Salud y Comida

La Pampa: encontraron muerta y comida por sus perros a una mujer dentro de su casa

Una mujer de 67 años murió en su casa en La Pampa, pero sus vecinos no se enteraron hasta que percibieron el “olor nauseabundo” y llamaron a la policía. Cuando descubrieron de dónde provenía, encontraron el cadáver de Ana Inés Marotte que había sido parcialmente devorado por sus perros.

Según contaron los vecinos a los medios locales, Marotte vivía sola en una residencia del barrio Aeropuerto, en la ciudad de Santa Rosa, y tenía “problemas psiquiátricos”. Había sido reportada como desaparecida en la segunda mitad de diciembre, pero fue hallada al poco tiempo en el Sanatorio Santa Rosa y fue dada de alta inmediatamente.

Leé también: Buscan al novio de la joven asesinada en Mar del Plata: metió su camioneta al mar y huyó

Después de ese acontecimiento, nadie supo más sobre su estado de salud hasta que sintieron el olor. Cuando atendieron a la llamada de emergencia, los policías se encontraron con la escena. El comisario Fernando Martín Cortez, de la Seccional Segunda de Santa Rosa, detalló que Marotte estaba muerta en el piso y que sus mascotas le habían comido parte del rostro y los brazos.

El informe policial detalló que había cuatro perros afuera y otros cuatro dentro de la vivienda. (Foto: Gentileza Tiempo Sur.)
El informe policial detalló que había cuatro perros afuera y otros cuatro dentro de la vivienda. (Foto: Gentileza Tiempo Sur.)

“En el interior había cuatro perros, otros cuatro estaban afuera, el olor era de las heces de los animales. Además, las aberturas estaban sin llave ni seguro puesto, su cuerpo estaba parcialmente devorado por los animales que convivían con ella”, se indicó en el informe policial.

La fiscal Cecilia Martiní quedó a cargo del caso y ordenó contactar a algún familiar cercano. Sin embargo, no tenía parientes en la ciudad, y solo se conoció que tenía una hija que vive en la ciudad de Catriel a quien no veía desde hace nueve años.

Además, Marotte no tenía contacto con sus vecinos, por lo que ninguno de ellos tenía su número de celular. Conforme avanzó la investigación, se descubrió que la mujer padecía de Alzheimer.

This content was originally published here.