Economia y Negocios

Crisis financiera y alza en el petróleo, secuelas de conflicto EU-Irán: experto

  • El Mtro. César Fragoso explica que para México sería una paradoja: se beneficiaría por los precios del crudo, pero podrían disminuir las exportaciones

 Con Información de Universidad Ibero via www.diariojudio.com

Tras la muerte del general iraní Qasem Soleimani, quien desde 1998 comandaba la Fuerza Quds, un brazo paramilitar de élite de la Guardia Revolucionaria, habrá incertidumbre en los mercados financieros y una disminución en las inversiones, explicó el Mtro. César Fragoso, académico del Departamento de Estudios Empresariales.

Fragoso señaló que las consecuencias de este conflicto entre Irán y Estados Unidos se verán reflejadas en los movimientos de las bolsas de valores y se afectarán los precios de los commodities como el del petróleo. Irán es uno de los principales productores de crudo, de tal manera que cualquier crisis en el que este país esté implicado, generará una serie de incrementos en la cadena de producción y al consumidor final.

De hecho, los precios del petróleo se dispararon luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenara el ataque con aviones no tripulados de precisión en contra Soleimani. Ahora, ese país se prepara ante posibles represalias por parte de Irán.

El académico de la IBERO añadió que el incremento del petróleo afecta a los países consumidores, que no son productores y que compran grandes cantidades, así como a las industrias que dependen de este commoditie y de sus derivados.

Estados Unidos, por ejemplo, es uno de los principales consumidores de energía. El fracking lo ha convertido el principal productor gracias a esta técnica. De esta forma, el impacto en el precio del crudo no será tan fuerte.

En el caso de México, el especialista dijo que el incremento en los precios del petróleo es una situación positiva para México porque permite vender el crudo a un costo más elevado, lo cual genera una ganancia pese a que cada año la producción en este país sea menor.

Sin embargo, añadió, aunque México no está directamente involucrado en el conflicto, debido a la importante relación comercial entre México y Estados Unidos vuelve vulnerable a nuestro país ante cualquier situación que afecte la economía estadounidense.

“Somos importantes socios comerciales, proveedores de mercancías y en cuanto Estados Unidos entré en una dinámica de guerra y empiece a tener afectaciones en la su economía empezarán a disminuir las exportaciones que hace nuestro país. Por un lado, es un beneficio el incremento en el precio del petróleo, pero por otro veríamos afectadas las exportaciones por un menor consumo, pues un país en guerra gasta menos”.

Valentina González/ICM