Ciudades del futuro

Una inteligencia artificial derrota a la mayoría de humanos en el juego Diplomacy | Noticias de la Ciencia y la Tecnología (Amazings® / NCYT®)

Un agente de inteligencia artificial llamado CICERO (CICERÓN) ha dominado a la amplia mayoría de los jugadores de la versión online del juego de mesa Diplomacy, un juego de estrategia que trata sobre enfrentamientos y alianzas entre naciones.

Así se ha comprobado en un nuevo estudio realizado por el Meta Fundamental AI Research Diplomacy Team (FAIR).

Si bien la inteligencia artificial ya ha se ha obtenidos victorias destacadas en juegos competitivos como el ajedrez y el Go, que se pueden aprender utilizando solo el entrenamiento en autojuego, ahora se ha enfrentado también con éxito al desafío que representa un juego como el Diplomacy, que requiere negociar con humanos usando un lenguaje natural, cooperar con algunos de ellos y competir contra múltiples jugadores.

El nuevo agente de inteligencia artificial desarrollado por FAIR no solo es capaz de imitar el lenguaje natural de un jugador humano, sino que, lo más importante, también analiza algunos de los objetivos, creencias e intenciones de sus socios humanos en el juego, utilizando esa información para elaborar un plan de acción que tiene en cuenta intereses alineados y enfrentados, así como para comunicar ese plan en lenguaje natural, según afirma el equipo de investigación, integrado, entre otros, por Anton Bakhtin de Meta AI en Menlo Park, California, Estados Unidos, y Daniel Fried, de la Universidad Carnegie Mellon en Estados Unidos.

Jugando anónimamente contra personas en 40 competiciones de velocidad en una liga de Diplomacy online, CICERÓN obtuvo más del doble de la puntuación media de los jugadores humanos y se situó en el 10% superior del conjunto de todos los participantes que jugaron más de una partida.

El agente de inteligencia artificial CICERÓN ha vencido a la gran mayoría de sus contrincantes humanos en el juego de estrategia Diplomacy, sin que estos sospechasen que estaban interactuando con una entidad no humana. (Ilustración: Jorge Munnshe para NCYT de Amazings)

CICERÓN logró hacerse pasar por un jugador humano contra 82 jugadores humanos y los investigadores no observaron mensajes en el juego que indicaran que los jugadores humanos sospechasen que estaban jugando con una entidad no humana.

Bakhtin, Fried y sus colegas exponen los detalles técnicos de su experimento en la revista académica Science, bajo el título “Human-Level Play in the Game of Diplomacy by Combining Language Models with Strategic Reasoning”. (Fuente: AAAS)

This content was originally published here.