Chiapas

Una sola persona no cometió el delito de tortura, hay más involucrados: Exauditor – El Heraldo de Chihuahua | Noticias Locales, Policiacas, de México, Chihuahua y el Mundo

El exauditor Superior del Estado de Chihuahua, Jesús Manuel Esparza Flores, consideró que la detención del exfiscal Especializado en Investigación de Violaciones de Derechos Humanos y Desaparición Forzada, Francisco G.A. es el inicio de del “nuevo amanecer” para todos aquellos que sufrieron tortura para integrar investigaciones de los denominados “expedientes x”.

Dijo que una sola persona no es el responsable de haber cometido tortura, extorsión y amenazas en contra de los ex servidores públicos, con la intención de que declararan, por lo que considera que al menos 18 personas más de diferentes niveles jerárquicos, tuvieron participación o impulsaron esta serie de hechos.

Jesús Esparza, fue una de las víctimas a las que le aplicaron diferentes métodos de tortura, incluso en febrero de 2018 fue que interpuso la primera denuncia ante organismos locales, nacionales e internacionales, por la forma en que los obligaban a declarar en contra de otras personas y los amenazaban con integrar expedientes en contra de sus propios familiares.

Fue el primero que promovió denuncias ante organismo como la FGR, ONU, CIDH, Amnistía internacional, CNDH, Cámara Diputados, Senadores, Secretaría de Gobernación, Congreso del Estado, CEDH, para que tuvieran conocimiento de estos hechos y que al parecer derivó de esta detención que realizó la Fiscalía General del Estado.

El exAuditor Superior del Estado de Chihuahua, Jesús Manuel Eduardo Esparza Flores / Foto de: Cortesía

Jesús Esparza fue capturado en 2017 en el estado de Chiapas, por un presunto desvío cuando era el titular de la Auditoría Superior del Estado, por lo cual permaneció hasta 2020 en prisión, donde presuntamente fue presionado para declarar en contra de otros ex funcionarios, durante varios días e incluso le amenazaron con iniciales procesos penales a su familia si no accedía.

Al ex Auditor, la Fiscalía General del Estado, le inició 13 procesos penales en diferentes causas penales, es decir que de varios contratos o señalamientos le buscaron abrir nuevos expedientes para mantenerlo en prisión y lo cual terminaría en 13 sentencias condenatorias, pero que logró terminarlas a través de un estrategia jurídica.

“Una sola persona no pudo haber cometido el delito, tuvo que haber la complicidad de diversas personas, agentes, director del penal, ministerios públicos, testigos protegidos, que rindieron falsos informes, es el inicio de que se sepa la verdad, esto derivó de que se realizaron los Protocolos de Estambul, para acreditar, solicitó el protocolo” explicó.

Dijo que a los responsables, aunque se amparen por esos delitos, no procede concedérselos, y que aunque huyan al extranjero serán buscados por la Interpol a través de la ficha roja, “siempre lo dije, si todo era cierto de lo que nos acusaban, ¿por qué nos torturaron? ¿por qué nos extorsionaron? ¿por qué nos negaron el servicio médico?”.

‘Para cuando nuestro infierno terminara, el de otros apenas iba a empezar, y ya inició” fue parte del mensaje que compartió uno de las víctimas de este delito en la entidad.

El exauditor Superior del Estado de Chihuahua, Jesús Manuel Esparza Flores, consideró que la detención del exfiscal Especializado en Investigación de Violaciones de Derechos Humanos y Desaparición Forzada, Francisco G.A. es el inicio de del “nuevo amanecer” para todos aquellos que sufrieron tortura para integrar investigaciones de los denominados “expedientes x”.

Dijo que una sola persona no es el responsable de haber cometido tortura, extorsión y amenazas en contra de los ex servidores públicos, con la intención de que declararan, por lo que considera que al menos 18 personas más de diferentes niveles jerárquicos, tuvieron participación o impulsaron esta serie de hechos.

Jesús Esparza, fue una de las víctimas a las que le aplicaron diferentes métodos de tortura, incluso en febrero de 2018 fue que interpuso la primera denuncia ante organismos locales, nacionales e internacionales, por la forma en que los obligaban a declarar en contra de otras personas y los amenazaban con integrar expedientes en contra de sus propios familiares.

Fue el primero que promovió denuncias ante organismo como la FGR, ONU, CIDH, Amnistía internacional, CNDH, Cámara Diputados, Senadores, Secretaría de Gobernación, Congreso del Estado, CEDH, para que tuvieran conocimiento de estos hechos y que al parecer derivó de esta detención que realizó la Fiscalía General del Estado.

El exAuditor Superior del Estado de Chihuahua, Jesús Manuel Eduardo Esparza Flores / Foto de: Cortesía

Jesús Esparza fue capturado en 2017 en el estado de Chiapas, por un presunto desvío cuando era el titular de la Auditoría Superior del Estado, por lo cual permaneció hasta 2020 en prisión, donde presuntamente fue presionado para declarar en contra de otros ex funcionarios, durante varios días e incluso le amenazaron con iniciales procesos penales a su familia si no accedía.

Al ex Auditor, la Fiscalía General del Estado, le inició 13 procesos penales en diferentes causas penales, es decir que de varios contratos o señalamientos le buscaron abrir nuevos expedientes para mantenerlo en prisión y lo cual terminaría en 13 sentencias condenatorias, pero que logró terminarlas a través de un estrategia jurídica.

“Una sola persona no pudo haber cometido el delito, tuvo que haber la complicidad de diversas personas, agentes, director del penal, ministerios públicos, testigos protegidos, que rindieron falsos informes, es el inicio de que se sepa la verdad, esto derivó de que se realizaron los Protocolos de Estambul, para acreditar, solicitó el protocolo” explicó.

Dijo que a los responsables, aunque se amparen por esos delitos, no procede concedérselos, y que aunque huyan al extranjero serán buscados por la Interpol a través de la ficha roja, “siempre lo dije, si todo era cierto de lo que nos acusaban, ¿por qué nos torturaron? ¿por qué nos extorsionaron? ¿por qué nos negaron el servicio médico?”.

‘Para cuando nuestro infierno terminara, el de otros apenas iba a empezar, y ya inició” fue parte del mensaje que compartió uno de las víctimas de este delito en la entidad.

This content was originally published here.