Salud y Comida

Nutrición como eje de la salud mental y física – Informativo JBS

Alberto Cabezas/Foto-Medios

“En las personas que emocionalmente no tienen claro lo que es bueno o malo, la comida puede convertirse en un alivio temporal a un problema, sentimiento o emoción mucho más profundo. Esto pasa porque después de saborearla, tu cerebro secreta varias sustancias poderosas que producen placer (cómo la dopamina).” argumento la Doctora Andrea Arguijo de Nutrimedical Center médica especialista en Nutrición Clínica.

¿Crees que el cerebro y la conciencia hacen de las suyas, reforzando los sentimientos de culpa por romper la dieta?

Depende de factores:

1.El estado de conciencia de su condición nutricional y de médica.

2. El amor propio del paciente.

3. La responsabilidad del paciente ya que está claro que comer es un acto fisiológico necesario, sin embargo, el deseo de comer puede estar influenciado por muchas causas, y la mayoría de estas no son fisiológicas sino emocionales.

Los seres humanos buscamos canalizar esa emoción de ansiedad o frustración a través del acto de comer (pensando que tenemos hambre).

Es por este motivo que comer emocionalmente se convierte en un hábito.

¿Crees que el internet y nutrición conllevan a una pandemia de errores?

Creo que tiene sus beneficios y desventajas, una ventaja es que nos acerca a lugares lejanos, podemos intercambiar información y comunicación con personas de diversas culturas, lugares, lo que me parece excelente si se da el uso debido, pero una de las mayores desventajas es la desinformación que hay, el abuso del marketing para vender y engañar a las personas con productos engañosos, no existe un control que permita que sean profesionales los que brinden la información.

¿Cómo experta como crees que los centroamericanos debemos mejorar la nutrición en cuarententa del CORONAVIRUS?

En Nutrimedicial Center que está ubicada en Honduras, San pedro Sula, donde brindamos nuestro servicio en forma virtual y presencial, consideramos que es un momento que analicemos la importancia de tener una condición nutricional adecuada la cual nos ayuda a enfrentar de mejor forma cualquier enfermedad a través de un sistema inmune fortalecido, esto lo logramos consumiendo todos los macro nutrientes y micronutrientes a través de la alimentación y acompañarlo de una actividad física.

Además, debemos aprovechar para mejorar los horarios de comida, preparar nuestros alimentos, disfrutar nuestros alimentos, probar recetas saludables que muchas veces por falta de tiempo no acostumbramos hacer, consumir más frutas y verduras y disfrutar de la comida Nutritiva y menos comidas procesadas.

¿Las grasas son malas y otros grandes mitos sobre nutrición?

Eso es uno de los grandes mitos, primero debemos saber que existen grasas saludables y grasas no saludables, por ende, debemos consumir las grasas saludables de forma equilibrada sin excedernos como ser: aguacate, frutos secos, aceite de oliva, crema de maní, etc.

Evitar las grasas saturadas como ser: mantecas, margarinas, mantequilla, aderezos, salsas preparadas etc.

¿Porque crees la nutrición es el eje de la salud física y mental?

Porque una mala nutrición puede reducir nuestra inmunidad, aumentar la vulnerabilidad a las enfermedades, alterar el desarrollo físico y mental, y reducir la productividad y la salud es el completo bienestar físico, mental y social del individuo.

¿Algo más que deseas agregar?

No hay que esperar a estar enfermos o en una condición crítica para reflexionar, en nuestras manos esta nuestra salud, amemos nuestro cuerpo que es la morada del señor, empecemos hoy, nunca es tardes para iniciar un nuevo estilo de vida que nos beneficie, y no arrepentirte el día de mañana, les brindó algunos consejos generales que les serán de ayuda:

1. Empieza bien tu día desayunando.

2. Consume en tus comidas una cantidad adecuada de carbohidratos, proteínas y grasas saludables.

3.- Reduce el consumo de grasas, sobre todo de origen animal (excepto los pescados).

4.- Aumenta el consumo de verduras y frutas variadas ricas en fibra y vitaminas.

5. Disminuye el consumo de sal y productos procesados.

6. Empieza a realizar una actividad física gradual, al menos 15 minutos al día, el ejercicio que disfrutes hacer seguir tu resistencia y poco a poco ir progresando.

This content was originally published here.