Michoacán de Ocampo

Cosas Imposibles, una luz en estos tiempos oscuros: Ernesto Contreras – El Sol de Toluca | Noticias Locales, Policiacas, sobre México, Edomex y el Mundo

La mayor apuesta del trabajo de Ernesto Contreras es mostrar el lado positivo de las cosas, resaltar su luminosidad, con el fin de que su público se aleje por un instante de sus problemas. A través de sus producciones cinematográficas, el director busca que su audiencia se quede con una reflexión, un mensaje o se cuestione sobre ciertas conductas y comportamientos.

Así ha sucedido con películas como Párpados azules (2007), Las oscuras primaveras (2014), Sueño en otro idioma (2017) o, más recientemente Cosas imposibles (2021).

“Algo que me gusta de mi trabajo como director es la posibilidad de sorprenderme con historias que estoy contando, siempre he estado muy abierto a explorar diferentes géneros, distintos universos, todo a partir de las relaciones humanas, de cómo nos conectamos, cómo nos relacionamos, qué nos hace ser tan distintos y cercanos a la vez.

“El tipo de temas que me preocupan en este momento y las cosas que quiero contar han coincidido con un camino más de luminosidad que me parece que no nos viene mal en estos tiempos tan oscuros. Está bien tener ese espectro de producción y de películas, aplaudo el logro de algunos colegas que retratan una realidad tremenda que estamos viviendo en nuestro país, pero creo que es necesario tener una diversidad en lo que ofrecemos al público”, afirmó Contreras en entrevista con El Sol de México.

A 15 años de haber debutado como director, su nombre ya ha sido reconocido en diferentes festivales del mundo como en el de Cannes, en donde fue nominado por su ópera prima Párpados azules, en el Florida Film Festival, Sundance, San Sebastián o Chile International Short Film Festival, así como en los festivales de Guadalajara y Morelia, además de ser nominado al Ariel, que ya ganó en 2004, en la categoría de Mejor Cortometraje de Ficción por Los no invitados y en 2008 por Mejor Ópera Prima.

“Luego de haber sido Presidente de la AMACC (Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas) de 2017 a 2019, evidentemente para mí es valiosísima la ceremonia del Ariel, es el premio más importante de nuestro cine, la gente que hace cine premia a los que hacen cine, es un reconocimiento entre colegas y es lo más valioso, cuando votan porque tu película sea nominada, es un honor.

“La sola nominación es un gran reconocimiento, me siento honrado, conmovido, muy agradecido y motivado para seguir trabajando, haciendo historias, es un momento lindo, gozoso”, expresó quien para la entrega 64 de este premio, el próximo 11 de octubre, está nominado en 10 categorías, entre las que destacan Mejor Actor, Actriz, Película y Dirección, por su más reciente película, Cosas imposibles.

“A mí lo que me interesaba al hacer esta película fue justamente voltear a ver ese lado que tenemos los seres humanos de solidaridad, amistad, crecimiento, de evolución a partir de ciertas experiencias y la posibilidad de encuentros y seres tan distintos que, de pronto, se dan cuenta que tienen muchas cosas más en común de las que pensarían y por eso se da esta amistad entre los protagonistas, Matilde (Nora Velázquez) y Miguel (Benny Emmanuel)”, sostuvo.

Nuevos proyectos

Para octubre estará disponible Belascoarán Shayne, serie que Ernesto Contreras dirigió para Netflix, con Luis Gerardo Méndez de protagonista. Ésta es la adaptación de las novelas de Paco Ignacio Taibo II, con su personaje, el detective Héctor Belascoarán Shayne; Irene Azuela, Paulina Gaitán y Andrés Parra, completan el elenco.

También tiene pendientes de estreno Mamá o papá, con Nora Velázquez nuevamente y de protagonistas Mauricio Ochmann y Silvia Navarro, así como la serie Tengo que morir todas las noches, con la actuación de José Antonio Toledano, David Montalvo, Cristina Rodlo, y Brays Efe, entre otros. “Es una serie inspirada en el libro de crónicas de Guillermo Osorno sobre la vida gay underground de los años 80, centrada principalmente en el icónico bar El Nueve en la Zona Rosa”, comparte el director.

“Fue la oportunidad de hacer una exploración a ese mundo tan particular en esa década, de un grupo que se enfrentaba a la presión social, la homofobia, a la discriminación, a la aparición del SIDA; es un proyecto para el próximo año para Paramount+”, sostuvo.

Y su nuevo proyecto lleva por título El último vagón, donde tendrá la posibilidad de trabajar con Adriana Barraza y Memo Villegas.

“Ha sido un largo viaje, intenso, gozoso, satisfactorio, de estas siete películas que llevo, hay otras más que están por ahí guardadas o están esperando su momento, a las que hemos invertido mucho tiempo y cabeza.

“Ha sido mucho trabajo, compaginando series con películas, experimentando en otros géneros, tonos, y lo que más quiero es compartir mi trabajo, seguir aprendiendo, creciendo como director y contar historias que dan sentido a mi vida”, concluyó.

La mayor apuesta del trabajo de Ernesto Contreras es mostrar el lado positivo de las cosas, resaltar su luminosidad, con el fin de que su público se aleje por un instante de sus problemas. A través de sus producciones cinematográficas, el director busca que su audiencia se quede con una reflexión, un mensaje o se cuestione sobre ciertas conductas y comportamientos.

Así ha sucedido con películas como Párpados azules (2007), Las oscuras primaveras (2014), Sueño en otro idioma (2017) o, más recientemente Cosas imposibles (2021).

“Algo que me gusta de mi trabajo como director es la posibilidad de sorprenderme con historias que estoy contando, siempre he estado muy abierto a explorar diferentes géneros, distintos universos, todo a partir de las relaciones humanas, de cómo nos conectamos, cómo nos relacionamos, qué nos hace ser tan distintos y cercanos a la vez.

“El tipo de temas que me preocupan en este momento y las cosas que quiero contar han coincidido con un camino más de luminosidad que me parece que no nos viene mal en estos tiempos tan oscuros. Está bien tener ese espectro de producción y de películas, aplaudo el logro de algunos colegas que retratan una realidad tremenda que estamos viviendo en nuestro país, pero creo que es necesario tener una diversidad en lo que ofrecemos al público”, afirmó Contreras en entrevista con El Sol de México.

A 15 años de haber debutado como director, su nombre ya ha sido reconocido en diferentes festivales del mundo como en el de Cannes, en donde fue nominado por su ópera prima Párpados azules, en el Florida Film Festival, Sundance, San Sebastián o Chile International Short Film Festival, así como en los festivales de Guadalajara y Morelia, además de ser nominado al Ariel, que ya ganó en 2004, en la categoría de Mejor Cortometraje de Ficción por Los no invitados y en 2008 por Mejor Ópera Prima.

“Luego de haber sido Presidente de la AMACC (Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas) de 2017 a 2019, evidentemente para mí es valiosísima la ceremonia del Ariel, es el premio más importante de nuestro cine, la gente que hace cine premia a los que hacen cine, es un reconocimiento entre colegas y es lo más valioso, cuando votan porque tu película sea nominada, es un honor.

“La sola nominación es un gran reconocimiento, me siento honrado, conmovido, muy agradecido y motivado para seguir trabajando, haciendo historias, es un momento lindo, gozoso”, expresó quien para la entrega 64 de este premio, el próximo 11 de octubre, está nominado en 10 categorías, entre las que destacan Mejor Actor, Actriz, Película y Dirección, por su más reciente película, Cosas imposibles.

“A mí lo que me interesaba al hacer esta película fue justamente voltear a ver ese lado que tenemos los seres humanos de solidaridad, amistad, crecimiento, de evolución a partir de ciertas experiencias y la posibilidad de encuentros y seres tan distintos que, de pronto, se dan cuenta que tienen muchas cosas más en común de las que pensarían y por eso se da esta amistad entre los protagonistas, Matilde (Nora Velázquez) y Miguel (Benny Emmanuel)”, sostuvo.

Nuevos proyectos

Para octubre estará disponible Belascoarán Shayne, serie que Ernesto Contreras dirigió para Netflix, con Luis Gerardo Méndez de protagonista. Ésta es la adaptación de las novelas de Paco Ignacio Taibo II, con su personaje, el detective Héctor Belascoarán Shayne; Irene Azuela, Paulina Gaitán y Andrés Parra, completan el elenco.

También tiene pendientes de estreno Mamá o papá, con Nora Velázquez nuevamente y de protagonistas Mauricio Ochmann y Silvia Navarro, así como la serie Tengo que morir todas las noches, con la actuación de José Antonio Toledano, David Montalvo, Cristina Rodlo, y Brays Efe, entre otros. “Es una serie inspirada en el libro de crónicas de Guillermo Osorno sobre la vida gay underground de los años 80, centrada principalmente en el icónico bar El Nueve en la Zona Rosa”, comparte el director.

“Fue la oportunidad de hacer una exploración a ese mundo tan particular en esa década, de un grupo que se enfrentaba a la presión social, la homofobia, a la discriminación, a la aparición del SIDA; es un proyecto para el próximo año para Paramount+”, sostuvo.

Y su nuevo proyecto lleva por título El último vagón, donde tendrá la posibilidad de trabajar con Adriana Barraza y Memo Villegas.

“Ha sido un largo viaje, intenso, gozoso, satisfactorio, de estas siete películas que llevo, hay otras más que están por ahí guardadas o están esperando su momento, a las que hemos invertido mucho tiempo y cabeza.

“Ha sido mucho trabajo, compaginando series con películas, experimentando en otros géneros, tonos, y lo que más quiero es compartir mi trabajo, seguir aprendiendo, creciendo como director y contar historias que dan sentido a mi vida”, concluyó.

This content was originally published here.