Economia y Negocios

Tome el control de sus finanzas; optimice el ingreso, El Siglo de Torreón

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) brinda algunas recomendaciones para poder lograrlo. Tener un presupuesto te ayuda a aprovechar tus recursos al máximo. Ya que hayas registrado todos tus ingresos, todos tus egresos (gastos) e identificado tus gastos hormiga es momento de reducir gastos.

Cuando hayas adquirido el hábito de controlar tus gastos podrás manejar mejor tu dinero para no llegar a fin de mes en números rojos, comenzar un ahorro para darle mantenimiento a tu casa, hacer un viaje o empezar un fondo para emergencias.

Reducir gastos no significa privarte de todo lo que te gusta y vivir en la restricción total. Se trata de hacer compras realmente inteligentes e incluso librarte de algunos hábitos dañinos para tu salud.

Descarta aquello de lo que puedes prescindir. Pregúntate qué gustos estás dispuesto a dejar ir y cuáles representan algo importante. Busca opciones económicas o gratuitas. Por ejemplo, en YouTube existen muchos canales donde puedes seguir rutinas de ejercicio, también hay eventos culturales gratuitos.

Si tienes muchas suscripciones pregúntate si las aprovechas al máximo. Asegúrate de tener solo las que verdaderamente utilizas, puedes contratar un plan familiar o cooperarte con tu familia y amigos.

Respeta tu presupuesto y sé constante para obtener mejores resultados. Plantéate metas. Ten claro para qué lo quieres, ya sea para pagar deudas o no llegar a fin de mes en números rojos.

Elige una herramienta. Puede ser un documento de Excel, lápiz y papel, una hoja de Word o incluso alguna app, el punto es que te acomode pues deberás registrar todos tus gastos. Haz cinco columnas: fecha, concepto, ingresos, gastos y diferencia. Anota todos los gastos que haces diario, también tus ingresos y gastos fijos o eventuales, es decir, tu sueldo, si vendiste algo o hiciste algún trabajo extra. En un mes podrás darte cuenta si lo que gastas corresponde con lo que ganas.

Sé previsor. Divide los gastos anuales entre 12, por ejemplo, el predial, el seguro de tu auto o los gastos de fin de año. Así tendrás todo el año para juntar esa cantidad y no descapitalizarte cuando lleguen esas fechas.

No te frustres si olvidaste registrar tus gastos un día o si gastaste más de lo que te habías propuesto. Lo que importa es ser constante, poco a poco irás generando el hábito. Ten esto muy claro para encontrar motivación, de otro modo no le encontrarás sentido al esfuerzo que implica anotar en qué gastas.

Un presupuesto puede definirse como la cantidad de dinero calculado para hacer frente a los gastos generales de la vida cotidiana.

Paso a paso

Algunos pasos para que comiences a hacer el tuyo:

*Gastos hormiga: son aquellos que por pequeños no se sienten, como un agua embotellada o una botanita. Identificarlos y, sobre todo, controlarlos es una excelente estrategia para reducir gastos, ahorrar y administrar mejor tu dinero.

*Identifica y registra todos esos gastitos que haces en tu día a día. Ten una libreta exclusiva para ello o descarga una app.

*Toma decisiones. No quiere decir que jamás vuelvas a comprar un café, por ejemplo, más bien se trata de priorizar y limitar. Si el café es parte de tu rutina de la mañana busca la manera de reducir este gasto, como prepararlo en casa.

This content was originally published here.

EL 2 DE JUNIO DEL 2024 VOTA PARA MANTENER

TU LIBERTAD, LA DEMOCRACIA Y EL RESPETO A LA CONSTITUCIÓN.

VOTA POR XÓCHITL