Economia y Negocios

Una supercomputadora hecha con 1060 Raspberry Pi

La Raspberry Pi es una computadora de bajo costo, que es prácticamente de tamaño de una tarjeta de crédito, y que el fabricante ha decidido dar poder de cómputo a todos gracias al bajo costo del hardware y además, a que usa Raspbian, una versión de Linux basada en Debian.

Esta computadora permite tener un sistema operativo estable, servicial, con una interfaz gráfica moderna, que da un sinfín de posibilidades para que la gente aprenda a usar equipos de cómputo y además, se introduzca a Linux, uno de los ambientes de trabajo más poderosos que tenemos a la mano, pero que sigue siendo menospreciado porque hay quien piensa que porque es gratuito es malo. Si lo probaran, se darían cuenta de su error.

La visualización del clúster de Raspberry PI

En el OOW (Oracle Open World 2019), Oracle hizo algo único: creó un clúster de 1060 Raspberry Pi 3B+, a lo que llamó la Supercomputadora Raspberry Pi. El sistema tiene un diseño original que permite conectar estos equipos de bajo costo, lo que permitió crear un sistema de cómputo que es mucho mejor que las partes.

Las conexiones del clúster

Normalmente los clústers de computadora usan 1024 procesadores, tal vez porque la configuración es más simple o bien por tradición. Oracle mostró 1060 procesadores de Raspberry Pi 3B, en donde hay algunos procesadores de reserva, por si acaso.

La arquitectura muestra 21 nodos Raspberry Pi 3B+ conectados a través de un sistema impreso en 3D, diseñado específicamente para ser eficientes en velocidad. Esto se mencionó apenas un par de días después de mostrar el clúster de las 1060 Pi. Las Pi están conectadas a 48 switches Ubiquiti Unifi, y cada switch está ligado vía SFP + 10GbE.

El súper clúster de Raspberry Pi

La energía de este clúster se da a través de PoE. Esto ayuda para evitar la problemática de los cables, pero hay que reconocer que resolvieron el problema del calor mediant un arreglo de conectores USB, que da energía a cada procesador de cada una de las 1060 tarjetas Pi. Oracle puso un servidor central de almacenamiento (denominado Supermicro 1U Xeon server), que hace que la red de Pi arranque todo el sistema.

Oracle no usa Raspbian, sino OAL (Oracle Autonomous Linux), así como Java, que sería lo esperado por parte de una demostración de Oracle (Java es de esta empresa), pero hay que decir que no se había usado antes en un clúster de este tamaño. El trabajo de Oracle para esta supercomputadora con equipo prácticamente casero, es la solución para la visualización de datos. La pared con nueve pantallas puede usarse con solamente 500 nodos funcionando.

Y sí, probablemente la supercomputadora no llegará al Top500 en el mundo del supercómputo, pero lo que sí es importante es que enseña los principios fundamentales de los clústers. La razón para hacer este trabajo parece ser que simplemente se hace porque es «cool» hacerlo. Y parece darles dividendos a la empresa.

La entrada Una supercomputadora hecha con 1060 Raspberry Pi se publicó primero en unocero.

This content was originally published here.