Salud y Comida

Esta app certifica que tu móvil está “sano” – Cepymenews

Es una realidad que el paso del tiempo y la obsolescencia hacen mella en nuestros móviles, sin contar con todas las veces que se nos caen al suelo. En ocasiones tenemos la sospecha de que a nuestro móvil le pasa algo; va más lento de los habitual, de repente se apaga solo, el audio se oye entrecortado, tarda más tiempo en cargar la batería…y lo apagamos y lo volvemos a encender con las esperanza de que, pase lo que pase en su interior, se restablezca por arte de magia.

Esto, lógicamente, por norma general no funciona, pero en las tiendas de iOS y Android existen una gran cantidad de herramientas o apps para chequear nuestros móviles y asegurarnos de que todo está bien.

Una de estas aplicaciones es TestM y ha logrado situarse como una de las aplicaciones de este tipo de referencia en España. Tiene más de 100.000 descargas y una puntuación de 4,6 estrellas en la Play Store de Android.

El valor de esta aplicación y la forma de sacarle partido reside en tres aspectos. El más habitual es aquel en el que simplemente hacemos un chequeo rutinario a nuestro terminal. El paso del tiempo, las actualizaciones de software o el mero hecho de llenar el disco duro con más y más información someten al hardware a un peaje que el tiempo se acaba cobrando.

Este chequeo también puede representar una prueba o seguro a la hora de efectuar una transacción por u teléfono móvil, ya sea a la hora de comprarnos uno nuevo o cuando vamos a vender el nuestro.

Los síntomas anteriormente mencionados indican que algo no va bien en nuestro teléfono por lo tanto, basta con instalar la aplicación TestM y ejecutarla para que se encargue de hacer una revisión del hardware, TestM verificará 19 componentes del teléfono y elaborará un diagnóstico en cinco minutos. Puede hacerlo de dos formas; con una prueba rápida, en la que varios elementos se comprueban de manera simultánea, y con la opción completa, en la que hace un análisis de cada apartado del teléfono de manera independiente. En este último caso, por ejemplo, se pide al usuario que tenga a mano los cables de carga y los auriculares para incluso poder probar si ambos puertos funcionan de manera correcta. La aplicación también permite analizar por separado a la pantalla, el sonido, los elementos encargados de medir el movimiento, la conectividad, el hardware o la cámara.

El informe final aparece fechado y se puede compartir a través de email, WhatsApp o Telegram. Además de la fecha, también aparece el modelo de teléfono, su número IMEI (que es como el DNI del móvil), el procesador, la memoria RAM, los megapíxeles de la cámara, etc. Y todo en cinco minutos.

This content was originally published here.