Salud y Comida

Servicio de Salud considera que futuro Centro Geriátrico y de Salud Mental aumentará la cantidad de adultos mayores abandonados | ELPINGUINO.COM

Jesús Nieves

Con
una inversión superior a los 21 mil millones de pesos, el Centro de
Salud Geriátrico y Mental, el mayor proyecto aprobado por el Consejo
Regional en 2019, estaría ubicado en las dependencias del Hospital
Clínico de Magallanes (HCM) y administrado por el mismo recinto.


Se
estima que la importante infraestructura esté finalizada en dos años
aproximadamente, ya que es uno de los proyectos más prioritarios del
Gobierno Regional, pues continuará la atención hospitalaria de los
usuarios y acompañará la atención al domicilio.


El
proyecto fue diseñado por el geriatra Ramón Lobos, la terapeuta
ocupacional del establecimiento de Larga Estadía para el Adulto Mayor,
Paola Muñoz, y el coordinador del establecimiento antes mencionado,
kinesiólogo Bernardo Triviño.


Sin
embargo, este ambicioso proyecto ya ha recibido varias objeciones por
parte de la seremi de Salud, Mariela Rojas, y el director del Servicio
de Salud de Magallanes, Nelson Reyes, ya que ambos coinciden en que una
de las debilidades que tendrá el edificio, es que aumentará el abandono
de adultos mayores. “Es probable que si aumente porque la región no
tiene una solución para los adultos mayores de larga estadía, y esto es
porque no hay centros que los puedan acoger. Hoy día en nuestros
hospitales (los cuatro de la región) tenemos adultos mayores
abandonados”, señaló el director Reyes.


La
autoridad señala que la mayoría de estas personas son abandonadas por
sus familiares en temporada de fiestas, por alguna patología. “Cuando el
personal médico los tienen estabilizados y tratan de ubicar a sus
familiares, éstos no contestan los teléfonos y aparecen dos meses
después para preguntar por ellos. En el fondo, los dejan abandonados
para poder tomar tranquilamente sus vacaciones”.


Coordinación


Uno
de los gestores de este proyecto, el médico y geriatra Ramón Lobos,
sostiene que en la región no hay direccionalidad respecto de dónde van a
derivar y atender a los adultos mayores.


“Una
de las tareas que va a hacer el centro (Geriátrico) es evaluar,
clasificar y catalogar a los adultos mayores para determinar dónde deben
atenderse, en qué nivel les corresponde y cuál es el mejor uso de la
red. En estos momentos tenemos adultos mayores que consultan en todos
los niveles de la red buscando una solución”, dijo Lobos.


-¿Entonces, usted considera que el centro aumentaría la cantidad de adultos mayores abandonados?


“Si
las cosas no se hacen adecuadamente obviamente va a significar un
atochamiento de pacientes, pero eso implica la gestión que tiene que
hacerse. No es solamente disponer de un centro o coordinación con otros
niveles”.


El
único especialista local en Geriatría, sostiene que las necesidades de
los adultos mayores no están dimensionadas y solo hay ofertas. Agrega
que el Establecimiento de Larga Estadía para el Adulto Mayores, los
centros diurnos y casas de acogida, se están quedando pequeños.


“Si
uno ve los estándares estamos muy lejos de tener el control de toda la
población, es por eso que se producen estos cuellos de botella. Además
hay que tener muchas más atenciones ambulatorias, domiciliarias,
atención con especialistas y eso es lo que está redundando en que el
problema se note en que se quedan pegados en un nivel y los pacientes no
están siendo atendidos por los niveles que corresponden porque están
todos saturados”, cerró Lobos.

This content was originally published here.