Arte & entretenimiento

Frida Kahlo: 5 cosas que tal vez no conocías sobre la artista mexicana | CNN

(CNN) — La imagen de Frida Kahlo se ha vuelto tan ubicua, impresa en todo tipo de productos, desde muñecas Barbie hasta zapatos, que es fácil perder de vista lo radical que era. Con motivo del aniversario de su nacimiento, he aquí un vistazo al legado de la la artista mexicana más reconocida.

Estaba muy orgullosa de su herencia mexicana

Kahlo nació el 6 de julio de 1907 en Coyoacán, México, de padre alemán y madre de ascendencia española e indígena.

Aunque era considerada “mestiza” –una persona de ascendencia mixta europea e indígena– se identificaba estrechamente con su herencia indígena y amaba al pueblo mexicano.

Cuando Kahlo tenía solo tres años, estalló la Revolución Mexicana. Ella creció en el caos político que llevó al final de una dictadura de casi 30 años y al establecimiento de una república constitucional.

Ese tiempo turbulento ayudó a dar forma a la visión del mundo de Kahlo. A la edad de 16 años, se había unido a un capítulo local del partido socialista. A sus 20 años, se convirtió en miembro del Partido Comunista Mexicano.

Durante años, Kahlo incluso afirmó que había nacido en 1910, para ser identificada como una hija de la revolución, según la Fundación Frida Kahlo.

Ella siguió siendo de izquierda y promotora del pueblo mexicano durante toda su vida.

Comenzó a pintar tras un accidente casi mortal

Kahlo tenía una serie de problemas de salud, pero nunca dejó que le impidieran vivir la vida al máximo.

Cuando era niña, luchó contra un caso grave de polio que la dejó con varias discapacidades. Según la Fundación Frida Kahlo, la enfermedad hizo que su pierna derecha fuera más delgada que la izquierda, lo cual ocultaba con faldas largas.

En su adolescencia, resultó gravemente herida en un accidente de tránsito, cuando una barandilla de metal se rompió y perforó su pelvis, según la revista Smithsonian. Su columna vertebral, piernas y pies también resultaron con fracturas en el accidente.

Como resultado del choque, Kahlo estuvo acosada por un dolor crónico y llevó un corsé de yeso durante toda su vida.

Estando en cama y aburrida, Kahlo comenzó a pintar con acuarelas para pasar el tiempo. De hecho, su madre tenía un caballete especial hecho para poder pintar mientras estaba acostada, según Frida Kahlo Corporation.

Más adelante, pintó la obra “La columna rota”, que mostraba su corsé de yeso.

Se casó (dos veces) con Diego Rivera

Kahlo conoció al aclamado pintor mexicano Diego Rivera cuando ella le pidió que hiciera una crítica sobre su trabajo. Aunque Rivera era 20 años mayor que ella, su relación rápidamente se convirtió en algo romántico. Más tarde se casaron en 1929.

Sus matrimonios — se casaron dos veces– se vieron sacudidos por sus temperamentos ardientes y relaciones extramaritales, según la Fundación Frida Kahlo.

Los altibajos de su relación fueron el tema de múltiples obras de Kahlo.

En “Autorretrato con pelo corto”, que pintó meses después de su divorcio, Kahlo se representa sentada solemnemente vestida con traje de hombre, sosteniendo largos mechones de su cabello recién cortado. El traje de gran tamaño es similar al que llevaba Rivera, y se sabía que él admiraba su largo cabello, que Kahlo pintó en el piso.

Rechazó la etiqueta de surrealista

Kahlo es famosa por sus autorretratos, pero eso no es todo lo que pintó.

Abordó la naturaleza muerta, como en “Tunas”. También pintó escenas extrañas y oscuras. “Lo que el agua me dio” representa figuras y paisajes flotando en una bañera.

A menudo se inspiró en experiencias personales dolorosas, como su matrimonio tormentoso, abortos involuntarios y procedimientos médicos. Muchos de sus autorretratos mostraban heridas físicas y psicológicas, según la Fundación Frida Kahlo.

Sus pinturas también incorporaron temas de empoderamiento femenino y fuerza de voluntad.

Los contemporáneos, incluido el famoso surrealista André Breton, describieron el trabajo de Kahlo como surrealismo. Pero fue una etiqueta que ella rechazó rotundamente.

“Pensaron que era surrealista pero no lo era. Nunca pinté sueños. Pinté mi propia realidad”, dijo Kahlo sobre sus críticos, según el Museo de Arte Moderno.

Usó la moda como mensaje político

Kahlo mezcló intencionalmente la moda occidental con la vestimenta tradicional indígena para hacer una declaración política sobre identidad cultural, nacionalismo y feminismo.

“(Frida Kahlo) creó su estilo distintivo como una mezcla de la moda tradicional mexicana y europea, combinada con los efectos fundamentales de sus discapacidades y sus creencias políticas: Kahlo como una artista bohemia, una tehuana, una persona híbrida”, dijo Circe. Henestrosa, cocuradora de “Frida: Making Her Self Up”, una exposición de 2018 en el Victoria and Albert Museum de Londres.

Su estilo anticolonial incluía vestidos modernos adornados con patrones con influencias mayas, rebozos y collares tradicionales, entre otros accesorios.

Con el tiempo, Kahlo se hizo tan famosa por su aspecto único como lo fue por su impresionante obra.

This content was originally published here.