Educación

Los vínculos entre la Universidad de Hidalgo y las cuentas en Suiza

Por posibles operaciones con recursos de procedencia ilícita, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) congeló 156 millones de dólares de la cuenta de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), investigada por presunto lavado de dinero, confirmó el titular de la UIF, Santiago Nieto Castillo.

Aunque el monto inhabilitado proviene de una transferencia en Suiza, los depósitos y movimientos inusuales detectados ocurrieron en al menos 22 países, entre ellos España y Reino Unido. Pero, ¿qué antecedentes hay de la vinculación con Suiza?

El 15 de junio de 2018, la coordinadora de Administración y Finanzas de la UAEH, Gabriela Mejía Valencia, fue detenida tras un incidente vial en la carretera Pachuca-Tulancingo, a la altura de la localidad de Pachuquilla, por el supuesto delito de ultrajes a la autoridad.

Gabriela Mejía Valencia

En el asiento trasero de la camioneta Toyota Hilux doble cabina que manejaba, y que, según la Secretaría de Seguridad Pública del estado, estuvo involucrada en un choque por alcance, Mejía Valencia trasladaba un millón 400 mil pesos. Miembros de la estructura política de la universidad se movilizaron para impedir que el vehículo fuera remolcado, lo que derivó en confrontaciones con los agentes. La trabajadora de la UAEH, sin embargo, fue puesta a disposición del ministerio público.

El presidente del Patronato Universitario, Gerardo Sosa Castelán, afirmó días después que era para el pago de albañiles que construyen una residencia estudiantil en Tulancingo.

Sin embargo, el contrato de obra DGJ/PROPIOS/LPNO-02/020-17 refiere que la empresa Constructora del Norte MB, en calidad de contratista, será la única responsable de ordenamientos en materia de trabajo y seguridad social, por lo que las obligaciones patronales, incluidos los salarios, recaen en ella.  

La contadora fue vinculada a proceso el 23 de junio por el posible desvío de recursos públicos a favor de un partido político.

Una fuente cercana al caso –que pidió ser reservada– reveló que por esta indagatoria casas fueron cateadas en Pachuca, y que en una de ellas, en el fraccionamiento Constitución, detectaron un cuarto en el que se almacenaba dinero, cuya cantidad no precisó, pero que es parte de un monto no comprobado; asimismo, indicó que detectaron movimientos financieros inusuales en Suiza, mismo país que ahora relaciona la Unidad de Inteligencia Financiera con posible lavado de dinero por parte de la Autónoma.

“La Universidad Autónoma de Hidalgo recibió recursos provenientes de Suiza”. “Se tienen bloqueados poco más de 156 millones de dólares para que no puedan ser utilizados, mientras no se esclarezca el origen y destino de los recursos”, afirmó Santiago Nieto, quien, por la secrecía de la investigación, no dio a conocer si existe relación entre las operaciones detectadas en el caso de la contadora y éste, por posible lavado de dinero.

También puedes leer: Cuentas congeladas sí son de la UAEH: Santiago Nieto

El presidente del Patronato de la UAEH es el expriista Gerardo Sosa Castelán, aliado del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en las elecciones de 2018, por cuyas insignias consiguió nueve diputaciones locales y dos federales para su estructura política; sin embargo, el exfiscal especializado para la Atención de Delitos Electorales aseguró que no habrá protección.

“El presidente de la República (Andrés Manuel López Obrador) me ha comentado que debemos tener cero tolerancia a la corrupción y cero tolerancia con la impunidad, sea del lado que sea”.

Desde agosto, Mejía Valencia enfrentará su proceso en libertad, después de que, a petición de sus abogados, se modificó la medida cautelar de prisión preventiva que la mantiene en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Pachuca desde junio.

¿Quién es Gerardo Sosa?

Desde hace cuatro décadas, el control de la UAEH lo ejerce Sosa Castelán, quien fue rector de 1991 a 1998. El origen político de este expriista data de su época como dirigente de la extinta Federación de Estudiantes Universitarios de Hidalgo (FEUH), que estuvo inmersa en averiguaciones previas por delitos de robo, lesiones y secuestro, la cual, afirmó el periodista Miguel Ángel Granados Chapa en su libro Constancia Hidalguense (Grijalbo, 1999), nació con el apoyo del exgobernador Jorge Rojo Lugo, quien, en la década de 1980, utilizó a jóvenes estudiantes como instrumento de choque.    

También puedes leer: Asesinan a hijo de Gerardo Sosa, líder en Hidalgo de Grupo Universidad

Es el líder fáctico desde 1979, cuando egresó del Instituto de Ciencias Sociales (ICSO) y fue incorporado como profesor de Introducción al Estudio del Derecho –aunque no hay constancia de que haya impartido cátedra–, después como académico de tiempo completo, secretario general y rector. Su historial académico y laboral está clasificado como reservado por la UAEH.

Gerardo Sosa Castelán 

En febrero del año anterior, tras buscar en tres ocasiones la candidatura del PRI al gobierno de Hidalgo, Gerardo Sosa renunció a ese partido y se alió con Morena; antes, sin embargo, controlaba a Movimiento Ciudadano en la entidad –dirigido por su hermano Damián Sosa–, y tuvo injerencia en Acción Nacional.

El pasado 23 de febrero, un día después de que la UIF diera a conocer la investigación por lavado de dinero contra una institución educativa, sin referir cuál, el hijo del exrector fue asesinado de cuatro tiros en la localidad de Santa Ana Tzacuala, en el municipio de Acaxochitlán, de donde son oriundos los Sosa.

El día 25, la Autónoma aseguró que su cuenta de Facebook había sido hackeada, lo que calificó como un acto “ruin y terrorista”. En ella se publicó un video que hacía referencia al Grupo Universidad y su vinculación con actores políticos como José Antonio Zorrilla Pérez, sentenciado por la autoría intelectual del asesinato del periodista Manuel Buendía. 

Las acciones legales y la negativa

Desde el 26 de febrero, cuando publicó que la Autónoma de Hidalgo era la universidad investigada por lavado de dinero, La Silla Rota solicitó a la institución una postura al respecto. En primera instancia, la Dirección de Comunicación Social negó responder porque, aseveró, no era la implicada.

Tras la confirmación de Santiago Nieto, tampoco accedió; no obstante, envió el boletín informativo 120 en el que cita al rector Adolfo Pontigo Loyola, quien reconoce que hay una cuenta en medida cautelar, “pero que no afecta el desarrollo” de la UAEH. Insistió en que el dinero de la casa de estudios es lícito y que, por ley, lo maneja el Patronato, a cargo de Gerardo Sosa.

Todo el dinero de la institución, dice el documento, está registrado a nombre de la universidad, no de un particular, y añadió que ésta no ha recibido ninguna aportación de ningún país.

Por otra parte, en un comunicado publicado en su perfil de Facebook, Pontigo Loyola dio a conocer que la UAEH decidió iniciar “las estrategias legales que correspondan”, además de insistir que no han recibido notificación oficial de la Secretaría de Hacienda.

El sistema financiero alertó a la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP sobre movimientos bancarios sospechosos

EL 2 DE JUNIO DEL 2024 VOTA PARA MANTENER

TU LIBERTAD, LA DEMOCRACIA Y EL RESPETO A LA CONSTITUCIÓN.

VOTA POR XÓCHITL