Tecnología e innovación

Los adultos mayores también necesitan de alfabetización digital

Daniel Ríos, vicepresidente de asuntos externos de AT&T México, considera que si el desarrollo tecnológico no va relacionado con el avance de las habilidades digitales, en lugar de que se vuelva un atajo para la población, se convierte en un muro y amplía las brechas.

La brecha tecnológica, explica Ríos, tiene tres componentes. Uno es de acceso, es decir, la gente que no tiene cobertura; otra es de asequibilidad, que se da en lugares donde hay conectividad, pero no pueden pagarla; y la tercera es de uso, cuando la gente que no tiene claro para qué usarla o cómo hacerlo.

“A la hora de cerrar esta última, entregas más oportunidades de reinsertar a las poblaciones a la economía, pues pueden generar una actividad laboral, además de que quienes aún se encuentran en un empleo, tienen la oportunidad de ganar más o seguir aprendiendo”, comenta Ríos.

Por otra parte, la alfabetización también debe impactar en los más jóvenes, pues si bien cuando se es pequeño existe una intuición respecto al uso de la tecnología, la educación debe orientarse hacia la prevención de los riesgos que pueden surgir con su uso, como las noticias falsas o el ciberacoso.

Para incentivar estos temas entre la población, AT&T México y Construyendo y Creciendo abrieron un aula itinerante, donde acercan conocimiento, habilidades y temas de civismo en la red a las comunidades más impactadas por la brecha digital, con el propósito de fomentar una ciudadanía más informada, responsable y activa.

El aula se encuentra en el Parque Salesiano de la alcaldía Miguel Hidalgo, en Ciudad de México, pero a finales de febrero se ubicará en otra alcaldía, a fin de que sea aprovechada por más personas.

De acuerdo con lo dicho por Ríos en entrevista con Expansión, van a instalar más aulas en otros estados de la República. “No es lo mismo el rezago en la CDMX que en otras ciudades del país, como el norte o el sureste”, puntualiza Fabris.

El objetivo de esta iniciativa también es identificar los diferentes tipos de brechas a nivel nacional para acortarlas y generar mejores programas. Sin embargo, los expertos detallan que para ello debe conjuntarse la participación de la iniciativa privada, el gobierno, las organizaciones de la sociedad civil y los usuarios.

This content was originally published here.