Economia y Negocios

Senado, sin acuerdo para titular de la CNDH – El Sol de México

La candidata a encabezar la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, divide a los senadores en este nombramiento, dejándoles una votación y discusión dogmatizada, entre los que la quieren al frente de este órgano constitucional autónomo y quienes dudan de su autonomía e independencia para poder lograrlo.

Así lo dio a conocer el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Ricardo Monreal Ávila, quien señaló que al momento no cuenta con una mayoría calificada para designar al sustituto de Luis Raúl González Pérez, actual Ombudsperson nacional y quien concluye su encargo el próximo 15 de noviembre.

“Entonces, mañana (hoy) será la tercera votación. No tengo la mayoría calificada y no he podido construir la mayoría calificada, esa es la verdad, porque se dogmatizó la discusión. Los que están en favor de Rosario, a piedra y lodo, y los que están en contra de Rosario, a piedra y lodo, sin que nadie mueva su posición”, expresó.

El también coordinador de los senadores de Morena adelantó que hasta el momento su bancada parlamentaria continúa con el apoyo mayoritario a Rosario Piedra, aunque especificó que será hasta mañana después de su reunión previa a la sesión de pleno cuando determinen el apoyo de todo el grupo parlamentario y rechazó que sea tozudez su insistencia en ese perfil y por el contrario dijo, es un derecho del grupo parlamentario mayoritario.

“Si no se obtiene la mayoría, se rechaza la terna, se envía a las comisiones dictaminadoras, y esta fórmula nuevas ternas. Y, el ejercicio se puede convertir en un ejercicio interminable, combinando los 50 y tantos nombres; hasta que se logre la mayoría calificada”, añadió.

También rechazó que la insistencia en la hija de la fundadora del Comité Eureka, Rosario Ibarra, sea una presión desde el ejecutivo federal y reiteró la dificultad de lograr consensos y acuerdos para este nombramiento ante la división entre el grupo que coordina y la oposición.

“Sí, pero no aceptan que sea Rosario. Y el grupo mío no acepta que no sea nadie distinto a Rosario”, refirió.

La candidata a encabezar la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, divide a los senadores en este nombramiento, dejándoles una votación y discusión dogmatizada, entre los que la quieren al frente de este órgano constitucional autónomo y quienes dudan de su autonomía e independencia para poder lograrlo.

Así lo dio a conocer el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Ricardo Monreal Ávila, quien señaló que al momento no cuenta con una mayoría calificada para designar al sustituto de Luis Raúl González Pérez, actual Ombudsperson nacional y quien concluye su encargo el próximo 15 de noviembre.

“Entonces, mañana (hoy) será la tercera votación. No tengo la mayoría calificada y no he podido construir la mayoría calificada, esa es la verdad, porque se dogmatizó la discusión. Los que están en favor de Rosario, a piedra y lodo, y los que están en contra de Rosario, a piedra y lodo, sin que nadie mueva su posición”, expresó.

El también coordinador de los senadores de Morena adelantó que hasta el momento su bancada parlamentaria continúa con el apoyo mayoritario a Rosario Piedra, aunque especificó que será hasta mañana después de su reunión previa a la sesión de pleno cuando determinen el apoyo de todo el grupo parlamentario y rechazó que sea tozudez su insistencia en ese perfil y por el contrario dijo, es un derecho del grupo parlamentario mayoritario.

“Si no se obtiene la mayoría, se rechaza la terna, se envía a las comisiones dictaminadoras, y esta fórmula nuevas ternas. Y, el ejercicio se puede convertir en un ejercicio interminable, combinando los 50 y tantos nombres; hasta que se logre la mayoría calificada”, añadió.

También rechazó que la insistencia en la hija de la fundadora del Comité Eureka, Rosario Ibarra, sea una presión desde el ejecutivo federal y reiteró la dificultad de lograr consensos y acuerdos para este nombramiento ante la división entre el grupo que coordina y la oposición.

“Sí, pero no aceptan que sea Rosario. Y el grupo mío no acepta que no sea nadie distinto a Rosario”, refirió.

This content was originally published here.