Arte & entretenimiento

Robert De Niro se fue: su increíble último día de rodaje

Todo concluye al fin, y Robert De Niro tuvo su último día de rodaje en Buenos Aires de Nada, la serie que protagoniza Luis Brandoni y que codirigen Mariano Cohn y Gastón Duprat. Fue ayer sábado cuando Manuel, crítico gastronómico (Brandoni) y su amigo estadounidense y escritor Vincent (De Niro) se despidieron de la ficción.

Ayer el rodaje empezó en pleno microcentro, en la zona de Diagonal Norte y Plaza de Mayo mirando hacia el Obelisco. Habían planificado un corte de 5 cuadras desde la Plaza hasta la Avenida 9 de Julio: directamente no se podía circular por Diagonal Norte.

La elección del día, sábado, fue precisamente por eso, por la menor circulación de gente y tránsito, pero para suplir esas ausencias se contrataron 200 autos de acción falsos para disimular el tránsito atiborrado de la zona en un día de semana laboral. También se contrataron líneas de colectivos y taxis.

Toda una logística. Se contrataron 200 vehículos y 400 extras, se cortó Diagonal Norte por cinco cuadras. Ah, y estaban Brandoni y De Niro. RS Fotos

Se llamaron a 400 extras para que pasaran por ejecutivos caminando en traje, o simplemente transeúntes y gente que circulaba manejando bicicletas.

¿Y en qué consistía la escena en sí? Los dos personajes, Manuel y Vincent, como se ve en las fotos, caminaban y cruzaban las calles, mientras el argentino le hablaba de la ciudad de Buenos Aires.

Cuando se terminó de rodar el último exterior que tendría Robert De Niro en la Argentina, el dos veces ganador del Oscar, por El Padrino Parte II y Toro salvaje, se marchó en su van hacia la Mansión del Hotel Four Seasons donde estuvo hospedado desde que llegó, el sábado 30 de abril al mediodía. Allí almorzó con su novia Tiffany, y con su hija más pequeña, Helen Grace.

De Niro habla en medio de una toma con Brandoni, mientras caminan entre la Plaza de Mayo y el Obelisco. RS Fotos

Luis Brandoni se quedó con el equipo de dirección, y almorzó con Duprat y Cohn. Mientras, el equipo de iluminación acondicionaba el que sería el último set de rodaje de Robert De Niro para Nada. En el interior del restaurante Patagonia Sur -de Francis Mallmann, asesor gastronómico de la serie, a la vez, y que tiene un breve papel- sirve tanto como un restaurante como, principalmente, el interior de la vivienda de Manuel.

El último “¡Corte!”

Habían pasado pocos minutos después de las 19 cuando Robert De Niro escuchó el último “¡Corte!” en Buenos Aires. Todo el equipo, de técnicos y de producción, estallaron en un aplauso y, aunque cueste creerlo, algunos lagrimeaban de emoción, por haber compartido este tiempo con el astro de Hollywood.

Cuando terminó la última toma, De Niro pidió sumar a su pequeña hija a la foto final, con todo el equipo. RS Fotos

Después, De Niro y Brandoni se dieron un abrazo en la vereda, y fue el actor de Taxi Driver quien pidió sacarse una foto con todo el equipo, esa foto en la que están absolutamente todos. De Niro quiso sumar a su hijita a la escena, que había ido a ver el rodaje.

Luego se quedó conversando uno minutos con Cohn y Duprat -que en siete días envejecieron siete años- y se retiró, presumiblemente hacia el hotel Four Seasons. Su vuelo privado, desde el aeropuerto Internacional de Ezeiza, partía a la medianoche, con destino a la ciudad de Nueva York.

De Niro hizo comentarios al equipo de asistentes de dirección, al que elogió en público, de que Buenos Aires le recordaba mucho a Madrid, donde estuvo en marzo pasado. Y tanto su ex agente, Emanuel Núñez, como su asistente de vestuario desde hace más de 30 años, la catalana Mónica Ruiz- Ziegler, manifestaron en el set que el actor está super contento, con la experiencia del rodaje en la Argentina.

Nos vemos en Nueva York

Gastón Duprat y Mariano Cohn se reencontrarán con De Niro en Nueva York: “Competencia oficial” va al Festival de TriBeCa. Foto Martín Bonetto

¿Hubo algo que quedara pendiente del rodaje previsto? No. Sí se reconoce que, tal vez, si hiciera falta reforzar alguna cosa, como las grabaciones de audio de De Niro -su personaje es el que lleva la narración de los cinco capítulos de la serie: su voz aparece en los primeros cuatro, recién en el quinto y último se ve su presencia en imágenes-, eso se haría en Nueva York.

De eso habrían hablado Cohn y Duprat con el actor en su despedida. De Niro vio en Nueva York una copia de Competencia oficial, la película con Penélope Cruz, Antonio Banderas y Oscar Martínez, y el filme de Cohn y Duprat se exhibirá en el Festival de TriBeCa, que fundó De Niro. Eso será el mes que viene, en junio, el domingo 12. La película se estrena comercialmente en los Estados Unidos el viernes siguiente, el 17.

Todo cierra: si hace falta alguna retoma o regrabación, Cohn y Duprat estarán allí para hacerlo.

De Niro cuando ingresaba al Faena Art Center, el miércoles. RS Fotos

Y quedan aún 7 semanas de rodaje.

La hoja de citación de rodaje para mañana lunes indica que se vuelve a rodar en La Boca, interiores de la casa de Manuel. Seguramente ya no habrá un despliegue como el de esta semana, ni habrá necesidad de cortar las calles, a menos que se filme en exteriores.

También, esta semana se prevé que un día se grabe la participación especial de Guillermo Francella que, como ya dijimos ayer, es un vendedor de autos usados al que acude Manuel cuando quiere sacarse de encima su Mercedes Benz amarillo de los años ’80, con el que llegaron, él y Vincent, a la presentación del libro de gastronomía al Faena Art Center.

Pero lo más importante, lo más trascendente ya ocurrió. Fueron ocho días frenéticos, con seis jornadas de rodaje, de a veces 12 horas, cuyo resultado final, al margen de la experiencia de vida, se verá por el streaming de Star+ en algún momento del año que viene, en 2023.

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

This content was originally published here.