Salud y Comida

Narbona pide a Podemos que analice la oferta “con serenidad” porque tendría “altas responsabilidades” institucionales

“Escuché a Iglesias decir que no se trataba tanto de confianza como de garantías y las garantías se pueden construir con la oferta que ha hecho Sánchez a partir de la existencia de comisiones de seguimiento de evaluación del cumplimiento del pacto, en el Congreso, en el Senado o en una oficina dependiente de Hacienda para hacer el control presupuestario”, ha señalado Narbona en una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press.

La presidenta del PSOE ha asegurado que todavía no se ha decidido qué puestos institucionales estarían dispuestos a dar al partido de Pablo Iglesias, pero ha indicado que en las reuniones que mantendrán ambas formaciones en los próximos días será donde se estudiarán cuáles son las ofertas “concretas” que se darán a Unidas Podemos para “compartir gobernabilidad”.

PSOE NO NEGOCIARÁ UN GOBIERNO DE COALICIÓN

Narbona ha descartado toda posibilidad de que en la negociaciones el PSOE baraje otra vez el gobierno de coalición que ofreció en julio a Unidas Podemos donde le daba una vicepresidencia y tres ministerios y que la formación de Iglesias pide ahora, incluyendo políticas de empleo. Según ha explicado Narbona, durante las pasadas negociaciones se puso de manifiesto que la forma de concebir la coalición conllevaba “la existencia de un Gobierno dentro de un Gobierno”, además de que Unidas Podemos rechazó la oferta de manera “injustificada”.

“Unidas Podemos despreciaban lo que le ofrecía el PSOE y además sería un Gobierno donde la última palabra la tiene siempre el presidente y eso explica también la no presencia de Iglesias en él porque no se puede tener a los principales líderes de dos partidos políticos en un Gobierno ya que es sin duda todo un desafío ante la necesidad de que un gobierno sea cohesionado y pueda funcionar de manera eficaz”, ha puntualizado.

Además, ha resaltado que ningún país de la Unión Europea tiene un gobierno de coalición como tal, sino un apoyo al Partido Socialista “desde el Parlamento” como ocurre en Portugal donde el bloque de la izquierda “está apoyando” desde fuera del Ejecutivo, o en Dinamarca donde el Partido Socialista tiene “el apoyo de un conjunto de partidos” en las Cámaras.

“No es una experiencia de coalición del Partido Socialista con un partido más a la izquierda en ninguno de los países de la Unión Europea, tenemos la experiencia de Portugal y Dinamarca con apoyos y francamente nunca he oído que los votantes o dirigentes se sientan humillados”, ha señalado Narbona haciendo referencia a las declaraciones del secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en las que dijo que su veto a formar parte de un Gobierno de coalición fue una “humillación”.

EL PSOE QUIERE EVITAR LAS ELECCIONES

Narbona también ha insistido en que el PSOE no quiere que haya unas segundas elecciones “por mucho que haya ahora mismo encuestas que dan al PSOE resultados muy positivos” porque el objetivo del partido de Sánchez es empezar a “poner en marcha todas las medidas” que no han podido tomar durante la legislatura anterior en la que, incluso con el apoyo de Unidas Podemos, eran “menos en votos”. “Ahora sumamos y por eso entendemos que partiendo con un acuerdo con ellos podemos desarrollar medidas que si no se aprobaron en ese periodo de Gobierno no fue por falta de voluntad política”, ha añadido.

“Ahora muchas de esas medidas reaparecen en un programa abierto”, ha señalado Narbona para después destacar que “precisamente para eso son las reuniones” que tendrán ambas formaciones en los próximos días, para hablar sobre modificaciones y sobre aquellos puntos en los que se tiene una “altísima coincidencia” y con los que se puede llegar a acuerdos de Gobierno.

This content was originally published here.