INSCRÍBETE
Bienestar Social Buenas noticias Ciudadanos Destacados Salud y Comida Tecnología e innovación

Tres medicamentos existentes combaten el coronavirus con «casi el 100%» de éxito en un laboratorio de Jerusalén

Si los medicamentos pasan la prueba clínica de COVID, también es probable que resulten efectivos para nuevas variantes, dicen los científicos, ya que se atacan proteínas que apenas cambian entre mutaciones.

Partículas del virus SARS-CoV-2, que causan el COVID-19, aisladas de un paciente en los EE. UU., emergiendo de la superficie de células cultivadas en un laboratorio.
(NIAID-RML a través de AP)

Científicos israelíes dicen que han identificado tres medicamentos existentes que tienen buenas perspectivas como tratamientos para el COVID-19, informando que demostraron una alta capacidad para combatir el virus en pruebas de laboratorio.

Colocaron las sustancias con SARS CoV 2 vivo y células humanas in vitro. Los resultados «mostraron que los medicamentos pueden proteger a las células del ataque del virus con una efectividad cercana al 100%, lo que significa que casi el 100% de las células vivieron a pesar de estar infectadas por el virus», dijo a The Times of Israel el profesor Isaiah Arkin, bioquímico de la Universidad Hebrea que está detrás de la investigación.

«Por el contrario, en circunstancias normales, alrededor de la mitad de las células habrían muerto dos días después del contacto con el virus». Añadió que hay fuertes indicios de que los medicamentos serán robustos frente a variantes cambiantes.

Arkin, parte de un centro de la Universidad Hebrea que se especializa en la reutilización de medicamentos existentes, dijo que examinó más de 3.000 medicamentos para determinar su idoneidad, en lo que describe como una búsqueda de una aguja en un pajar. Este enfoque puede proporcionar una vía rápida para encontrar tratamientos, ya que los medicamentos ya se han probado, y espera trabajar con una compañía farmacéutica para obtener rápidamente los medicamentos que identificó clínicamente probados para COVID-19.

«Tenemos la vacuna, pero no debemos dormirnos en los laureles, y me gustaría que estos medicamentos se convirtieran en parte del arsenal que usamos para combatir el coronavirus», dijo.

La investigación que allanó el camino para la prueba de laboratorio ha sido revisada por pares y publicada, pero el estudio de laboratorio en sí aún no ha sido revisado por pares.


Un médico en una sala de COVID-19 en el Centro Médico Galilea durante el apogeo de la crisis del coronavirus en Israel.
(Shlomi Tova)

Arkin dijo que su optimismo de que los medicamentos resultarán efectivos contra futuras variantes se basa en lo que es el objetivo.

Al enfrentarse al SARS CoV 2, los medicamentos en cuestión – darapladib, que actualmente trata la aterosclerosis; el medicamento contra el cáncer Flumatinib; y un medicamento contra el VIH – no atacan a la proteína de espiga. Más bien, tienen como objetivo a una de las otras dos proteínas: la proteína de la envoltura y la proteína 3a. Estas proteínas – especialmente la proteína de la envoltura – apenas cambian entre variantes e incluso entre enfermedades de la familia de los coronavirus. Como tal, es probable que los medicamentos que las atacan sigan siendo efectivos a pesar de las mutaciones, dijo Arkin.


La proteína de la envoltura del coronavirus, una de las dos proteínas a las que los científicos de la Universidad Hebrea atacan con medicamentos que han probado en su laboratorio
(cortesía de la Universidad Hebrea)

Comentó: “La proteína de la envoltura del virus CoV 2 del SARS es aproximadamente un 95% idéntica a la del primer brote de SARS de 2003, mientras que la proteína de espiga es menos del 80% idéntica.


Prof. Isaiah Arkin de la Universidad Hebrea
(cortesía del Prof. Isaiah Arkin)

 «Esto significa que si hubiéramos tenido un medicamento dirigido a la proteína de la envoltura que hubiera tratado el brote de SARS, existe una alta probabilidad de que no hubiéramos tenido que soportar esta pandemia».

Hasta ahora, la proteína de la envoltura no se consideraba un objetivo prometedor para los medicamentos. Pero el equipo de Arkin lo identificó como un canal iónico, una clase de proteínas que se encuentran en las membranas de todos los organismos, que debido a su estructura responden particularmente bien a los medicamentos – una cualidad que aprovechan los productos farmacéuticos para la hipertensión arterial, la angina de pecho y muchos otras condiciones.

Arkin dijo: “Estoy entusiasmado con la perspectiva de ayudar a ampliar el arsenal que tenemos contra el coronavirus. Cuando se considera lo que nos permite combatir el VIH, la hepatitis y muchas otras enfermedades, es precisamente el hecho de que tenemos una variedad de tratamientos – un gran arsenal».

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel
https://www.timesofisrael.com/3-existing-drugs-fight-coronavirus-with-almost-100-success-in-jerusalem-lab/