Turismo

“Plantas y árboles de Hermosillo”, grupo en Facebook que une a más de 14 mil personas que cuidan de la naturaleza – Proyecto Puente

El amor y las ganas de aprender sobre plantas y árboles unió a una comunidad de más de 14 mil personas, a través de un grupo en Facebook, creado hace casi cinco años.

Mujeres que sienten un gran amor por las plantas, hablan de su proyecto más grande, de su logro de vida, como un hijo que acaba de graduarse o de haber ganado el premio mayor. Conversan sobre este gusto en común que las ha convertido en familia.

En marzo de 2015, cuando buscaba información en la red social sobre algunas especies vegetales, Elia López se encontró con nada. Los grupos que decían ser de plantas abordaban todo tipo de temas como política y religión, perdiendo su esencia y dificultando la búsqueda de lo que ella quería saber.

Fue entonces cuando decidió crear su propio grupo “Plantas y Árboles de Hermosillo”, aunque al principio fue difícil darlo a conocer y que más personas afines al tema se sumaran, ahora es uno de los más populares.

“Casi no se miraba aquí, en ese entonces. Por ejemplo, yo buscaba incluso quien vendiera o intercambiara plantas, pero no encontraba.Cuando inicié el grupo batallé un poco, pero ya después íbamos mirando que el donar o intercambiar plantas le gustó mucho a la gente y fue lo que más llamó la atención de este grupo”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Gracias a la interacción y a la convivencia “ha nacido mucha amistad y es una amistad que traspasa el Facebook; ya hemos convivido tanto que nos miramos como familia”, comenta Elia, mientras Rosa lo reafirma.

Rosa Orduño tiene más de tres años y medio de haberse integrado y un poco menos como una de las administradoras grupales, gracias a su dedicación y compromiso, que van desde compartir sus conocimientos hasta verificar que las normas del grupo sean cumplidas por sus integrantes.

Cuando se casó, comenta, era una de las personas que no deseaba tener plantas en sus hogar y hasta pensó en colocar solo cemento para evitarse el trabajo de tener que cuidarlas, pero su decisión cambió tras entrar a “Plantas y Árboles de Hermosillo”.

Entré al grupo porque me apareció como sugerencia en Facebook y aprendí, me quedé, de repente salían cursos y los tomé para prepararme, unos con costos y otros no

Las mismas personas del grupo, donde algunos tienen la experiencia de hacer una cosa u otra, vamos aprendiendo juntos”.

Conforme el grupo crecía, vieron la necesidad de crear otras actividades como las ferias de las plantas que, desde hace dos años, realizan cada mes para truequear algunas especies, donar o vender a bajos costos.

En diciembre, se realiza la tradicional posada donde los regalos e intercambios vienen en forma de plantas o pequeños árboles, siempre con el enfoque verde sin perder el rumbo de lo que los ha unido.

Junto a Elia y Rosa, está Elvira Duarte, mamá de Elia. La señora Elvira fue una de las principales motivaciones que llevaron a la creación del grupo, pues constantemente le decía a su hija que quería estar en uno de estos para aprender.

Además de las ferias, los intercambios, los juegos o las publicaciones que día tras día comparten, hay algo invaluable y son las experiencias que otras personas cuentan cuando asisten a alguno de los eventos.

Elia nos comparte de su voz algunos testimonios de personas que pasaron de sentirse deprimidos, cansados o hasta abrumados por la vida, a volver a sonreír gracias a este grupo.

“En el grupo dicen que tienen plantas, si alguien quiere un hijito porque ya tienen sus jardines completos y sienten que esas plantas pueden ser adoptadas, así lo toman: como una adopción para alguien que la va a cuidar y querer. Hay gente que así se siente y habemos personas que hemos pasado problemas pero con la motivación que tenemos, no nos dejan los compañeros sentirnos tristes”.

Tanto Elia, como Elvira y Rosa, saben que para cada miembro es importante sentirse parte de la comunidad, integrado a los demás y tomado en cuenta, sea o no de Sonora, pues el grupo no se limita a recibir a personas de Hermosillo o de la entidad, sino que cruza líneas invisibles y recibe a interesados de otros lugares del país.

Ahora, a casi cinco años y con 14 mil 345 integrantes, el objetivo sigue siendo el mismo: conocer, aprender, convivir y crear lazos, ayudar, crecer ya no solo como grupo, sino como una familia gigantesca repartida por muchas ciudades.

This content was originally published here.