Arte & entretenimiento

Madonna asegura que ella misma está haciendo la película sobre su vida para que no la dirijan “hombres misóginos” | Gente | EL PAÍS

Hace nueve años una etiqueta de ropa se hizo viral. Anunciaba una prenda de Jacobs by Marc Jacobs for Marc by Marc Jacobs in colaboration with Mark Jacobs. La foto de la misma se convirtió en un meme que reflejaba a la perfección la importancia del yo en la edad del selfi. Puede que el espectador del biopic de Madonna tenga una sensación similar al ver los títulos de crédito de la película. La intérprete de Like a Virgin, de 63 años, ha escrito un guion que versa sobre su vida y ahora se postula como posible directora. La historia de Madonna escrita por Madonna y dirigida por Madonna. Los motivos para liderar el proyecto en tantos frentes pasan por evitar que otros lo hagan y no la retraten bien. Así lo ha asegurado en una entrevista a la revista Variety: ”Embarcarme en esta película fue un golpe preventivo, porque mucha gente estaba intentando hacer películas sobre mí. En su mayoría, hombres misóginos. Así que puse el pie en la puerta y dije: ‘Nadie va a contar mi historia, solo yo”.

Con estas palabras no queda claro si la polifacética artista se sentará en la silla del director, algo que ya ha insinuado en el pasado, pero sí parece dejar claro que tendrá un rol importante en el desarrollo del proyecto. De momento Madonna firma el libreto, que empezó a escribir junto con Diablo Cody (guionista ganadora del Oscar por Juno) y terminó de pulir con Erin Cressida Wilson (Secretary, La chica del tren). Pero el proceso de escritura parece estar alargándose más de lo debido, algo a lo que Madonna también se refiere en la entrevista: “Tengo un guion muy largo que me resulta muy difícil acortar. Lo he ido desgranando, pero es como amputarme partes de mi cuerpo”.

No es la primera vez que la reina del pop habla sobre el proceso de creación de su película y cómo ha decidido involucrarse para garantizar una visión femenina y feminista de su historia. Durante una entrevista en Tonight Show con Jimmy Fallon el pasado septiembre, Madonna explicó que se involucró en la creación del guion para frenar a otros candidatos. “La razón por la que lo hago es porque mucha gente ha tratado de escribir películas sobre mí, pero siempre son hombres”, afirmó con una mueca de desaprobación. “Universal Pictures me envió uno de sus guiones porque querían mi bendición. Lo leí, y fue la basura más espantosa y superficial que jamás haya visto. Me quedé pensando, ¿por qué esta gente haría una película sobre mi vida? No hay nada cierto en el guion. El tipo que lo está haciendo no comprende a las mujeres, ni las aprecia, ni las respeta”, declaró.

El género autobiográfico es muy corriente en la literatura, pero no tanto en el cine, donde los pocos ejemplos se encuentran más en el género documental y no tanto en una gran producción como la que pretende hacer Madonna. Hay directores que se inspiran en su infancia para contar historias (Fue la mano de Dios, de Sorrentino, es el ejemplo más reciente y exitoso) y famosos que se involucran en la producción de sus películas biográficas (las hermanas Williams fueron productoras ejecutivas en El Método Williams y Elton John lo fue en Rocketman). Pero hay pocos casos de gente que haya escrito y dirigido su propia historia, algo aún más difícil cuando esta se ha desarrollado ante la vista de todo el mundo.

Madonna ha controlado férreamente la narrativa de su carrera durante 40 años, algo que le ha reportado un éxito estratosférico en el mundo de la música. La intérprete de éxitos como Vogue, Express yourself, Music, Hung Up o La isla bonita ha vendido más de 335 millones de álbumes y sencillos desde 1983. La forma de contarse, de expresarse y venderse ha tenido una importancia capital en esta carrera, con transformaciones radicales para adaptarse a los nuevos tiempos. Sin embargo, en el cine ha tenido una carrera irregular.

Su hermano Christopher Ciccone aseguraba en 2008 que el problema era el excesivo control de la diva al llegar al set de rodaje. “Cuando abandona ese control y permite que otras personas lo lleven, consigue mejores resultados, como con Evita. Su mala elección y su excesivo control han provocado que su carrera como actriz sea lo que es” afirmaba en la biografía, Vivir con mi hermana Madonna, en la que no la dejaba precisamente bien.

Madonna escribirá y dirigirá su biopic, pero lo que sí parece claro que no lo protagonizará. El proceso de casting sigue abierto. En un principio sonaron los nombres de la actriz Julia Garner y de la cantante Sky Ferreira, pero en los últimos meses cobra fuerza la idea de que sea la intérprete Florence Pugh. “Está, definitivamente está en la lista”, dijo Madonna sobre la intérprete de Midsommar en un encuentro con los medios el pasado mes de septiembre. Fue en ese momento cuando la cantante explicó que el proceso de creación del guion estaba siendo “complicado pero terapéutico”. Y largo.

This content was originally published here.