Aguascalientes

Carrera de camellos, una tradición en Qatar que ni el Mundial opaca – El Sol del Centro | Noticias Locales, Policiacas, sobre México, Aguascalientes y el Mundo

La Copa del Mundo no ensombrece las costumbres y menos las tradiciones locales, el arraigo por los gustos es tan firme y absoluto que ni el Mundial de Qatar 2022 le hace sombra al deporte más importante y popular de la nación.

Las carreras de camellos son el sello de la casa qatarí que junto al sol, arena, mezquitas y el contexto desértico son las postales perfectas para todo aquel que visita al país más exuberante y extravagante del mundo.

Foto: Erik Estrella | ESTO

Las carreras de camellos es el deporte más importante del Medio Oriente, pero en Qatar tiene un arraigo descomunal entre sus habitantes, seguidores, equipos y toda una industria que es impulsada hasta por el gobierno mismo, por el Emir.

A toda velocidad y con entrenamientos exigentes, los camellos son la materia prima del gran espectáculo que emociona cada fin de semana en uno de los circuitos más importantes del país, el de Al Shahaniya.

A quince minutos de los campos de entrenamiento de Cristiano Ronaldo y compañía, el circuito abarca una enorme extensión territorial de casi cincuenta kilómetros a la redonda, es tan imperdible la visita a este circuito que es parte de los puntos acordados por las agencias de viajes para hacer una vista obligada.

Y es que las carreras profesionales comenzaron desde hace 52 años, primero con competencias nacionales y conforme pasó el tiempo fueron internacionales. Las carreras se realizan todos los fines de semana a partir de octubre a febrero y son toda una tradición entre la cultura árabe y qatarí que reúne a familias enteras de todas las edades, desde niños hasta personas de la tercera edad.

La carrera principal es la que se realiza en honor a la alteza Emir que se desarrolla entre marzo y abril. Lo peculiar de estas carreras es que los Yóqueis son una especie de pequeños robot del tamaño de un niño que son controlados a distancia y vestidos con sedas de llamativos colores que sorprenden a los seguidores, mientras que llevan las cuerdas y el control de estos animales que son el símbolo de muchos países del Medio Oriente.

Foto: Erik Estrella | ESTO

Los camellos incluso pueden alcanzar velocidades de hasta 80 kilómetros por hora en carreras cortas y pueden mantener el paso de 48 km/h por una hora.

Las pistas son idénticas a las de un hipódromo y en las gradas hay una ciudad virtual en donde los visitantes pueden dar un tour. Además existe la oportunidad de seguir las carreras a través de la carretera que circula en paralelo a un costado de la pista.

Los entrenamientos son intensos al igual que las carreras mismas, todo es similar a la tensión y velocidad de una competencia. El sol es ardiente, la arena simula ser una especie de espejo y solamente algunas ráfagas de viento refrescan desde Al Shahaniya, un punto imperdible para todo aquel que visita Qatar.

Foto: Erik Estrella | ESTO

Una industria impulsa las carreras de camellos

Detrás de las emociones de las carreras existe toda una industria de confección de aditamentos para los animales, así como también de asistencia médica y alimentación. Los Camellos son tratados cual dioses de la velocidad.

Correas, mantas, protectores de boca y patas, fuetes, gorros y un sinfín de materiales son elaborados con la mejor de las paciencias y calidad en busca de la comodidad y prestigio del animal. Los equipos invierten muchos millones de reales qatarís para mantener ‘a dock’ la indumentaria.

La alimentación es también parte importante, por lo que verduras, paja y vitaminas especializadas son parte de la rutina diaria. La asistencia médica es de alta calidad e incluso la principal universidad del país imparte una especialidad en la carrera de veterinaria para mantener sanamente a los camellos desde pequeños hasta su edad adulta.

Puntos claves en las carreras de camellos

Publicado originalmente en ESTO

La Copa del Mundo no ensombrece las costumbres y menos las tradiciones locales, el arraigo por los gustos es tan firme y absoluto que ni el Mundial de Qatar 2022 le hace sombra al deporte más importante y popular de la nación.

Las carreras de camellos son el sello de la casa qatarí que junto al sol, arena, mezquitas y el contexto desértico son las postales perfectas para todo aquel que visita al país más exuberante y extravagante del mundo.

Foto: Erik Estrella | ESTO

Las carreras de camellos es el deporte más importante del Medio Oriente, pero en Qatar tiene un arraigo descomunal entre sus habitantes, seguidores, equipos y toda una industria que es impulsada hasta por el gobierno mismo, por el Emir.

A toda velocidad y con entrenamientos exigentes, los camellos son la materia prima del gran espectáculo que emociona cada fin de semana en uno de los circuitos más importantes del país, el de Al Shahaniya.

A quince minutos de los campos de entrenamiento de Cristiano Ronaldo y compañía, el circuito abarca una enorme extensión territorial de casi cincuenta kilómetros a la redonda, es tan imperdible la visita a este circuito que es parte de los puntos acordados por las agencias de viajes para hacer una vista obligada.

Y es que las carreras profesionales comenzaron desde hace 52 años, primero con competencias nacionales y conforme pasó el tiempo fueron internacionales. Las carreras se realizan todos los fines de semana a partir de octubre a febrero y son toda una tradición entre la cultura árabe y qatarí que reúne a familias enteras de todas las edades, desde niños hasta personas de la tercera edad.

La carrera principal es la que se realiza en honor a la alteza Emir que se desarrolla entre marzo y abril. Lo peculiar de estas carreras es que los Yóqueis son una especie de pequeños robot del tamaño de un niño que son controlados a distancia y vestidos con sedas de llamativos colores que sorprenden a los seguidores, mientras que llevan las cuerdas y el control de estos animales que son el símbolo de muchos países del Medio Oriente.

Foto: Erik Estrella | ESTO

Los camellos incluso pueden alcanzar velocidades de hasta 80 kilómetros por hora en carreras cortas y pueden mantener el paso de 48 km/h por una hora.

Las pistas son idénticas a las de un hipódromo y en las gradas hay una ciudad virtual en donde los visitantes pueden dar un tour. Además existe la oportunidad de seguir las carreras a través de la carretera que circula en paralelo a un costado de la pista.

Los entrenamientos son intensos al igual que las carreras mismas, todo es similar a la tensión y velocidad de una competencia. El sol es ardiente, la arena simula ser una especie de espejo y solamente algunas ráfagas de viento refrescan desde Al Shahaniya, un punto imperdible para todo aquel que visita Qatar.

Foto: Erik Estrella | ESTO

Una industria impulsa las carreras de camellos

Detrás de las emociones de las carreras existe toda una industria de confección de aditamentos para los animales, así como también de asistencia médica y alimentación. Los Camellos son tratados cual dioses de la velocidad.

Correas, mantas, protectores de boca y patas, fuetes, gorros y un sinfín de materiales son elaborados con la mejor de las paciencias y calidad en busca de la comodidad y prestigio del animal. Los equipos invierten muchos millones de reales qatarís para mantener ‘a dock’ la indumentaria.

La alimentación es también parte importante, por lo que verduras, paja y vitaminas especializadas son parte de la rutina diaria. La asistencia médica es de alta calidad e incluso la principal universidad del país imparte una especialidad en la carrera de veterinaria para mantener sanamente a los camellos desde pequeños hasta su edad adulta.

Puntos claves en las carreras de camellos

Publicado originalmente en ESTO

This content was originally published here.