Ciudades del futuro Tecnología e innovación

Compró un Bored Ape con 21 ethers y lo quemó ¿crimen en el metaverso?

Algunos creen que lejos de perjudicar a la popular colección, la quema de un NFT más bien ayuda.
El misterioso proyecto que compró la pieza dice estar conformado por 666 NFT.

Un misterioso usuario, o grupo de ellos, compró una pieza de la colección de NFT (token no fungible) Mutant Ape Yacht Club por 21 ethers (ETH), y posteriormente la quemó. El hecho ha sorprendido a la comunidad que gira en torno al proyecto, donde muchos se han estado preguntando ¿qué está pasando? o si es que el suceso es parte de un error.

Todo comenzó cuando el pasado 6 de junio la cuenta de Twitter We’re All Gonna Die (Wagdie), en español «Todos vamos a morir», informó que había comprado y quemado al mono aburrido mutante número 20438.

También te podría interesar

Si trasladamos este hecho al mundo físico, significa que alguien tomó un fajo de billetes por un monto de más de USD 30.000 (21 ETH al precio de hoy), para verlos arder en fuego. Pero también significa que ha muerto uno de los simios del metaverso con la colección más popular del momento.

Quiere decir que los NFT de la codiciada colección ahora están incompletos, algo que los miembros de esta comunidad catalogan como un crimen, o quizás se trata de un sacrificio.


Mutant Ape Yatch Club.
El simio mutante 20438 ya no existe, ni forma parte del metaverso de Bored Ape. Fuente: @wagdie_eth / Twitter.

¿Un crimen o una guerra contra los NFT?

En medio de las reacciones negativas de muchos coleccionistas de NFT, algunos se preguntan ¿cuáles podrían ser las intenciones reales que están ocultas detrás de la quema de una valiosa pieza de colección?

Las especulaciones abundan, hay quien dice que la cuenta We’re All Gonna Die les ha declarado la guerra a las colecciones de NFT, y por lo tanto la quema de otras piezas podría producirse pronto.

Otros creen que se trata de una estrategia de marketing que está utilizando Wagdie para promocionar su propia colección. Como se puede ver en el mercado de NFT OpenSea el precio mínimo de la colección We’re All Gonna Die es de 0,99 ETH (USD 1780).

En todo caso, también hay quien cree que, si la intención de la comunidad de Wagdie es perjudicar a la colección Bored Ape Yacht Club y sus filiales, con la quema de una de sus piezas en realidad qué estaría aportando. Esto basado en el concepto de que la escasez tiene mucho más valor que la abundancia, como ha quedado demostrado con bitcoin, basado en el concepto introducido por Satoshi Nakamoto, tal como lo señaló un usuario en Twitter:

Satoshi Nakamoto una vez describió la pérdida de BTC como una donación a la comunidad, al eliminar permanentemente un token del suministro, el resultado es más escasez, lo que teóricamente aumenta el valor intrínseco de los restantes. Queda por ver si esto hace lo mismo o no.

«Todos vamos a morir» ¿o a permanecer en el metaverso?

Lo cierto es que la comunidad que gira en torno a los NFT de We Are All Gonna Die, todavía no manifiesta las intenciones que se trae con la quema de una pieza de la colección Mutant Ape Yacht Club.

Sin embargo, analizando su acción sumada a su nombre «todos vamos a morir», se torna difícil que logre desaparecer o perjudicar notablemente a proyectos que tienen una comunidad como la que gira en torno a las iniciativas de Yuga Labs.

Para poder hacerlo, primero tendría que comprar todos los NFT que desee desaparecer o quemar. Sin embargo, mientras revelan sus intenciones, han logrado captar la atención, aunque de una manera negativa para ciertos coleccionistas.

Puede haber otros a los que les interese un proyecto que está conformado por 6666 NFT, que no tiene sitio web, ni una descripción clara de lo que pretenden lograr, solo un perfil de Twitter y un conjunto de contratos.

Tampoco muestran una hoja de ruta, no se reservan su derecho de autor, ni tienen Discord. De hecho, habría que preguntarse si realmente hay una comunidad detrás de su iniciativa. Por otro lado, su rara colección, por ahora, solo muestra a 17 NFT bastante espeluznantes, muchos de los cuales se están ofreciendo hasta por casi 8 ETH (USD 14400).

Aunque la propuesta parece extraída de un culto que invita a morir, también puede interpretarse como que en el metaverso eso de desaparecer no es tan fácil, sobre todo, si siguen surgiendo cientos de proyectos de NFT.

This content was originally published here.