Arte & entretenimiento

El amor de la Señora Rothschild” llegó a la FIL con la fuerza de la mujer

“El amor de la Señora Rothschild” llegó a la FIL con la fuerza de la mujer – Sara Aharoni

 

Por Pablo Quiroz Zepeda -Dic 4, 2019291 0

 

 

 

 

Diario Judío México – Estimados lectores de este tan querido Diario Judío, desde el 2015 un servidor lleva compartiéndole la participación de escritores israelíes que se presentan en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara; sin embargo, ninguna me había llamado tanto el interés y experiencia como Sara Aharoni y su obra “El amor de la Señora Rothschild”. Esta obra, recopilación de las páginas del diario de Gutele, esposa de Mayer Amschel Rothschild, es una novela que nos remonta al ghetto judío “Judengasse” en la ciudad de Frankfurt, Alemania, y en particular de una de las familias judías con mayor prestigio en la historia, los Rothschild. “El amor de la Señora Rothschild ya ha ganado el premio platino del Book Publishers Association (2010) y el premio Steimatzky (2016), y que sin duda no únicamente nos quedaremos con esta redacción de la cobertura que hizo Diario Judío en su presentación de la FIL, sino que tanto usted como yo no dudaremos en leer este libro.

 

 

 

 

1 de 6

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta pequeña probada de un gran libro inició a las 19:30 hrs. En el salón Juan José Arreola, acompañada de Claudia Buchwald, quien, antecediendo la participación de la autora, y dando un preámbulo del libro, compartió a los asistentes que esta historia nos relata una relación histórica con Alemania, un libro ameno, una relación con su propia historia y con la vida de las personas en el ghetto. Para Buchwald, la narración la llevo a vivir al ghetto con los personajes, las tradiciones y el concepto de familia. Para el personaje principal, Gutele, todo era la familia, los hijos, el marido, en general, el amor a su familia.

 

 

 

 

 

 

 

Mario Diaz, quien también estuvo en el panel por su formación en el estudio de letras, describió al mismo personaje, Gutele, como confidente en la escritura misma y no en las demás personas. Para ello, nos acercó a una escena que lo cautivó, en la cual, su papá le regaló su primer cuaderno para escribir. Otro aspecto que Diaz comentó a los presentes en el auditorio es que como mexicanos nos vamos a reflejar en la obra de Aharoni, ya que representa el aspecto familiar como un matriarcado callado, los hombres eran los que hacían la política, las madres son las que llevaban la tradición; sin embargo, con la particularidad de que la madre compartía los conocimientos que requerían los hijos en la sociedad. También la Señora Fanny Mizrahi De Sades, tuvo varios comentarios de relevancia en cuanto a la identidad de la autora con los Rothschild y en particular con Gútele.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para Sara Aharoni, la investigación para crear este libro tardó 2 años, visitando los lugares donde se asentaron los Rotschild, en Alemania, Reino Unido y Francia. Además, conoció aspectos tan interesantes de la judería alemana como el hoy extinto idioma “Judendeutsch”, que aclaróm no es precisamente el Yiddish. También nos compartió del grave antisemitismo que se vivía en aquellos tiempos, habiéndose topado hasta con una pintura llamada “La puerca judía”, donde se puede apreciar una imagen de dos rabinos ordeñando a una puerca para que dos niños judíos se alimentaran de ella con la presencia del diablo. Los judíos en Frankfurt del siglo XVIII y XIX pasaban por un proceso de emancipación derivado de la revolución francesa; sin embargo, existían decretos y prohibiciones que bloqueaban el anhelo de ser un miembro como cualquiera de la sociedad, como hasta el ir al parque, relatando también la obra, cuando Gutele quiso llevar a su madre al “parque prohibido”.

 

 

 

 

Tal como les comparto, estimados lectores, la autora dedicó mucho tiempo a la investigación de los Rothschild para realizar una obra basada en la realidad. Fue a Londres, donde Jacob James construyó un imperio bancario; también a Paris, donde visitó la gran Sinagoga construida por los descendientes de los Rothschild, y ahí fue donde se encontró con el Rabino, quien le dijo que conocía al barón y le ofrecía a la autora presentárselo; sin embargo, ella se opuso ,diciéndole: “me gustaría reservarme el derecho de conocer al barón David de Rothschild después de la publicación de libro para que ninguno de los familiares influya en la redacción”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el aspecto femenino, Aharoni detalla que Gutele es una mujer universal, cada mujer en todo el mundo siente que es Gutele. Ella misma compartió que dentro de ella se puede sentir como Gutele, en una mezcla de voces y dualidad “yo – Gutele, Gutele-yo”. Algunas semejanzas que podemos también encontrar entre la escritora y la protagonista es que las dos nacieron en agosto del 53´, con diferencia de 200 años. Otra similitud es que Gutele tiene 19 hijos 10 de ellos sobrevivieron, diciendo: “yo perdí a un hijo cuando nació, cuando describí la pérdida en el libro, yo sentí lo que sintió Gutele”.

 

 

 

 

Los diarios de Gutele son para el lector un viaje de una familia única. Gutele nos permitirá ver el estilo de vida del imperio bancario, la complejidad de la vida de los personajes y sus debilidades, las relaciones dentro de la familia y con otros personajes, refleja la vida judía con las situaciones históricas del momento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Toda la base del libro, como mencionó la lectora en su presentación en la FIL, es real. A lo cual, comentó: “No puedo escribir algo que va en contra de la realidad. Yo tomó el hecho histórico, y sobre esto, tengo que llenar lo que le hace falta”. Y añadió en la importancia que le da a la mujer dentro de la obra: “Yo quería colocar a la mujer en el centro del escenario, los historiadores escribieron mucho sobre el fundador y sus 5 hijos, y no de la madre y sus 5 hijas, profundicé en consultas, piezas pequeñas de información sobre Gútele, cada elemento de información era para mí un diamante. Construí un rompecabezas de cada pieza de diamante de Gútele, sus cualidades superiores, su modestia, inteligente, generosa, de gran corazón, su cocina como un refugio, un entendimiento, y un corazón sabio. Gútele solía enviar camisas de Judengasse a Londres cuando el barón Rothschild ya se encontraba viviendo ahí. No quería que su hijo se olvidaría de dónde provenía, la mujer, gran mujer”.

 

 

 

 

Por último, cabe felicitar a la Comunidad Israelita de Guadalajara por su presencia y participación en el evento, así como también por parte de la H. Embajada de Israel en México y la editorial Lumen por la invitación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gracias por su atención y espero su respetuosa opinión en el espacio de Diario Judío o en la cuenta de twitter de un servidor: @PabloQZepeda

 

 

 

 

ETIQUETASFeria Internacional del Libro de GuadalajaraGuadalajaraLiteratura

 

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

 

SIN COMENTARIOS

 

Deja tu Comentario

 

Debes de Iniciar Sesión para publicar un comentario.

 

 

 

 

También puedes conéctarte con:

 

 

 

 

Artículo anterior

 

OIEA: Irán debe dar cuenta de la presencia de uranio en instalaciones no declaradas

 

Artículo siguiente

 

Para estos días de frio: “Ketsele, s’brent der Frost” – Baby it’s cold outside – Nena que frio hace afuera

 

 

 

 

Pablo Quiroz Zepeda

 

Licenciado en Relaciones Internacionales por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente. En cuanto a experiencia internacional ha tenido estudios de intercambio con la Universidad de San Diego, California; y la Universidad Alberto Hurtado en Chile. Estudió el idioma alemán en la ciudad de Münster, Alemania y trabajo para el Consejo de Promoción Turística de México en la ciudad de Frankfurt. En aspectos relacionados con el judaísmo ha colaborado con el Proyecto Shagriria de Argentina (Jóvenes Embajadores de Israel en la Diaspora), con el Proyecto Judische Stammtisch en Münster, Alemania; con Jewish Experience y Honestly Concerned en Frankfurt, Alemania. También ha participado en diálogo entre árabes e israelíes en la organización YaLa Young Leaders, parte del Shimon Peres Centre for Peace Institute. En medios de comunicación ha trabajado en funciones administrativas y de producción para Radio Fórmula Guadalajara, en conducción y análisis de temas internacionales para Megaradio, y ha colaborado con Diario Judío como columnista y periodista desde Agosto del 2015, cubriendo temas de: política internacional, inclusión, innovación, juventud y negociaciones de paz entre Israel y los países árabes. Además ha trabajado en la cobertura en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara