Durango

La revolución en La Laguna, El Siglo de Torreón

Debido a la iniciativa de un grupo de personas que encabezara el doctor José María Rodríguez, quien con anterioridad había organizado en nuestra gran ciudad el partido liberal, esto en el año de 1905. Se fundó el Club antirreleccionista, del mencionado club formaban parte integrante del mismo Adrián y Eugenio Aguirre Benavides, quienes posteriormente destacaron como grandes estrategas revolucionarios tanto en el área militar como en la administración pública, además formaban parte del partido el profesor Manuel Oviedo, Orestes Pereyra, Mariano López Ortiz, Alfonso Barreda Zambrano y Indalecio de la Peña entre otros.

A partir de la creación del club antirreleeccionista gran número de personas que simpatizaban con el movimiento democrático se adhirieron a tal organización política, de tal manera que el numero de simpatizantes de la causa maderista aumentó grandemente en nuestra gran ciudad de Torreón, a tal grado que don Francisco I. Madero, tomó la decisión de visitar el club antirreleccionista torreonense, realizando una gran reunión en la casa del doctor José María Rodríguez, la cual aun se encuentra en pie y está ubicada en la esquina que forman la calle Juan Antonio de la Fuente y la avenida Matamoros al poniente, lugar en el que se celebró una magna reunión con el líder de la democracia en México.

Después de constituirse en nuestra gran ciudad el “Club antirreleccionista” se realizaron reuniones con los grupos antirreleccionistas de Gómez Palacio y Lerdo del estado de Durango, y después de que el profesor don Manuel Oviedo recibiera el plan de San Luis y los diera a conocer a los grupos maderistas de la región, acordaron cumplir con el señalamiento del plan de iniciar el movimiento armado el domingo 20 de noviembre de 1910, previo a lo anterior las autoridades laguneras aprehendieron a gran número de simpatizantes del movimiento revolucionario, entre ellos a Adrian Aguirre Benavides acusado de un delito del fuero común quien afortunadamente obtuvo de inmediato su libertad.

El día establecido para el estallido de la revolución los maderistas laguneros encabezados por Jesús Agustín Castro, Orestes Pereyra, Benjamín Argumedo, Gregorio García, Epitacio Rea juntamente con ciudadanos laguneros sobre todo de Gómez Palacio, atacaron la presidencia y cárcel pública de tal ciudad, liberando a los presos y haciéndose se armas que ahí almacenaban, emprendiendo la retirada hacía lerdo, Durango, sufriendo la muerte de 6 revolucionarios, dando inicio así al gran movimiento de 1910.

This content was originally published here.

Ciudadano por México

Comentarios

Haz clic aquí para publicar un comentario