Seguridad

La eficiencia de los drones en la seguridad pública

El uso de drones para generar tomas aéreas que ayudan en investigaciones o para tener fotografías que antes no se pensaban son apenas un aspecto superficial de su potencial. El uso que se ha dado a este tipo de equipos en agencias de gobierno, servicios de rescate y oficinas de seguridad pública es una tendencia que han adoptado en varios países, como China y Estados Unidos.

En 2017 un sospechoso armado se atrincheró en el interior de una casa en Illinois, Estados Unidos tras abrir fuego contra agentes de policía. La situación no hacía más que empeorar: el sospechoso parecía encontrarse en un estado de inestabilidad emocional, era un antiguo soldado con experiencia en el uso de explosivos y había amenazado con poner explosivos caseros por la casa. Más de 150 elementos de seguridad pública rodearon la vivienda, pero por suerte, para las unidades de intervención táctica y el personal de emergencias, el sospechoso estaba dispuesto a negociar.

El día avanzaba y el comandante a cargo del incidente sabía que la noche solo complicaría la situación. Consultó con su equipo qué opciones tenían. Ed Rogers, jefe del Departamento de Bomberos de Útica, pensó inmediatamente en el Departamento de Bomberos de Lynwood y su programa de operaciones con drones, dirigido por Keenan Newton. La combinación de imágenes térmicas y de una perspectiva aérea de la casa les permitiría tener controlados los alrededores en caso de que el sospechoso intentara escapar.

Recomendamos: Los drones se vuelven aliados de la ciberdelincuencia

El sospechoso le dijo al negociador que su teléfono estaba quedándose sin batería. Los agentes necesitaban que el sospechoso siguiera hablando para conseguir llevar la situación a un desenlace pacífico. El primer intento de entregarle un teléfono con un robot de la policía fracasó. Se había producido un error técnico. El comandante a cargo del incidente miró al jefe Rogers y le preguntó si podían entregar el teléfono con un dron. “Claro que podemos, somos bomberos,” respondió el jefe Rogers.

“El dron lo soltó y cinco horas más tarde, el sospechoso se entregó pacíficamente”, afirmó Keenan. “Diría que fue una operación que salvó vidas. Muchos incidentes como este terminan escalando hasta un punto en que tanto el sospechoso como los agentes corren un peligro mortal. Uno de los principales objetivos de tener drones en nuestro departamento de bomberos es el de proteger las vidas humanas y mantenerlas fuera de peligro”, declaró el jefe de Rogers.]]>

This content was originally published here.