Salud y Comida

Israel niega la vacuna contra la COVID-19 a Palestina | Punto de fuga | Cadena SER

Se espera que las vacunas para combatir la COVID-19 lleguen a la Cisjordania y Gaza ocupadas a principios de marzo, más de dos meses después de que Israel inicie su despliegue.

Naciones Unidas ha pedido a Israel que garantice un acceso rápido y equitativo a las vacunas para el pueblo palestino. Esta “es una responsabilidad del ocupante”, defiende el doctor Mohammed Odeh, exdirector del banco de sangre de Palestina.

“Depende tanto de las autoridades palestinas, que se encargan de los asuntos civiles como la sanidad, como de los ocupantes”, dice Odeh, porque “no tienen acceso a fronteras con otros países salvo pasando por Israel. Eso implica que si Palestina quiere importar cualquier medicamento o equipamiento para instalaciones médicas necesitan la autorización de Israel.

Israel importado las vacunas de Pfizer y Moderna y posee la tecnología para almacenarlas y distribuirlas. Pero el país, que ha presumido de una campaña de vacunación ejemplar que ha llegado incluso a los colonos que viven en Cisjordania y a los palestinos de Jerusalén, ha excluido a la población palestina de Cisjordania y la franja de Gaza.

Sin embargo, sí hicieron un ofrecimiento a la autoridad palestina, asegura el doctor Odeh. Ofrecieron unas vacunas bajo estudio para comprobar su eficacia en el pueblo palestino. “Querían que fuésemos sus ratones de laboratorio”, denuncia. “Nosotros, tajantemente hemos dicho que no”.

Palestina ha comprado las vacunas rusa y china y ha pedido la de Oxford, cuenta Odeh, ya que requieren una logística más sencilla. Pero los problemas de importación en la frontera y la falta de tecnología para almacenar el fármaco a temperaturas extremas en todo el territorio les impiden acceder a las de Pfizer y Moderna.

El médico espera poder cubrir la demanda de vacunación de alrededor de la mitad del pueblo palestino a mediados del mes que viene. “Ojalá no ocurra nada que impida que entren”, dice, “porque de la ocupación puedes esperar cualquier cosa”.

Las muertes por COVID-19 en la Cisjordania y Gaza ocupadas ascienden a más de 1.600 y las infecciones superan las 148.000.

This content was originally published here.