Arte & entretenimiento

Qué es la tiña que ha provocado un brote en peluquerías de todo el país | Salud

Siempre se ha dicho aquello de que “para presumir hay que sufrir”. Pero a veces las modas tienen consecuencias negativas para la salud. Es el caso de los cortes de pelo degradados y rasurados, responsables del aumento de casos de tiña del cuero cabelludo en adolescentes que se ha detectado desde hace dos años, según un comunicado de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

Los dermatólogos alertan de estos casos de infecciones del cuero cabelludo por hongos, que han sido el origen del estudio Brote de dermatofitosis en región de cabeza y cuello asociadas al rasurado en peluquerías: Estudio descriptivo multicéntrico de una serie de casos, un trabajo colaborativo que muestra los hallazgos de 107 casos recogidos por especialistas españoles y que está aceptado para publicación en la revista Actas Dermo-Sifiliográficas.

Según el comunicado de la AEDV, estos casos podrían explicarse por este tipo de cortes entre adolescentes varones que requieren un mantenimiento y acudir a la peluquería con una frecuencia semanal para degradar o rasurar el pelo de las zonas occipital y temporal, lo que puede haber favorecido el contagio de la tiña a través de maquinillas eléctricas infectadas. “Es probable que el material de rasurado contaminado se esté compartiendo entre los diferentes clientes de algunas las peluquerías que no estarían teniendo en cuenta las normas de desinfección del material”, explica Leonardo Bascón, dermatólogo del Servicio de Dermatología del Hospital General de Granollers y autor principal del estudio.

Según el Dr. Jorge Romaní, del Servicio de Dermatología del Hospital General de Granollers y otro de los coautores de la investigación, “este brote debe ser tenido en cuenta por organismos competentes de Salud Pública, a los cuales corresponde velar por el cumplimiento de las normas de desinfección del material empleado para el rasurado en este tipo de centros”.

Qué es la tiña o dermatofitosis

Son infecciones de la piel y de las uñas causadas por diversos hongos diferentes y se clasifican según su localización en el cuerpo. La tiña de la cabeza o ‘tinea capitis’ es una enfermedad altamente contagiosa que afecta principalmente a niños de 6 meses a 12 años de edad, con ligero predominio en varones.

Cuáles son las causas de la tiña

Dependiendo del modo de transmisión del hongo causante de ‘tinea capitis’, la AEDV diferencia tres tipos de dermatofitos (un tipo de hongo que necesita la proteína queratina para alimentarse): antropófilos, que generalmente provocan formas clínicas no inflamatorias; zoófilos, que suelen provocar formas inflamatorias; y geofílicos, causantes de una inflamación moderada.

Dicho de otro, según explica la Clínica Mayo, se puede contagiar de humano a humano (por el contacto directo de piel con piel de una persona infectada), de animal a humano (si se toca a un animal con la infección, por ejemplo, al acariciar o cepillar a perros o gatos que la padecen; también es bastante común en vacas, cabras, cerdos y caballos) o de objeto a humano (por el contacto con objetos o superficies que tocó recientemente una persona o un animal infectados, lo incluye artículos como ropa, toallas, ropa de cama, peines y cepillos).

Síntomas de la tiña

Los síntomas de una infección dermatofítica varían en función de la localización. La mayoría de las veces no hay inflamación o muy poca, y las áreas infectadas producen un picor moderado, con un borde escamoso ligeramente elevado (manchas pueden aparecer y desaparecer de forma intermitente). A veces la inflamación es más grave y pueden aparecer ampollas y vesículas (normalmente en el pie) o una placa inflamada e hinchada en el cuero cabelludo que a veces supura pus (querión). La AEDV añade que además del picor, la descamación de la zona y la inflamación con posible supuración, dolor y fiebre, puede haber pérdida de pelo en la zona.

Cómo se realiza el diagnóstico

Se realiza un raspado cutáneo para su observación al microscopio. Si la infección se localiza en las uñas o el cuero cabelludo, se realiza un cultivo. José Ignacio Galván, dermatólogo en práctica privada y uno de los coautores del estudio, recuerda que el diagnóstico puede ser sospechado por la clínica cutánea (descamación, pérdida o caída del pelo, prurito y dolor, inflamación de la zona, áreas rojizas ) y confirmado mediante cultivo de hongos. “Cuanto más precoz sea el diagnóstico, más favorable y menores riesgos de secuelas tendrá el paciente”, concreta.

Cuál es el tratamiento de la tiña

El tratamiento de la tiña varía en función de su localización, pero siempre incluye la aplicación de antimicóticos o antifúngicos en la zona afectada (tópicos) o por vía oral. Se pueden administrar corticosteroides para aliviar el picor y la inflamación. Como en muchas otras afecciones, lo mejor es prevenir y para ello hay una serie de recomendaciones como lavar el cuero cabelludo de forma regular, en especial después de los cortes de pelo; mantener la piel limpia y seca y lavarse las manos después de jugar con las mascotas; evitar los animales infectados; evitar compartir artículos personales (ropa, toallas, cepillos de pelo o equipo deportivo).

This content was originally published here.