Nuevo León

Un tipo de cuidado – CLOSE UP | Salinas Pliego: enamorado de su riqueza, señalado por evadir impuestos – SinEmbargo MX

Apoyado en su televisora, TV Azteca, Salinas Pliego ha buscado construir una imagen, sin mucho éxito, de gran emprendedor con méritos propios, creativo y con una gran capacidad para la innovación. También ha intentado adornar su explotación laboral como progreso y prosperidad.

Ciudad de México, 24 de septiembre (SinEmbargo).– Ricardo Salinas Pliego es un empresario polémico que ha buscado operar sus empresas con una ingeniería fiscal que le ha permitido dilatar los procesos de pago de impuestos; además usa una concesión del Estado a través de TV Azteca para llevar a cabo campañas de linchamiento en contra de quienes considere afecten sus intereses.

En el programa “Close Up”, una producción de Estudio B, el nuevo canal de SinEmbargo, se detalló cómo el empresario es un provocador abierto con formas quizá no tan comunes en millonarios; mantiene enfrentamientos cotidianos altaneros, discriminatorios en redes sociales contra quien lo critique, hace exhibición de su fortuna y gusta de mantener un público en espera de migajas de su fortuna.

Varios de sus principales colaboradores mantienen la costumbre de lisonjearlo; conductores de televisión y directivos de sus empresas hacen gala de halagos y agradecimientos. Pero muchos de los trabajadores más precarizados de sus empresas, fueron obligados a ir a trabajar en plena pandemia, violando las disposiciones de salud oficiales. Abrió un frente en su televisora, TV Azteca en contra del Subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Apoyado en su televisora, TV Azteca, Salinas Pliego ha buscado construir una imagen, sin mucho éxito, de gran emprendedor con méritos propios, creativo y con una gran capacidad para la innovación. También ha intentado adornar su explotación laboral como progreso y prosperidad.

En sus redes muestra su personalidad egocéntrica. En uno de sus tantos videos en redes sociales, presume sus cotidianos vuelos en helicóptero, en donde asegura que “desde acá arriba las cosas se ven más claras”.

Desde las alturas cosas se ven más claras 😌. pic.twitter.com/m2KBQGUxYB

— Don Ricardo Salinas Pliego (@RicardoBSalinas) August 28, 2023

La escritora, dramaturga y excolaboradora de TV Azteca, Sabina Berman, considera que Salinas Pliego usa la máscara de libertario y explica cómo ha aumentado su fortuna.

“Es un empresario que usa una máscara, la de ser libertario, un libertario es un anarco-capitalista, es decir, un enemigo del Estado y de la casta de políticos a los que considera ‘perros corruptos’, estoy usando el lenguaje de Salinas Pliego, y es un creyente en que el mercado puede resolverlo todo, pero es una máscara. El hecho es que él ha crecido su fortuna de la mano de los gobiernos, él es un ‘gobiernicola’”, explicó en entrevista para “Close Up”.

Agregó que el empresario heredó un grupo de tiendas de electrodomésticos y luego adquirió en los años 90 del siglo pasado TVAzteca en una subasta “amañada por el Gobierno de Salinas de Gortari” que se la vendió a Salinas Pliego y a su socio secreto que era ni más ni menos que el hermano del Presidente: Raúl Salinas de Gortari.

Ricardo Salinas Pliego narra en entrevista con un youtubero de nombre Nayo Escobar cómo decidió que quería tener una televisora. “Fue facilísimo. El hombre más rico de México en aquel momento y más exótico se llamaba Emilio Azcárraga Milmo, y yo digo, este cabrón nomás trabaja muy poquito y se la pasa ahí lleno de viejas y aviones y yates, digo y ha de ser buen negocio, ¿no? Y así fue”.

HUGO SALINAS PRICE, ELEKTRA Y EL MURO

El padre de Ricardo Salinas Pliego, Hugo Salinas Price reveló en su libro Mis años con Elektra, no sólo cómo creo Elektra para evadir impuestos, sino cómo fue uno de los impulsores del grupo de ultraderecha, El Muro.

“A principios de los años sesenta sentía yo grandes inquietudes. El fuerte carisma de Fidel Castro hacía sentir miedo a las clases media y alta de que se fuera a repetir el fenómeno cubano en México. Escribía yo artículos que publicaba en Excélsior. A veces reproducía mis artículos en sus publicaciones el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales, que dirigía mi amigo Agustín Navarro Vázquez.

“Siempre apoyé a Navarro Vázquez, un verdadero héroe de la libertad a quien la patria no le ha rendido el debido reconocimiento. En varias conversaciones me planteó la conveniencia de crear un grupo de choque de jóvenes, a efecto de contrarrestar el terror de la izquierda entre estudiantes. Se llamaría MURO, por sus iniciales: Movimiento Universitario de Renovadora Orientación. Lo más probable es que hubo varios que lo apoyaron, pero yo nunca supe quiénes más apoyaron a ese grupo, que resultó muy efectivo para darle a las izquierdas una sopa de su propio chocolate. (El) MURO tenía una casa ubicada en la avenida División del Norte, en donde practicaban artes marciales los muchachos. En una ocasión (el) MURO decidió hacer una manifestación en la propia UNAM. Para asombro de la izquierda se quemó la efigie de Fidel Castro. Fue divertido; tanto mi cuñado como yo estuvimos ahí. El salió fotografiado en los periódicos al día siguiente junto a la efigie en llamas”.

TV AZTECA Y “EL CHIQUIHUITAZO”

En 1998 el empresario Javier Moreno Valle pactó una alianza con Salinas Pliego y TV Azteca, la cual se rompió unos años más tarde. Esa alianza implicaba un acuerdo corporativo, financiero, por el cual Canal 40 recibió 25 millones de dólares. TV Azteca recibía a cambio opción de compra del 51 por ciento de las acciones del Canal 40, y comercializar el canal.

Pero al romperse esa alianza, TV Azteca envió a un grupo de personas encapuchadas y armadas para ocupar las instalaciones y tomar la antena transmisora del Canal 40. De esa forma, Salinas Pliego buscó hacer justicia por su propia mano.

El Gobierno de Vicente Fox se mantuvo en silencio por varios días. Incluso, cuando se le llegó a cuestionar al entonces Presidente, soltó su histórica frase: “y yo por qué”.

La versión de Ricardo Salinas Pliego es que un día se apareció en su oficina Javier Moreno Valle, lo engañó y lo convenció de que quería ser su amigo y ser su socio para sacar adelante su Canal 40. También aseguró en un video que Moreno Valle compró voluntades en la Secretaría de Comunicaciones para que no se aprobara su relación comercial y de pronto le dijo que ya no eran socios.

El periodista Jenaro Villamil, escribió en La Jornada el 3 de enero de 2003: “el silencio oficial se ha convertido en la auténtica ‘nota’, al grado de que 2003 se inaugura con un nuevo fenómeno del estilo foxista de gobernar: la ley mordaza aplicada al revés. Es decir, la autocensura de los funcionarios federales, que demuestran así el temor de ejercer su función pública frente a los intereses de un poderoso consorcio televisivo que, como en sus mejores épocas, se apropia de una señal concesionada, emprende un linchamiento televisivo y construye una versión antijurídica y antiperiodística de los hechos”.

En ese entonces como ahora, Salinas Pliego usó a los conductores de noticias como Javier Alatorre, Jorge Zarza, Pablo Latapí, Jaime Guerrero, para tergiversar por completo los hechos de esa madrugada, en la que incluso se golpeó y amenazó de muerte a los vigilantes de las instalaciones del canal y a sus familias, de acuerdo a los testimonios y videos de la época.

Villamil explica además, cómo Salinas Pliego ha usado la concesión del Estado para llevar a cabo campañas de linchamiento.

“‘El chiquihuitazo’ marcó el sexenio de Vicente Fox y su frase: ‘y yo por qué’ surge justo cuando le preguntan por qué la SCT permitió un asalto en una instalación federal y por qué Salinas Pliego se quedó a la mala con la señal del Canal 40. Este episodio te retrata el tipo de empresario que es y las medidas que utiliza, si lo pudo hacer con ese nivel de impunidad en una señal televisiva, imagínate lo que hace con los que no tienen la fuerza ni el equipo de abogados como los tenía entonces Javier Moreno Valle”, detalló Villamil.

Por su parte, Sabina Berman cuenta cómo durante ese mismo sexenio, Salinas Pliego armó una campaña en contra del Secretario de Hacienda, Gil Díaz, usando su televisora, para evitar pagar impuestos.

“Salinas Pliego siempre ha hecho este tipo de extorsiones con el poder, por ejemplo, en el sexenio de Fox, el Secretario de Hacienda, Gil Díaz, quiso cobrarle impuestos a Grupo Salinas, como a cualquier otra empresa, pero entonces TV Azteca anunció un documental de tres partes sobre la vida y obra del Secretario de Hacienda. Pasó la primera parte en donde se hablaba pestes de él y ya no pasaron las otras dos partes porque al día siguiente, el Secretario de Hacienda estaba en las oficinas de la televisora para hacer las paces, para decirles: ya no les cobro impuestos”.

En su columna “Plaza Pública”, Miguel Ángel Granados Chapa escribió: “Al ocuparlas sin derecho, el personal de la empresa del Ajusco cometió el delito de despojo, delito que es casi nimio frente a su permanente y pública infracción a la Ley de Radio y Televisión, que impide emitir una señal a quien carezca de la concesión correspondiente. Ante esas conductas, denunciada formalmente la primera y evidente la segunda, el Gobierno federal ha guardado un silencio que es la forma más cobarde de la complicidad”.

Reitera Granados Chapa: “Al pretender que se hace justicia por propia mano, sin embargo, no sólo violenta el Derecho civil al apoderarse de un bien inmueble ajeno, sino que infringe la Ley Federal de Radio y Televisión, la cual claramente prohíbe ‘operar o explotar estaciones de radiodifusión sin contar con la previa concesión o permiso del Gobierno federal’. TV Azteca no cuenta con esa concesión, la de Canal 40”.

“Semejante cachaza, o francamente desvergüenza, es posible por el carácter privilegiado que los gobiernos de Salinas, de Zedillo y de Fox ha otorgado a Ricardo Salinas Pliego. Los presidentes priistas le entregaron y ayudaron a consolidar sus negocios de telecomunicaciones, y el panista le otorgó hace apenas unos meses una autorización que equivale a legitimar un negocio usurario para convertirlo en un banco con clientela cautiva. En todos los casos, le han prodigado también capacidad para burlar la ley”.

En 2020, en medio de la emergencia sanitaria por COVID-19, molesto Salinas Pliego con las disposiciones que debían cumplir las empresas en términos laborales y de capital humano, Salinas Pliego emprendió una campaña en contra del gobierno, usando su empresa TV Azteca, un conductor y la concesión del Estado.

En el noticiario estelar de TV Azteca la noche del viernes 17 de abril del 2020, el conductor Javier Alatorre pidió a los televidentes que ya no le hicieran caso a López-Gatell.

Lo que dijo textualmente Alatorre esa noche fue: “Como todas las noches, el Subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, encabezó la conferencia sobre el COVID-19 en México. Pero sus cifras y sus conferencias ya se volvieron irrelevantes. Es más, se lo decimos con todas sus palabras, ya no le haga caso a Hugo López-Gatell.”

Sin embargo, las empresas del empresario tuvieron un papel importante en la dispersión de programas sociales. Claudia Villegas, directora de la Revista Fortuna y colaboradora de la revista Proceso, lo explica y también ve el momento en el que que hay una fractura en la relación entre el Gobierno de AMLO y el empresario.

LOS IMPUESTOS 

De acuerdo con la periodista especializada en finanzas, Claudia Villegas, Salinas Pliego hasta el momento ha pagado siete mil millones de pesos de impuestos, sin embargo nos explica que tiene muchos niveles de deuda.

En octubre del año pasado, tras haber salido Raquel Buenrostro del SAT para ir a la Secretaría de Economía, Salinas Pliego anunció que había hecho un pago. Pero se burló en redes de la extitular del Sistema de Administración Tributaria y señaló que no es por casualidad que ya no haya estado al frente de la dependencia cuando el empresario pagó.

Claudia dice que Salinas Pliego tiene un gran equipo de abogados y expertos para diseñar estrategias con el objetivo de pagar menos impuestos: “El señor Salinas Pliego tiene un gran equipo de abogados que busca cuáles son las opciones que se tienen para generar mayor rentabilidad a sus operaciones, el único problema es que eso pasa por reducir el pago de sus impuestos, esto lo hacen usando el régimen de consolidación de empresas, lo que permite que cuando hay pérdidas en una empresa, las puedes reportar y disminuye la tasa efectiva de impuestos, esto en el Gobierno del Presidente López Obrador se eliminó”.

Fue justo en medio de la campaña contra los libros supuestamente comunistas de la SEP, que impulsó TV Azteca y su lector de noticias, Javier Alatorre, que el gobierno de AMLO dio a conocer la operación del ministro de la SCJN, Luis María Aguilar, para alargar un proceso de deuda de las empresas de Salinas Pliego. Sin embargo no se mencionó el nombre de la empresa ni del empresario.

¿Es amigo AMLO de Salinas Pliego? ¿Cómo es esta relación? Sabina Berman nos da su opinión.

“El Presidente está asegurando que él es amigo de Ricardo Salinas y al mismo tiempo su gabinete está forzando al empresario a pagar sus impuestos, y Salinas Pliego asegura que es amigo del Presidente y al mismo tiempo está apoyando a la ultraderecha, tienen un baile muy curioso de amor y enemistad”.

SU ESTILO DE VIDA

De acuerdo con el diario español ABC, Salinas Pliego compró en 2021 uno de los barcos privados más grandes del mundo, concretamente el 48, Lady Moura, por 125 millones de dólares y lo compró al saudí Al-Rashid.

Cuenta con capacidad para una tripulación de 71 personas y 27 invitados, helipuerto , gimnasio, una sala de cine y discoteca. Tanto el nombre como el escudo, que se pueden ver a babor, estribor y en la popa, están tallados en oro de 24 quilates.

Vemos también cómo en las redes sociales, se autonombra el “Tío Richie”, regala dinero, autos y hasta casas. Y en esa exhibición de lujos, dinero y poder, dice Salinas Pliego que la pobreza es una cosa que sucede y existe naturalmente.

ACOSO Y HOSTIGAMIENTO CONTRA CITLALLI HERNÁNDEZ

Sabina Berman nos cuenta que Salinas Pliego cambió durante la pandemia.

“Era como los multimillonarios mexicanos, un hombre discreto, pero durante la pandemia hubo un cambio en él, se vio en la disyuntiva de ser un libertario total o ser un hombre compasivo y solidario con la sociedad. Cuando el Gobierno de México llamó a cerrar las empresas para bajar el COVID, él decidió que no soportaba la idea de perder dinero, de pagar salarios para gente que no estuviera produciendo dinero y se decantó por algo vil: le dio a elegir a sus empleados entre correr el riesgo de morirse de COVID o morirse de hambre”.

Una de las mujeres en la política que ha sido atacada permanentemente en redes sociales impunemente por este empresario es Citlalli Hernández, Senadora de Morena y secretaria general del partido.

APOYO A VERÁSTEGUI

Su Dios es el dinero, dice Sabina, pero ¿por qué apoya a Verástegui? Ella considera que Salinas Pliego retiraría su apoyo a Verástegui en esta hipotética circunstancia.

“La motivación de Salinas es una: ganar más dinero. Su dios es el dinero. Ahora está apoyando a la ultraderecha porque la 4T le está obligando a pagar impuestos, se topó con una pared llamada Raquel Buenrostro, una Secretaria que ya le cobró buena parte de los impuestos y dejó encargado que le terminaran de cobrar lo que debe. Aunque Verástegui no es un contendiente serio en la política, si mañana la 4T, el Gobierno de Sheinbaum, si llega a ser Presidenta, y le condona la deuda, va a retirar su apoyo a la ultraderecha. Así de sencillo”.

A 30 años de que Carlos Salinas de Gortari le dio la concesión a Salinas Pliego, Jenaro Villamil ve un Frankenstain que usa para sus fines ideológicos, políticos y personales y es una derrota del Estado mexicano.

“Si hiciéramos una reflexión de los ya casi 30 años de la concesión que le otorgó Salinas de Gortari a Salinas Pliego, lo que nos encontramos es la creación de un Frankenstain empresarial, político, ideológico y mediático. ¿Cómo el empresario al amparo de esa concesión ha decidido utilizar el medio para sus fines ideológicos y personales? Eso es algo que nunca debió haber ocurrido y es una demostración de lo riesgoso que es que grupos de ultraderecha tenga el usufructo de una concesión pública”.

Adriana Buentello estudió la carrera y la maestría en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García.
en Sinembargo al Aire

This content was originally published here.

EL 2 DE JUNIO DEL 2024 VOTA PARA MANTENER

TU LIBERTAD, LA DEMOCRACIA Y EL RESPETO A LA CONSTITUCIÓN.

VOTA POR XÓCHITL