Economia y Negocios

Federación da menos dinero a los estados – El Heraldo de Chihuahua

Durante mayo, el gobierno federal aplicó a los estados un recorte de 18 mil 456 millones de pesos que ya estaban calendarizados.

Este ajuste implicó para 18 entidades menos recursos por concepto de participaciones federales (Ramo 28), que los gobiernos estatales pueden ejercer libremente, pero también menos aportaciones (Ramo 33) que la Federación les transfiere para servicios de educación básica y para adultos; de salud; construcción de infraestructura social en zonas marginadas; y para la coordinación intergubernamental en materia de seguridad, entre otros.

Por ambos rubros, la Federación transfirió a los estados 727 mil 711.8 millones de pesos en mayo, es decir, 2.5 por ciento menos lo que estaba programado.

Con este recorte se cumple la advertencia del propio subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, quien a finales de abril dijo que los estados iban a resentir el impacto económico de la pandemia al recibir menores recursos que el gobierno federal les transfiere por participaciones.

“Las participaciones que dependen de la Recaudación Federal Participable obviamente se verán afectadas por la caída de los ingresos tributarios y petroleros, esto va a generar una situación de falta de recursos en los estados”, dijo el funcionario tras presentar el Informe de las Finanzas y Deuda Públicas del primer trimestre de 2020.

Alejandro García, investigador del Programa de Gasto Público de México Evalúa, refirió que el gasto federalizado se está viendo afectado por una menor recaudación federal participable, que son los impuestos que las entidades entregan a la Federación para que ésta los reparta, así como debido a la desaceleración económica que viene desde el año pasado.

Fuente: Centro de Estudios de las Finanzas Públicas con datos de la Secretaría de Hacienda

Esta recaudación se desplomó 25 por ciento en mayo, según cifras de la organización, esto como resultado de la crisis por la pandemia.

Las participaciones, agregó, están siendo afectadas sobre todo en aquellos estados productores de hidrocarburos, como Campeche, así como entidades que han sido parte del motor de la economía y que han visto una baja en la recaudación federal por el cierre de industrias, la caída del consumo y la pérdida de empleo.

García añadió que la eliminación del Ramo 23, un instrumento mediante el cual el gobierno entregaba recursos a discrecionalidad a los estados, pero sobre todo la desaparición del Seguro Popular este año, también ha impactado en las aportaciones del gobierno a las entidades.

Durante mayo, el gobierno federal aplicó a los estados un recorte de 18 mil 456 millones de pesos que ya estaban calendarizados.

Este ajuste implicó para 18 entidades menos recursos por concepto de participaciones federales (Ramo 28), que los gobiernos estatales pueden ejercer libremente, pero también menos aportaciones (Ramo 33) que la Federación les transfiere para servicios de educación básica y para adultos; de salud; construcción de infraestructura social en zonas marginadas; y para la coordinación intergubernamental en materia de seguridad, entre otros.

Por ambos rubros, la Federación transfirió a los estados 727 mil 711.8 millones de pesos en mayo, es decir, 2.5 por ciento menos lo que estaba programado.

Con este recorte se cumple la advertencia del propio subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, quien a finales de abril dijo que los estados iban a resentir el impacto económico de la pandemia al recibir menores recursos que el gobierno federal les transfiere por participaciones.

“Las participaciones que dependen de la Recaudación Federal Participable obviamente se verán afectadas por la caída de los ingresos tributarios y petroleros, esto va a generar una situación de falta de recursos en los estados”, dijo el funcionario tras presentar el Informe de las Finanzas y Deuda Públicas del primer trimestre de 2020.

Alejandro García, investigador del Programa de Gasto Público de México Evalúa, refirió que el gasto federalizado se está viendo afectado por una menor recaudación federal participable, que son los impuestos que las entidades entregan a la Federación para que ésta los reparta, así como debido a la desaceleración económica que viene desde el año pasado.

Fuente: Centro de Estudios de las Finanzas Públicas con datos de la Secretaría de Hacienda

Esta recaudación se desplomó 25 por ciento en mayo, según cifras de la organización, esto como resultado de la crisis por la pandemia.

Las participaciones, agregó, están siendo afectadas sobre todo en aquellos estados productores de hidrocarburos, como Campeche, así como entidades que han sido parte del motor de la economía y que han visto una baja en la recaudación federal por el cierre de industrias, la caída del consumo y la pérdida de empleo.

García añadió que la eliminación del Ramo 23, un instrumento mediante el cual el gobierno entregaba recursos a discrecionalidad a los estados, pero sobre todo la desaparición del Seguro Popular este año, también ha impactado en las aportaciones del gobierno a las entidades.

This content was originally published here.