Tecnología e innovación

¿Punto de inflexión en el debate de la jornada laboral? Dos grandes empresas se suman al movimiento de la semana de cuatro días

«El punto de inflexión es ese momento mágico cuando una idea, tendencia o comportamiento social cruza un umbral, se inclina y se propaga como un reguero de pólvora», escribió el perspicaz autor Malcolm Gladwell para explicar cómo se produce un cambio significativo de repente. Eso es, precisamente, lo que estamos empezando a ver con el movimiento de la semana laboral de cuatro días. Ahora, dos importantes empresas mundiales se unen con iniciativas propias a la semana laboral abreviada.

Panasonic y el fin de semana de tres días

Japón tiene una ética de trabajo que rivaliza, si no supera, los largos días laborales de Estados Unidos. Allí se espera que los empleados trabajen muchas horas, incluidas horas extra, participen en actividades obligatorias después de sus jornadas y valoren el trabajo por encima de todo. En este marco, la multinaciional Panasonic ha decidido ofrecer a los empleados la opción de tomar una semana laboral de cuatro días, en un intento de reducir el estrés laboral.

Según apuntan desde la empresa, esta medida «libera a los trabajadores y les permite tener otros trabajos, hacer voluntariado o simplemente relajarse». Y con ello promueven el reciclaje, la atracción de talento y el aumento de la productividad y la felicidad de los empleados. Una política revolucionaria en un país en el que solo el 8% de las empresas japonesas ofrecen más de dos días libres garantizados a la semana, según los datos del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar.

Hace dos años, Microsoft Japan experimentó con un programa similar llamado «Work-Life Choice Challenge 2019 Summer». La empresa dio a sus 2.300 empleados la oportunidad de «elegir una variedad de estilos de trabajo flexibles, de acuerdo con las circunstancias del trabajo y la vida». El objetivo de la medida era ver si habría un aumento correspondiente en la productividad y la moral cuando se redujeran las horas. Los resultados del experimento indicaron que los trabajadores estaban más felices y también hubo un aumento del 40% en la productividad.

Por qué es necesaria la semana laboral más corta

Durante décadas, hemos sido arreados en autobuses y en trenes abarrotados, viajando más de dos horas al día para llegar a la oficina. Una vez allí, estás atrapado en un edificio con ventanas herméticamente selladas, cegado por mirar la pantalla de un ordenador durante más de ocho horas bajo una fuerte iluminación fluorescente.

Los jefes están constantemente mirando por encima del hombro para asegurarse de que los empleados trabajando. Se valora el tiempo que se está presencialmente y no la productividad. Se programan muchas reuniones. Reuniones para discutir otras reuniones, reuniones informativas sobre las otras reuniones… Un estilo de trabajo agotador.

Un fin de semana de dos días no es suficiente para recargar después de una semana laboral larga y tediosa. Un día consiste en hacer recados, hacer la compra, lavar la ropa, atender a los niños, hacer las labores de la casa o el jardín y la interminable lista de quehaceres. Probablemente, también revises Slack y correos electrónicos y poniéndote al día el domingo por la noche. Y llega el lunes por la mañana y estás exhausto.

Por ello, la organización sin fines de lucro 4-Day Week Global ha lanzado una misión para defender la semana laboral de cuatro días. El movimiento fue iniciado por Andrew Barnes y Charlotte Lockhart. Barnes comenzó este estilo de trabajo para su empresa con sede en Nueva Zelanda, Perpetual Guardian, y vio que tenía mucho éxito. La productividad aumentó y el estrés disminuyó.

Barnes y su socio, Lockhart, decidieron compartir su historia y ayudar a otras empresas a iniciar su propia semana laboral de cuatro días, que «mejoraría la productividad comercial, los resultados de salud de los trabajadores, haría a sus familias y comunidades más fuertes, desafiaría el problema de la igualdad de género y trabajaría hacia una mayor ambiente de trabajo sostenible».

Descubrieron que al 63% de las empresas les resultó más fácil atraer y retener talento con una semana de cuatro días. Alrededor del 78% de los empleados con semanas de cuatro días están más felices y menos estresados. Han estado brindando asesoramiento y orientación en línea para empresas que están considerando iniciar sus propios programas piloto para una semana laboral más corta.

Atornillado a una semana laboral abreviada

La segunda empresa, que recientemente concluyó una exitosa semana laboral de cuatro días, es Bolt, un unicornio fintech de rápido crecimiento. Ryan Breslow, el joven fundador y director ejecutivo de Bolt, se ha unido al movimiento de la semana laboral de cuatro días. Breslow, al frente de una empresa de tecnología multimillonaria, está apostando fuerte a la creencia de que si cuida bien a su equipo, felizmente se desempeñarán mejor.

La idea es que su equipo trabaje solo cuatro días a la semana. No hay trampas. El fundador de la empresa de tecnología de cajas registradoras se adhiere a la idea de que al proporcionar tiempo fuera de la oficina para descansar y recuperarse, las personas volverán al trabajo con mayor energía y entusiasmo. No serán como los «zombis» que ves en la oficina o en las videollamadas de Zoom, arrastrándose a sí mismos durante la jornada laboral debido al agotamiento.

Breslow se planteó la siguiente pregunta: «¿Qué pasaría si trabajáramos como leones?». Como el rey de la jungla, las personas pueden operar con «ráfagas cortas de energía, alta intensidad y luego descansar y recuperarse para el próximo sprint». Con una semana laboral de cuatro días, cree que los empleados tendrán más energía y serán mucho más productivos. «Con una semana laboral de cuatro días, podemos sentirnos seguros de participar en esos cuatro días. Realmente podemos darlo todo».

En lugar de jugar, mirar el reloj marcando la hora en la que podrías salir corriendo del edificio o desconectarte del ordenador en casa, los resultados son más importantes que el tiempo cara a cara. Él dice sobre esta filosofía empresarial: «El alto rendimiento no se trata de cuánto pones; es cuánto obtienes«.

Boston Boat Reservation Company está a bordo

Una empresa con sede en Boston está allanando el camino para que las empresas comiencen a adoptar la semana laboral de cuatro días. Hace más de un año, Dockwa, la principal aplicación de reserva de navegación que ayuda a los navegantes a asegurar atracaderos y amarres en más de 800 puertos deportivos en todo el país, introdujo el modelo de semana laboral de cuatro días en su empresa. En lugar del esperado viernes libre, el director ejecutivo Mike Melillo seleccionó el lunes como el día libre, un cambio que no afecta el salario de los empleados, el tiempo libre ni las horas que necesitan trabajar.

Wanderlust Group es el equipo detrás de Dockwa, Marinas.com y Campouts. Construye mercados y plataformas tecnológicas que conectan a los aventureros con los destinos y ayuda a esos destinos a crecer. Sus aplicaciones y software son utilizados por más de 250 000 personas en 15 000 destinos en más de 30 países. Wanderlust Group también es una empresa remota que opera en una semana laboral de cuatro días.

Dockwa es un mercado de dos lados que conecta a los navegantes y los puertos deportivos. A través de Dockwa, los puertos deportivos pueden ejecutar toda su operación mientras obtienen acceso a los cientos de miles de navegantes que utilizan nuestra aplicación de reserva gratuita. Los navegantes pueden encontrar y reservar más rápidamente amarres a largo plazo y transitorios, dedicando menos tiempo a la planificación y más tiempo en el agua. La política de semana laboral de cuatro días de Dockwa aumentó las ganancias un 121 % año tras año en 2020 ylos empleados se volvieron cada vez más productivos y felices en el trabajo.

Durante el tiempo libre, Dockwa alienta a sus empleados a alejarse de su trabajo y utilizar el tiempo libre adicional para invertir en ellos mismos, en su familia o en sus amigos. Desde obtener una licencia de piloto hasta ser voluntario en un club náutico sin fines de lucro, pasando por tener un día dedicado a conferencias y citas entre padres y maestros, las historias de cómo los empleados han usado este tiempo son diversas y poderosas. «Queríamos combatir el agotamiento de los empleados. Nos dimos cuenta de que el estado del mundo estaba cambiando y realmente queríamos asegurarnos de que nuestros empleados estuvieran presentes, que siguieran siendo felices», dijo Jessica Palmer, vicepresidenta de operaciones de personal.

Los elefantes recuerdan que necesitan un descanso

Elephant Ventures ofreció una semana laboral de cuatro días, pero con un giro. La empresa requiere jornadas de 10 horas, cuatro días a la semana y luego tres días libres. Barnes y Lockhart abogan por no aumentar las horas diarias para compensar el día libre. Parece que las empresas están haciendo sus propias versiones personalizadas del programa.

Art Shectman es fundador y presidente de Elephant Ventures, una firma de ingeniería y desarrollo de productos ágiles/esbeltos y de innovación digital con sede en la ciudad de Nueva York. También es cofundador y presidente de Ultranauts, una empresa de impacto social que emplea a personas con autismo como ingenieros de calidad para pruebas de software y análisis de calidad de datos.

Su experiencia práctica en ingeniería abarca el panorama tecnológico, desde robots con inteligencia artificial hasta redes comerciales de alta seguridad, automatización del comercio de criptomonedas, vallas publicitarias gigantes en Times Square y prototipos de máquinas expendedoras ecológicas.

Shectman notó que durante el brote del virus, su personal, cariñosamente llamado «phunts», luchó por mantener un descanso entre el trabajo y una vida plena. Se da cuenta de algunos signos de agotamiento, desafíos y lucha con la moral.

Su equipo con sede en Manila ya trabajaba una semana laboral de cuatro días y han aumentado su productividad del 20 al 30%. En respuesta, la empresa llevó a cabo una evaluación general sobre qué estilo de trabajo funcionaría mejor en este nuevo e incierto período de tiempo. Reposicionó su fuerza laboral estadounidense a un estilo de trabajo completamente distribuido y convirtió a una semana laboral de cuatro días.

Los empleados tardaron entre tres y cuatro semanas en adaptarse, dijo. Después del primer fin de semana de tres días, los trabajadores regresaron sintiéndose descansados ​​y emocionados. «Para la tercera semana, era más rutinario. La gente realmente comenzaba a tener aventuras y planear con anticipación y aprovechar para aprovechar el fin de semana de tres días». En última instancia, la semana laboral comprimida fue bien recibida, tanto que la empresa adoptó el horario de forma permanente.

Los empleados pueden recuperar horas los viernes o el fin de semana, si no pueden hacerlo en cuatro días. «Confiamos en las personas para llenar los vacíos si se perdieron horas«, dijo Shectman. Y añade que «todos regresan renovados. Ese día adicional, todos hacen una pausa. Se ppuede sentir en la moral de la empresa. Todos son más productivos y comprometidos».

Territorio inexplorado

Banks Benetiz es el CEO de Uncharted, una firma de capital de riesgo que acelera las soluciones en etapa inicial que abordan la desigualdad económica. Benetiz se convirtió a la semana de cuatro días en 2020. Uno de los beneficios de una semana abreviada es que los gerentes y los trabajadores deben estar en el momento y concentrarse mucho en el presente. Hace que la gente analice lo que es realmente importante.

«Cuando lanzamos un experimento durante el verano para probar una semana laboral de cuatro días, el salario de todos se mantuvo igual. Pero nuestro equipo trabajó 32 horas cada semana entre el 1 de junio y el 28 de agosto, tomándose todos los viernes libres. No fueron cuatro días de 10 horas. Fueron cuatro jornadas de ocho horas. El experimento probó la hipótesis de que podemos entregar el 100 % del trabajo en el 80 % del tiempo, mientras aumentamos la salud mental del equipo, reducimos el estrés del equipo y mantenemos la cultura y la cohesión del equipo», asegura Benetiz.

«Hicimos la hipótesis de que la sensación de apoyo de una persona por parte de sus compañeros de trabajo podría disminuir ligeramente porque todos estaban muy concentrados en sus prioridades, pero vimos lo contrario. El equilibrio entre la vida laboral y personal aumentó y el estrés laboral disminuyó«, añade.

Una de las preocupaciones sobre la semana laboral de cuatro días era que la cultura sufriría. Los datos mostraron que el sentido de la cultura del equipo se mantuvo sin cambios en comparación con los datos de referencia antes del experimento.

Los miembros del equipo informaron que si bien las semanas laborales se sentían intensas, tener un día libre adicional se tradujo en una energía al comienzo de la semana laboral. Además, debido a que los miembros del equipo tienen más tiempo para pasar con amigos, familiares y sus propios intereses, algunos han informado que sienten que el equipo lo está haciendo mejor al incorporarse por completo al lugar de trabajo.

Escocia, Islandia y EE UU

Escocia lanzó una semana laboral de prueba de cuatro días. La decisión fue la culminación de una promesa de campaña hecha por el gobernante Partido Nacional Escocés. Los trabajadores verán reducidas sus horas en un 20%, pero no sufrirán ninguna pérdida en compensación. El programa será financiado por el SNP con un fondo de 10 millones de libras (12 millones de euros). El dinero se utilizará para experimentar con la semana laboral abreviada. Algunas empresas escocesas ya han comenzado sus propias semanas laborales truncadas.

Escocia se fijó en Islandia y sus sólidos resultados como una gran razón para arriesgarse con la semana laboral de cuatro días. Allí, un estudio reciente, en el que participaron 2.500 trabajadores, buscaba ver si los días de trabajo más cortos conducen a una mayor productividad y una fuerza laboral más feliz. Los ensayos se realizaron en una variedad de diferentes tipos de lugares de trabajo.

Entre 2015 y 2019, Islandia llevó a cabo casos de prueba de semanas laborales de 35 a 36 horas, sin ningún pedido de un recorte salarial proporcional. Para garantizar el control de calidad, los resultados fueron analizados por Autonomía y la Asociación para la Sostenibilidad y la Democracia. Sobre la base de los resultados, los sindicatos islandeses negociaron una reducción de las horas de trabajo. El estudio también condujo a un cambio significativo: casi el 90 % de la población activa ahora tiene horarios reducidos u otras adaptaciones. El estrés y el agotamiento de los trabajadores disminuyeron. Ha habido una mejora en el equilibrio entre el trabajo y la vida.

En EE UU, el congresista demócrata Mark Takano ha presentado al Congreso una legislación que reduciría la semana laboral estándar de 40 a 32 horas. Takano considera que «una semana laboral más corta beneficiaría tanto a los empleadores como a los empleados. Los programas piloto administrados por gobiernos y empresas de todo el mundo han mostrado resultados prometedores, ya que la productividad aumentó y los trabajadores reportaron un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal, menos necesidad de tomar días por enfermedad, mayor moral y menores gastos de cuidado de niños porque tenían más tiempo con su familia e hijos».

El congresista opina que «se ha demostrado que las semanas laborales más cortas reducen aún más las primas de atención médica para los empleadores, reducen los costos operativos para las empresas y tienen un impacto ambiental positivo en algunos de estos estudios». Takano afirma que los trabajadores se beneficiarían de este cambio, ya que su propuesta permitirá que los empleados no exentos reciban compensación por horas extras por las horas trabajadas más de 32 horas.

Una semana laboral más corta contribuiría en gran medida a ayudar a las personas a lograr un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida. También es probable que veamos impulsos para jornadas laborales de cinco horas, arreglos de trabajo flexibles escalonados, más personas que eligen opciones de trabajo remoto, modelos híbridos y otros programas.

Las empresas también se beneficiarán, ya que tendrán una fuerza laboral más feliz, agradecida y motivada. Los empleados que reciben un buen trato probablemente trabajarán más duro, lo que mejoraría la productividad y las ganancias. Estos son otros ejemplos de compañías que están probando o contemplando comenzar una semana laboral de cuatro días en EE UU:

  • CULTIQUE: visión cultural y empresa estratégica.
  • Healthwise: líder sin fines de lucro en brindar educación para la salud basada en evidencia.
  • Advanced RV: constructor de autocaravanas Mercedes-Benz personalizadas.
  • Floodlight Invest: proveedor de datos ESG para administradores de activos.
  • Seed&Spark: plataforma SVOD y crowdfunding centrada en el cine.
  • Gillespie Hall PR: empresa estratégica de relaciones públicas, creación de marca, redes sociales y marketing,
  • Kickstarter: plataforma para financiar proyectos creativos.

Una de las mejores cosas que hemos visto surgir de la horrible pandemia es el optimismo por el cambio, particularmente en lo que se refiere a los trabajadores. En este mercado laboral competitivo, las empresas libran batallas para encontrar empleados potenciales y se hacen esfuerzos hercúleos para mantenerlos felices.

Para seguir siendo competitivas, las empresas se han abierto a ofrecer formas innovadoras de mejorar la calidad de vida de sus trabajadores. La semana laboral de cuatro días es parte de un reinicio general del lugar de trabajo. También estamos viendo el empoderamiento de los empleados con el rápido crecimiento de modelos remotos, híbridos y flexibles (trabaje en cualquier lugar o en cualquier momento que desee), junto con horarios escalonados para ayudar con el cuidado de los niños y alentar las reubicaciones de ciudades de alto costo a ubicaciones de menor costo para el mismo salario y nómadas digitales que viajan por el mundo y operan desde playas, estaciones de esquí y lugares exóticos de todo el mundo.

La entrada ¿Punto de inflexión en el debate de la jornada laboral? Dos grandes empresas se suman al movimiento de la semana de cuatro días aparece primero en Forbes España.

This content was originally published here.