconformes con el reparto de candidaturas para alcaldes a perfiles provenientes de otros partidos. El grupo de simpatizantes conocido como “Los de Abajo” lidera las protestas para expresar su descontento por la exclusión de cuadros de base y la incorporación de “chapulines”. “Basta de chapulines. La Torre, voltea a ver a los auténticos morenistas. Tú eres un panista, al igual que Corral. Vete al PAN. Panistas no, panistas no”, gritaban los inconformes el 7 de marzo pasado al candidato Miguel La Torre. Con una trayectoria de 22 años como panista, donde fue regidor, diputado local y dirigente del Comité Directivo Municipal del PAN en Chihuahua, La Torre buscó sin éxito ser candidato del PAN a la alcaldía de Chihuahua en 2021 y a diputado federal. Los “auténticos morenistas” confrontaron a La Torre, nuevo militante, durante una rueda de prensa en la que anunciaba su registro. En la conferencia, estuvo acompañado por el exalcalde de Chihuahua, Marco Quezada, candidato oficial de Morena a diputado federal por el distrito 8, quien se unió a Morena en 2018 después de renunciar al PRI en 2017. Víctor Quintana, fundador de Morena en Chihuahua, señaló en una entrevista que el caso de Miguel La Torre es el menos grave y alertó sobre la intención de ingresar a Morena en Chihuahua a políticos relacionados con el exgobernador priista César Duarte, actualmente detenido y procesado por peculado. JALISCO La misma situación se replicó en Jalisco donde el pasado 20 de febrero simpatizantes protestaron en la sede de Morena de Jalisco para exigir los resultados de las encuestas y acusar que se impusieron candidatos en candidaturas a las alcaldías y distritos locales para el Congreso. Incluso el pasado 28 de febrero se volvieron a manifestar en un evento de la candidata de Morena, Claudia Delgadillo, a quien acusaron de intervenir y aplicar el “dedazo” en la elección de candidatos. Ericka Zaragoza, aspirante a la candidatura para la Alcaldía de Barca en Jalisco, indicó en entrevista a SinEmbargo que en Jalisco se eligieron candidatos provenientes de otras fuerzas políticas, incluyendo el PRI, PAN e incluso MC, sin considerar a las bases morenistas ni a los fundadores del partido. La inconformidad se intensifica al observar que recién llegados al partido, conocidos como “chapulines”, han obtenido candidaturas destacadas, dejando de lado a militantes de base que han trabajado desde la fundación del partido. Zaragoza, explicó que aunque se había anunciado que las candidaturas se definirían mediante un proceso democrático, incluyendo encuestas, esto no ocurrió en la práctica, por lo que los inconformes ahora exigen pruebas de la supuesta realización de encuestas. Además, destacó que la inclusión de “chapulines” en las candidaturas supera el límite establecido por los estatutos del partido, que indican que el 50% de las candidaturas pueden ser externas. En este caso, la asignación a políticos provenientes de otras fuerzas políticas alcanzó un alarmante 70 u 80 por ciento, según afirma Zaragoza. La militante también enfatizó que la actual dirección encabezada por Mario Delgado no representa los ideales democráticos de Morena y criticó la estrategia de buscar victorias electorales a través de candidatos provenientes del PRI y el PAN, considerándolo un error, pues recordó que esta situación ya ocurrió en 2018, cuando una alianza con el PES resultó en la elección de un presidente municipal en La Barca que resultó corrupto. “Yo fundé Morena (en mi localidad). Yo anduve casa por casa invitando a la gente cuando nadie quería hacer de Morena, cuando nos corrían de los domicilios porque criticaban a Andrés Manuel, diciendo que estaba loco, entonces prácticamente yo soy fundadora. Ahora nos sentimos defraudados, Mario Delgado no nos representa porque está haciendo toda la selección de candidatos de manera antidemocrática. la selección se hizo en lo oscurito porque el partido Futuro presionó. Ellos (Morena) este le están apostando al ganar con candidatos prianistas y yo lo veo erróneo, porque el hecho de que ganes y sea un personaje corrupto, es un error”, expresó. TABASCO En Tabasco, la Coordinación Nacional de Fundadores, Militantes y Simpatizantes de Morena (Conafumsm) ha encabezado diversas manifestaciones y protestas, denunciando la sistemática exclusión de las bases en la selección de candidatos del partido, así como la imposición de candidaturas por parte de la cúpula liderada por Mario Delgado Carrillo. Juan Cáceres, dirigente nacional de Conafumsm, ha hecho un llamado explícito al voto de castigo para Morena, destacando la situación crítica que están experimentando en el partido debido a la exclusión de la militancia, las bases y los líderes auténticos del pueblo. En consecuencia, han decidido no respaldar a candidatos a los que denominan “chapulines”. En respuesta a estas protestas, el aspirante de la coalición “Sigamos Haciendo Historia” al gobierno de Tabasco, Javier May Rodríguez, afirmó el pasado 29 de febrero que no se espera una desbandada de morenistas después de la publicación de la lista de candidatos a las alcaldías. Aseguró que los participantes han acordado respetar los resultados de las encuestas, en línea con procesos democráticos anteriores, buscando mantener la cohesión interna del partido. La situación refleja las tensiones internas y la necesidad de abordar las preocupaciones de los miembros de Morena en Tabasco para mantener la unidad y la confianza dentro del partido. CIUDAD DE MÉXICO El 19 de febrero, en la Ciudad de México, decenas de simpatizantes se congregaron frente a la sede de Morena en Polanco en una protesta en la que acusaron a la dirigencia de distribuir candidaturas a “chapulines” provenientes del PRI y PAN, mientras ignoran a las bases del partido. Juan Cáceres, líder de la Coordinación Nacional de Fundadores, Militantes y Simpatizantes de Morena (Conafumsm), estuvo presente en el acto y destacó la necesidad de incluir a las bases y a los líderes auténticos del partido en las candidaturas. Participantes de la alcaldía Gustavo A. Madero acudieron a la manifestación rechazaron la candidatura otorgada a Janecarlo Lozano Reynoso, experredista. Lozano Reynoso, quien fue postulado en 2021 por la alianza Va por la CDMX, renunció al PRD al asumir su cargo y se unió a Morena. Rubén Linares, aspirante a la alcaldía, manifestó sentirse burlado por la elección de Lozano Reynoso de quien dijo no confían en él ya que, recordó, que Lozano fue votado por el PRD y logró llegar al Congreso de la CDMX como diputado plurinominal y al día siguiente de tomar protesta renunció al partido que lo postuló. PUEBLA En Puebla, simpatizantes de Morena en al menos una veintena de municipios han expresado su descontento por la presunta imposición de candidatos para las alcaldías. El pasado 5 de marzo, aspirantes a cargos como Miguel Aguilar, Higinio Flores, Mario Rendón, Miguel Rodríguez, Jesús Pacheco, Alfonso Genis y Mercedes Pérez ofrecieron una rueda de prensa en donde alertaron que se que se han registrado inconformidades por el reparto de candidaturas en municipios como Tepeaca, Ajalpan, Huehuetla, Zacatlán, Cuautempan, Tepetzintla, Ahuehuetitla, Nealtican, Cuapiaxtla, Chietla, Hueytlalpan, Atlixco, Atempan, Zaragoza, Teziutlán, Acatzingo, San Pedro Cholula, Tepeaca, Tlacotepec de Benito Juárez, Izúcar de Matamoros y Huauchinango. Los inconformes amagaron que, de concretarse una imposición, no respaldarán la elección a la presidencia municipal, aunque sí apoyarán las demás contiendas electorales. No obstante, el medio local AmbasManos , aliado de SinEmbargo, publicó el pasado 6 de marzo que el coordinador de los diputados federales, Nacho Mier, enemistado y confrontado con su primo Alejandro Armenta, es el que incita a la división de Morena en Puebla. De acuerdo con el medio, el también candidato al Senado está ocupando sus giras de campaña para llamar a los militantes a manifestarse en contra de la supuesta imposición de candidaturas. OTRO ESTADOS La Senadora de Morena, Maricruz Carrillo Orozco, quien es una de las fundadoras del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), ha hecho una denuncia pública sobre la exclusión de la base y los fundadores del partido de los puestos de elección popular. Según sus declaraciones, se están otorgando estos cargos a personas ajenas que simplemente están cambiando de puesto en puesto sin tener un arraigo real en el partido. La Comisión Nacional de Elecciones de Morena ya definió las candidaturas para las presidencias municipales de Quintana Roo en donde entre los candidatos destacan figuras que provienen de partidos como el PRI y el PAN. Un ejemplo es Atenea Gómez Ricalde, quien dejó el PAN y ahora busca la reelección por Morena. Sin embargo, según Carrillo Orozco, estas personas no cuentan con un respaldo genuino, sino que están siendo respaldadas por el cacicazgo de su madre, Alicia ‘Licha’ Ricalde. Además, se ha anunciado un voto de castigo, y figuras como Humberto Lara “El Indio Blanco”, conocido por su historial de fraude e invasión de terrenos, amenazan con hacer que Gómez Ricalde pierda en la zona continental. En tanto que en Guerrero, simpatizantes de Morena de esa entidad, encabezados por Silvestre Arizmendi, Zeferino Gómez y Antonio Helguera, acudieron a la sede Comité Ejecutivo Nacional (CEN) en la Ciudad de México el pasado 29 de febrero para exigir una audiencia con los dirigentes del partido para manifestarle su inconformidad por la designación de candidatos para los cargos públicos de los próximos comicios. Gómez Valdovinos, aspirante a la candidatura de Morena para alcalde de Acapulco, criticó la metodología de selección y la priorización de “chapulines” que solo buscan beneficios personales. De acuerdo con información de El Sur Acapulco, Antonio Helguera leyó un comunicado firmado por varios miembros del partido, cuestionando el proceso de selección de candidaturas y denunciando la imposición de candidatos externos, identificados con el PAN y el PRI. Los manifestantes convocaron a los morenistas inconformes de Guerrero y del país a unirse a la protesta y presionar a la dirigencia nacional para que cuiden el proceso de selección de las candidaturas aún pendientes. Y en Zacatecas, cabe recordar que el pasado 9 de febrero, el Comité Estatal de Morena en Zacatecas se posicionó en contra de la designación de Soledad Luévano como candidata al Senado de la República por la primera fórmula. A través de un desplegado conjunto de consejeras y consejeros de Morena de Zacatecas, desconoció la designación ya que aseguran no estar convencidos de que la encuesta “haya arrojado dicho resultado”, además de que consideraron no sentirse representados por Soledad Luévano.

This content was originally published here.

EL 2 DE JUNIO DEL 2024 VOTA PARA MANTENER

TU LIBERTAD, LA DEMOCRACIA Y EL RESPETO A LA CONSTITUCIÓN.

VOTA POR XÓCHITL